• El Presidente Sebastián Piñera llegó hasta la comuna de Combarbalá para presentar de manera oficial el Plan de Embalses, iniciativa que busca impulsar la construcción de 26 tranques a nivel nacional para los próximos años. Las obras del embalse Valle Hermoso fueron el telón de fondo para dar a conocer el plan.
  • En el lugar, las autoridades recorrieron las diversas instalaciones que tendrá el embalse Valle Hermoso, próximo a ponerse en marcha.
Crédito fotografía: 
CEDIDAS
El anuncio se hizo en las obras del embalse Valle Hermoso de dicha comuna, el cual se espera que comience a operar este año, garantizando el riego de 1.500 hectáreas. Para el futuro en tanto, dicho programa contempla para el Limarí, la construcción de los embalses La Tranca, Murallas Viejas y Rapel.

Considerando la situación de escasez hídrica que vive buena parte del país como un verdadero cuello de botella para el desarrollo de la agricultura, es que durante la tarde de este jueves, el Presidente Sebastián Piñera llegó hasta la comuna de Combarbalá para lanzar el denominado Plan nacional de Embalses.

Utilizando como telón de fondo las obras del embalse Valle Hermoso, el cual, implicó una inversión de 81 millones de dólares y que cuenta con una capacidad de almacenamiento de 20 millones de metros cúbicos de agua, garantizando así el riego de 1.500 hectáreas y beneficiando directamente a 1.160 agricultores, el primer mandatario detalló los principales aspectos del plan.

Acompañado de los ministros de Obras Públicas, Alfredo Moreno; Agricultura, Antonio Walker; y Economía, Juan Andrés Fontaine, además de la intendenta de la Región de Coquimbo, Lucía Pinto, el Presidente Piñera explicó que el programa contempla la construcción de 26 nuevos embalses, lo que totaliza una inversión de 6.084 millones de dólares, 823 millones de los cuales esperan ejecutarse durante lo que queda de su mandato.

Dicho plan, explicó el presidente, se impulsa para aprovechar de mejor manera el recurso hídrico que, según sus palabras, no es aprovechado como debiera ser.

“Hay dos formas de ver este asunto” aseguró. “Una forma de ver este tema, es que tenemos problemas de escasez de agua en nuestra país. La otra forma de mirarlo, es que no hemos sabido ocupar el agua que tenemos, porque el 83% del agua dulce que corre por nuestros ríos se pierde en el mar. Y si pudiéramos aprovechar esa agua que hoy estamos perdiendo, que son cerca de 8.000 mil millones de metros cúbicos al año, podríamos regar un millón de hectáreas más” aseguró Piñera.

En ese sentido, el mandatario agregó que “hoy día tenemos 1.2 millones de hectáreas regadas, y con un millón adicional, más lo que podemos ganar por eficiencia en el riego, podríamos duplicar la superficie agrícola de nuestro país”.

AGRICULTURA DE EXPORTACIÓN

Lo cierto es que además de garantizar el abastecimiento hídrico para riego y consumo humano, el plan de embalses contempla otros objetivos, tales como utilizar los acuíferos naturales para inyectar agua en periodos de abundancia, proteger a las personas y a la infraestructura mediante un Plan Nacional de Protección contra aluviones, crecidas y gestión de aguas lluvias y, por último, desarrollar nuevas fuentes de abastecimiento.

Asimismo, y tal como lo expresaba anteriormente el mandatario, se busca pasar de los actuales 1.2 millones a 2.4 millones las hectáreas regadas en nuestro país, con el fin de convertir a Chile en una potencia agroalimentaria. “De hecho las exportaciones agrícolas crecieron el año pasado un 15%, y representan ya 18.000 mil millones de dólares” argumentó.

En ese sentido, agregó que tal desafío “va a implicar en muchas partes una reconversión agrícola y va a requerir en todas partes un uso y administración mucho más inteligente del agua que tenemos. Por eso, este plan de embalses es de gran importancia para dar un gran salto hacia una agricultura de exportación, moderna, que le garantice a la gente del campo una calidad de vida equivalente a la que tendrían en cualquier otro lugar del país”.

Por su parte, el ministro de Agricultura, Antonio Walker, se mostró satisfecho con la presentación del plan, pues “nos va a permitir regar gran parte de los campos que tenemos en Chile. El agua es el principal cuello de botella para que la agricultura siga creciendo a las tasas que lo está haciendo” aseguró.

TRES EMBALSES MÁS PARA EL LIMARÍ

En lo que respecta los embalses proyectados por este plan para su ejecución o estudio, destacan, además de la puesta en marcha de Valle Hermoso en Combarbalá, la futura construcción de tres tranques más: La Tranca y Murallas Viejas, ambas en esta última comuna, y Rapel.

Según la información oficial, de estos tres espejos de agua proyectados, el que presenta mayor avance es el de Murallas Viejas, que cuenta con su diseño básico terminado. Este embalse, que contempla una inversión de 196 millones de dólares, se construirá sobre el río Combarbalá y proyecta una capacidad de acumulación de 50 millones de metros cúbicos de agua, ocupando una superficie de 3.250 hectáreas.

Respecto al proyecto del embalse La Tranca, que se proyecta sobre el río Cogotí, éste se encuentra con su proceso de prefactibilidad terminada. Contempla una inversión de 154 millones de dólares y podrá acumular hasta 46 millones de metros cúbicos.

En relación el futuro embalse Rapel, éste se construirá sobre el río Limarí, y actualmente se encuentra con su proceso de Factibilidad terminada. Contempla una inversión de 145 millones de dólares, y podrá acumular hasta 14 millones de metros cúbicos. 

Para Sadi Guzmán, presidente de la Junta de Vigilancia del río Pama, la puesta en marcha del embalse Valle Hermoso, representa “un paso importante”, pero la comuna de Combarbalá recordó “tiene otros dos valles que también necesitan un embalse. Esperamos que en un futuro cercano también ellos puedan inaugurar la construcción de sus respectivos embalses”.

Por lo mismo, agregó que “este tipo de obras son muy necesarias, sobre todo de Santiago al norte, porque la eficiencia en el uso del agua no depende solo de la buena voluntad de los dirigentes y de los agricultores, sino que también se requiere infraestructura para poder llevarla a cabo.

En ese sentido, la intendenta Lucía Pinto destacó que "sabemos que la escasez hídrica es un fenómeno que llegó para quedarse y con esta excelente noticia que nos da el Presidente Piñera, pensamos no sólo en responder a una demanda de agua de acá a 4 años, sino que planteamos una visión de región que responderá a las necesidades agrícolas en las próximas décadas”.

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

X