Crédito fotografía: 
Roberto Rivas Suárez
En una reunión entre los alcaldes de comunas rurales y el Ministro de Vivienda, se enumeraron los principales problemas que han impedido la construcción de grandes y medianos proyectos habitacionales en la región. Ministro valoró la convocatoria para tener un escenario claro del problema habitacional en la zona

En el marco de una visita de dos días a la región de Coquimbo, el Ministro de Vivienda, Carlos Montes, encabezó una reunión técnica de la Mesa de Vivienda de Municipios Rurales de la región, en la que participaron 13 de los 15 alcaldes de la zona, junto a sus equipos y oficinas de vivienda municipales.

En la cita cada uno de los ediles expuso los problemas y “nudos críticos” que han impedido avanzar en materia de financiamiento y construcción de proyectos habitacionales, exigiendo la necesidad de solventarlos a la brevedad posible para poder desarrollar las diferentes propuestas.

Falta de agua

Algunos de los puntos comunes señalaban a la sequía como una traba para conseguir los subsidios en materia de construcción habitacional. “Se hace extremadamente difícil poder optar al subsidio rural desde nuestro secano” apuntó en su intervención el alcalde de Punitaqui, Carlos Araya.

Por su parte el alcalde de Ovalle, Claudio Rentería, señaló que si se hace un trabajo mancomunado entre los diferentes intervinientes, en la capital limarina podría aprobarse la construcción de al menos cuatro mil 500 casas en los próximos años. Coincidió con otros ediles sobre el problema de la vialidad como un fcator que limita la construcción de casas en la ruralidad.

Por su parte, el presidente de la asociación que agrupa a los municipios rurales, y alcalde de Andacollo, Gerald Cerda, señaló entre otros puntos que en su localidad, como en otras de la región, la contaminación de algunas empresas mineras sería una limitante a la hora de iniciar un proyecto habitacional, y que son factores que se deben revisar para poder aprobar una propuesta.

“Estos son temas que se han sostenido con los entes fiscalizadores. Así que por la posibilidad de justamente construir más viviendas, estaríamos hablando de lo que implica vivir en una casa (cercana a una empresa contaminante) que contrastaría al largo plazo con la salud de los vecinos y de los ciudadanos de Andacollo”, indicó el edil.

En la actividad también estuvieron presentes el Seremi de Vivienda de la región de Coquimbo, José Manuel Peralta, la directora Serviu (s), Verónica Ibacache y el Delegado Presidencial Provincial de Limarí, Galo Luna Penna.

Agudeza

Finalmente, tras escuchar y anotar los detalles de cada comuna en materia de déficit habitacional, el jefe de la cartera explicó algunos detalles del Plan de Emergencia Habitacional, que tendría como objetivo recuperar el rol del Estado en la planificación y gestión habitacional “para avanzar en el derecho a la vivienda digna y adecuada”.

Reiteró que si bien en el país busca construir 260 mil soluciones habitacionales durante la gestión de cuatro años, en la región se proyectan 12.490 soluciones, y que para cumplir con esta meta se deben dar respuesta a través de diversos instrumentos y herramientas, modificando por ejemplo el subsidio de habitabilidad rural.

“Fue una muy buena reunión, la encontré muy profunda. Cada uno de los alcaldes profundizó en sus propias realidades sobre el tema rural, pero también sobre el tema urbano, y más ligado a la vida en las ciudades y a sus respectivas localidades”, señaló Montes a El Ovallino.

Afirmó que “quedé muy impresionado por la agudeza de los análisis, y las propuestas que están implícitas en esos análisis, y entiendo ahora que parte de eso lo ha ido planteando el seremi en los debates que hemos tenido, entre el nivel nacional y el nivel regional. Yo creo que ha sido una muy buena jornada. He aprendido mucho, quedé bastante lleno de distintos tipos de temas y tratando de digerirlos, procesarlos y de ver cómo enfrentarlos”.

 

 

Con los vecinos

Previo a la cita con los alcaldes de la región, el Ministro Montes se reunió con los dirigentes del Comité de Vivienda El Trébol, con quienes analizó el proceso de revisión técnica del proyecto para el proceso de postulación del llamado DS49, que establece los mecanismos para la construcción en nuevos terrenos.

En la cita se remarcó la importancia de cumplir con un último requisito técnico que los comités provivienda ya tendrían prácticamente solucionado.

Al respecto, la presidenta del Comité de Vivienda Hernán Donoso (uno de los siete que componen el Proyecto El Trébol) Yorka Rodríguez, manifestó su optimismo tras la reunión con el ministro.

“Creemos que salió todo bien, esperamos que ya el 25 de agosto nosotros podamos postular y si Dios quiere que ya en octubre tengamos nuestro subsidio asignado para que, como dijo el ministro, este año se comience la construcción de las 477 casas del proyecto”.

Apuntó la dirigente social que se encuentran afinando un último detalle, que es un compromiso que se debe firmar pronto con la directora de Serviu.

 

 

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Máster Gratuito en Marketing Digital