• El candidato a diputado por RN, Roberto Vega Campusano, apuesta a su origen ovallino y a su experiencia profesional y política para alcanzar un escaño en la Cámara.
El aspirante a un escaño en la Cámara de Diputados sostiene que cuenta con la experiencia profesional y legislativa suficiente como para representar los intereses de la provincia en el Parlamento.

“El principal impulso es que esta candidatura no es un proyecto político personal, sino que hemos visto todos, como los ovallinos cuando construimos desde Ovalle, con nuestra gente, la ciudad, la provincia y la región crecen”.Con este principio como leit motiv de su candidatura, se presenta Roberto Vega Campusano, una de las cartas que Renovación Nacional tiene para competir por un escaño en la Cámara de Diputados representando a la región en las próximas elecciones de noviembre.Así, frente a las opciones de Carlos Cruz-Coke y Francisco Eguiguren, quienes son las otras cartas que maneja RN, Vega rescata su origen ovallino como uno de los puntos fuertes de su postulación, pero además, enfatizando que dicha “localía” está sustentada además, en una experiencia profesional y política íntimamente ligada a las necesidades y desafíos de la provincia, apuntando en ese sentido, a declaraciones realizadas por su par, Carlos Cruz-Coke, donde cuestionaba dicho aspecto al candidato limarino.“En una entrevista, él (Cruz-Coke) decía que no vendrá al Congreso a aprender. Bueno, yo tampoco iré a aprender, porque conozco a mi gente, y conozco el funcionamiento del Parlamento” sostuvo.En ese sentido, agrega que ha resultado electo en dos oportunidades como vicepresidente regional del partido, pero además “he trabajado como asesor de varios parlamentarios en proyectos de ley, entre ellos con el senador Baldo Prokurica, y también he defendido en el Senado, en más de una oportunidad, los intereses de la región y de los regantes del Limarí, en mi calidad de vicepresidente de la Junta de Vigilancia del Río Limarí, y he sido invitado en calidad de experto en materia de recursos hídricos” sostuvo.Sobre la definición que debiera tomar su partido respecto a sus candidaturas al Congreso, Vega afirma tajante que “aquí las personas ya estamos definidas como candidatos y vamos a ir a la papeleta en noviembre” insistiendo en que “la aspiración de tener un representante ovallino en el Congreso no es un capricho mío, es una necesidad de esta región”.“¿Por qué nos tienen que mandar siempre gente de Santiago, si nosotros tenemos una identidad propia como Valle del Limarí? Acá el Estado tiene que estar comprometido con todos los ovallinos y la gente del Limarí, y mi compromiso es que siempre que se necesite, el Estado va a estar allí” asegura.

HOSPITAL DE OVALLE Y RIEGO

Relativo a los proyectos o ejes programáticos que Roberto Vega pretende impulsar en caso de ser electo como parlamentario, destacan medidas de carácter nacional y provincial, donde salud y agricultura son la columna vertebral de sus propuestas para abordar las necesidades de la provincia.A nivel macro, Vega propone elevar sanciones penales contra aquellos que agredan a choferes del transporte público, “por el riesgo a los que ellos están expuestos” afirma. Además, llamó a incorporar la vacuna contra el rotavirus en el Programa Nacional de Vacunación, debido a su alto costo y en beneficio de los niños.En relación a la provincia, Roberto Vega sostiene que se debe apostar por transformar el antiguo hospital de Ovalle – una vez que se inaugure el nuevo recinto – en un “hospital oncológico de investigación, a través de una alianza público-privada con la Universidad Católica del Norte que tiene la carrera de Medicina, y poder generar así, un polo de desarrollo en áreas que, en este minuto en Ovalle y en la región, son inexistentes”En ese sentido, el candidato afirma que “nuestras aspiraciones se van a comprometer con quien sea el próximo presidente de Chile, y por eso, queremos conversar y plantear este proyecto con el ex presidente Piñera”.Otro eje de su candidatura afirma, está en cubrir la falta de infraestructura hídrica a nivel regional y en Chile, pues a su juicio, el avance en ese sentido, ha sido demasiado lento.“La gente de Combarbalá va a seguir abasteciéndose de camiones aljibes, y es que no generamos aún una política fuerte en torno a los APR y otros servicios de abastecimiento de agua rural” afirma.Por lo mismo, asegura que “aquí no se trata de vender juegos artificiales, sino que tenemos que tener propuestas concretas” señala, reiterando que “mi compromiso con la gente del Limarí es que cada vez que ellos necesitan el Estado, va a estar ahí para el servicio de ellos” concluye. 

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

X