Crédito fotografía: 
Roberto Rivas Suárez
En un acto significativo fue resaltada la labor de casi 30 dirigentes campesinos y rurales de la comuna, en el marco de la celebración de los 55 años de la firma de la Reforma Agraria. Criticaron que falta visibilización a sus gestiones y esfuerzos.

La mañana de este lunes la Asociación Gremial de Comunidades Agrícolas del Limarí, una de las más grandes y antiguas del país, celebró el Día del Campesino, efeméride que recuerda la publicación de las leyes de Reforma Agraria y de Sindicalización Campesina, llevadas a cabo el 28 de julio de 1967.

En la convocatoria, realizada en la Casa del Comunero de Ovalle, la presidenta de la organización gremial, Mirtha Gallardo, refirió los esfuerzos hechos por los dirigentes históricos por consolidar las Comunidades Agrícolas como mecanismo de organización territorial y funcional.

“En la conmemoración de los 55 años de la reforma agraria, como organización quisimos hacer este reencuentro y poder compartir tras los momentos difíciles de la pandemia, porque hace tiempo que no nos reuníamos, y nos organizamos no solamente para reencontrarnos, sino también para reconocer la trayectoria de casi 30 personas, al interior de las comunidades agrícolas que contribuyen cada día para aportar esta mejor calidad de vida para las personas que habitamos en la ruralidad”.

Consultada por El Ovallino sobre los principales desafíos que atraviesan los campesinos y las comunidades agrícolas de la provincia y la región, Gallardo no dudó en responder que falta “visibilización por parte de la autoridad de turno: nacional, regional, provincial, comunal; todas. Porque recientemente vino el presidente de la República a la región de Coquimbo y las Comunidades Agrícolas no fuimos invitadas. Fue al Parque Fray Jorge, pasó por cuatro Comunidades Agrícolas y ni siquiera las mencionó. De muchas autoridades todavía estamos esperando un trabajo de visibilidad de poder decir que queremos seguir viviendo en las comunidades agrícolas, pero con calidad de vida”, sentenció la dirigente.

Por su parte la presidenta de la Asociación de Crianceros de la Comuna de Ovalle, Janette Andrade, apuntó que desde su punto de vista el principal desafío de las comunidades agrícolas es “permanecer unidos en el tiempo, y siempre tratando de mejorar para que nuestras comunidades agrícolas perduren y puedan cumplir sus funciones para sus integrantes. A pesar de las lluvias, el tema de la sequía no se termina, nosotros seguimos comprando el alimento para sostener a nuestro ganado, pero sí con un ánimo diferente, inesperado, porque llovió y se está poniendo todo verdecito, así que vamos a tener una hermosa primavera, así que los crianceros y campesinos del sector rural estamos muy felices en estos momentos por esa bendición, porque llovió mucho”.

Apoyo nacional

Presente en la actividad, el presidente de la Corporación Alianza para la Innovación y Desarrollo Rural, Calider, Patricio Molina, explicó que el principal desafío general, que además es permanente, es mejorar la calidad de vida de las familias en el campo.

“Eso es un desafío constante, se discute en todas las mesas posibles donde nosotros podamos plantear las necesidades de todos los campesinos en el país, en materias legales, productivas, de comercialización o de seguridad alimentaria. Ese es nuestro objetivo permanente”.

 

 

 

La corporación agrupa a diferentes organizaciones a nivel nacional que trabajan por reivindicar la labor agraria rural, entre ellas a las Comunidades Agrícolas y a los Sindicatos Campesinos.

 

Homenaje

Durante la jornada se rindió homenaje y se entregó una medalla y un presente a dirigentes de diferentes comunidades agrícolas de la provincia y de la región, quienes a lo largo de su vida han trabajado para el fortalecimiento de la vida campesina.

En cuanto a las mujeres líderes, se valoró la trayectoria de Elizabeth Araya, de la Comunidad Agrícola de Potrerillos Altos; Rosa Rivera, de Alcones; Cecilia Cortés, representante en el Consejo de la Sociedad Civil; Ana Cáceres, de Colliguay; Janette Andrade, presidenta de la Asociación de Crianceros de Ovalle; Teresa Pizarro, de Pichasca; Jenny Carrasco, guardadora de semillas; Haydé Alvarado, de la agrupación Enseñando Aprendiendo; y Corina Ramírez, de Monte Patria.

Mientras que en los caballeros se reconoció el legado de Leonardo Guerrero, de la comunidad agrícola Las Mirillas; Oriel Cisterna, de la Comunidad Agrícola Los Maitenes de Samo Alto, de Río Hurtado; Elecer Maluenda, Luis Plaza Castillo de la Comunidad Agrícola Movilo, Francisco Pérez, de la comunidad Agrícola de Barraza; Luis Plaza Cortés; Alejandro Gallardo, dirigente pirquinero; Luis Gallardo, encargado técnico; y Emiliano Gallardo, padre de doña Mirtha y emblemático dirigente que tiene más de 95 años de edad.

Hubo reconocimiento además para el alcalde de Ovalle, Claudio Rentería, y para la gobernadora regional, Krist Naranjo, quien no asistió por problema de agenda, por sus apoyos a la causa campesina.

La jornada cerró con un brindis y un compartir entre los presentes.

 

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Máster Gratuito en Marketing Digital