• Se espera que durante la próxima semana se dé a conocer si el Tribunal Electoral Regional acoge o no la demanda interpuesta por los concejales en contra del alcalde Claudio Rentería.
Crédito fotografía: 
EL OVALLINO
Las autoridades del concejo municipal aseguraron que esta acción responde sólo a su obligación de fiscalizar a la administración municipal, atribución que está establecida en la ley. En tanto, desde el oficialismo defendieron la inocencia del edil ovallino, afirmando que con esto sólo se busca “dañar” su imagen.

La presentación ante el Tribunal Electoral Regional de la solicitud para destituir al alcalde Claudio Rentería por parte de cuatro concejales de la comuna –Jonathan Acuña, Héctor Maluenda, Carlos Ramos y Armando Mundaca- por “notable abandono de deberes” y “faltas a la probidad” abrió un nuevo capítulo en esta polémica que se originó en enero pasado, tras la presentación del informe de Contraloría que denunciaba un déficit de casi 7 mil millones en el Departamento de Educación Municipal.

La presentación de la acusación, que se hizo durante la mañana de este jueves, incluye tres carpetas que contienen diversa información con la que se busca sustentar la solicitud de destitución contra el alcalde Rentería. En ella se incluyen siete cargos, entre los cuales, el déficit del Departamento de Educación Municipal es sólo uno de ellos. “Se han acumulado no solo el informe de contraloría, sino que al menos tres distintos, sobre distintas materias. Son por lo menos siete temas” señaló en la oportunidad, el abogado patrocinante de la acción legal Juan Pablo Corral.

Durante esta jornada, dos de los cuatro concejales que impulsan la acción –Jonathan Acuña y Carlos Ramos – conversaron con diario El Ovallino, señalando que esta demanda responde a la labor que a ellos, por ley, les corresponde ejercer, como es fiscalizar los actos administrativos del alcalde.

“La verdad es que nosotros como concejales, tenemos muy pocas atribuciones, y una de las pocas que tenemos es fiscalizar, y esa es la atribución que estamos ejerciendo. Nadie está diciendo que el alcalde, y no lo he dicho en ningún momento, se robó la plata, ni que compró propiedades. Sólo estamos diciendo que hay un déficit, que falta dinero, y queremos saber dónde está: en que se invirtió, si se mal invirtió, además de otros temas más que están dando vueltas y que es bueno que se aclaren” comentó al respecto, Carlos Ramos.

Por su parte, el concejal Jonathan Acuña sostuvo que en varios informes, la Contraloría ha señalado “los graves problemas administrativos que están ocurriendo al interior del municipio”. 

En ese sentido, Acuña aseguró que como concejales, no pueden permanecer inmóviles, de modo que “hemos decidido estudiar el contenido de los referidos informes, asesorarnos legalmente con el abogado Juan Pablo Corral, y luego de comprender los alcances de los referidos informes, llegamos a la convicción, de que nuestro alcalde ha incurrido en una grave falta a la probidad administrativa y en un notable abandono de deberes que amerita incluso su remoción”.

NO HAY MOTIVACIONES POLÍTICAS

Cabe señalar que tanto Acuña como Ramos descartaron que la demanda esté sustentada en móviles políticos, asegurando que “entre enero y marzo trabajamos arduamente en revisar toda la documentación de contraloría. Fueron 1.032 páginas que tuvimos que revisarlas con nuestro asesor jurídico, y ver paso a paso, todo los antecedentes que este organismo puso en este informe final y conforme a eso nosotros hemos resuelto presentarlo. Esto no fue al azar” afirmó Ramos.

“Aquí no hay, como se ha tratado de tergiversar por ahí, ambiciones políticas, ni nada, sino que hay temas legales y administrativos del cual él debe hacerse cargo” agregó.

Por su parte, Acuña insistió que la documentación de Contraloría demuestra que aquí “hay hechos gravísimos, reiterados en el tiempo, que le han causado un gran daño económico a nuestro municipio, y por los cuales el alcalde debe asumir su responsabilidad. Nosotros creemos que la sanción debe ser la destitución del alcalde”.

No obstante, desde Renovación Nacional, su presidente regional, Emilio Lazo, no tiene dudas en cuanto a que detrás de esta demanda si existen móviles políticos, en especial, de cara a alterar la carrera electoral con vista a las elecciones municipales del próximo año.

“Yo lamento que por razones politiqueras, este grupo de concejales haya hecho esto. Yo espero que en las próximas municipales compitan, y ahí vamos a ver si la ciudadanía ovallina los reconoce por esta actitud que no tiene otro objetivo que distraer, perturbar y dañar la imagen de un hombre impecable con el servicio público como es Claudio Rentería” afirmó Lazo.

Y sobre el informe de Contraloría que originó la acción legal en contra del edil, el presidente regional de RN, explicó que hay que ser cautos, pues hoy dicha institución se encuentra bajo cuestionamiento por una eventual “disparidad de criterios” que ésta habría aplicado al momento de investigar a ciertos municipios.

“Existirían divergencias en los procedimientos administrativos para elaborar los informes de distintas municipalidades, en circunstancias que el organismo es uno solo. Y ahí ha dado algunas explicaciones el contralor general de la República. Pero repito: Claudio Rentería es un hombre honorable que ha hecho y quiere seguir haciendo cosas por la familia ovallina, de manera que no hay ninguna posibilidad de que exista una situación irregular” aseveró.

Por último, Emilio Lazo comprometió “el apoyo irrestricto” del partido al alcalde Claudio Rentería, pues “él es uno de los mejores alcaldes que tiene la región de Coquimbo, pues ordenó en términos financieros a la municipalidad de Ovalle y sus obras son evidentes”.

A LA ESPERA DE LA RESPUESTA DEL TRIUBUNAL

Cabe señalar que una vez presentado el libelo en el Tribunal Electoral Regional, corresponde a este organismo acogerlo o no, respuesta que podría darse a conocer este próxima semana. Sólo en caso de una respuesta positiva por parte del tribunal, se iniciaría el proceso legal en sí.

Cabe explicar además que, en caso de abrirse un proceso en contra del alcalde Claudio Rentería, ello no impide que el edil continúe ejerciendo con normalidad sus funciones al mando del municipio. Incluso, en caso de que un eventual proceso se alargue más de un año, -hasta las elecciones municipales de 2020 por ejemplo-, el edil aún podría presentarse a la relección de su cargo.

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

X