Crédito fotografía: 
Archivo
Desde la casa consistorial aclaran que lo que hace la Contraloría es “responsabilizar al alcalde Rentería por no adoptar actos o medidas administrativas, y no por provocar déficits financieros en el Departamento de Educación”

Respondiendo a la notificación de responsabilidades que le hiciera la Contraloría al alcalde Claudio Rentería sobre las inconsistencias detectadas en la administración municipal, sobre todo en el área educativa, desde la organización consistorial aclararon que el déficit presupuestario fue heredado de la gestión comunal anterior.

A través de un comunicado explicaron que “un complejo panorama financiero y administrativo es lo que encontró Claudio Rentería al recibir el municipio de Ovalle en diciembre del 2012, fecha en la que asumió como alcalde en su primer periodo, y donde una de las áreas más complejas era el Departamento de Educación Municipal (DEM)”.

Indican que fue por ellos que se avocó a determinar el estado financiero real del DEM con el fin de adoptar todas las medidas tendientes a regularizar las deudas con proveedores, previsionales y crediticias las que en ese entonces afectaban directamente a los profesores, funcionarios y asistentes de la educación, quienes incluso enfrentaron embargos producto de que los descuentos que se hacían en sus remuneraciones no eran canceladas a las instituciones donde se les habían otorgado los créditos.

Explican que el sistema de administración del Departamento de Educación se encontraba desfinanciado, al recibir recursos del Estado menores a los que esta área tenía comprometidos para su funcionamiento.

En la actualidad

Desde la municipalidad aclaran que el 2013 y 2014 se transformaron en años de normalización, “del cual hoy se tienen resultados positivos, donde los números indican que el Departamento de Educación se encuentra absolutamente financiado, es decir, los ingresos que recibe el municipio son mayores a los gastos del sistema, lo que evidencia la buena gestión financiera y administrativa que ha desarrollado Claudio Rentería al mando del municipio de Ovalle”.

“La resolución de la Contraloría no se ajusta a la realidad de lo acontecido en el Departamento de Educación Municipal, desde el año 2008 hasta el 2012, que corresponde a la antigua administración, y ello en contraposición con la tarea que he liderado desde el 06 de diciembre de 2012 a la fecha. Junto al Concejo Municipal anterior y el actual, con quienes hemos trabajado en revertir la crisis financiera con la que recibí el DEM, lo que se traduce en que hoy no solo cumplimos con nuestras obligaciones oportunamente, si no que además estamos abordado importantes proyectos en beneficio de todos los estudiantes de la comuna, a fin de que la educación municipal siga mejorando sus indicadores y resultados académicos”, sostuvo el alcalde.

En cuanto al informe de Contraloría, el alcalde manifiesta que ejercerá todas las acciones que sean necesarias para aclarar las observaciones del ente contralor en las instancias que corresponden, “para lo cual se cuenta con nueva información y antecedentes que permiten desvirtuar absolutamente el cargo que se me imputa”, agrega.

El alcalde reiteró sentirse tranquilo y respaldado por su gestión, haciendo un llamado a la comunidad “a seguir trabajando juntos en una administración que ha marcado una notable diferencia y ha sido exitosa en todas sus áreas, aspectos reconocidos ampliamente por la comunidad ovallina, la que a diario me entrega su respaldo, en especial durante estos días en los que he sido injustamente cuestionado por diversos medios y redes sociales”.

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

X