Crédito fotografía: 
Cedida
Distintas autoridades locales provinciales apuestan por aplazar los comicios del 10 y 11 de abril ante el actual escenario de contagios que vive Chile y cada una de las regiones. Mientras algunos esperan las definiciones de especialistas en epidemiología para definiciones, otros añaden que serán los candidatos independientes serían los perjudicados en un eventual retraso eleccionario.

Las elecciones próximas a celebrarse el 10 y 11 de abril corren con una real opción de ser postergadas. Y es real, porque desde el Gobierno plantearon la opción, mediante un proyecto de ley a una reforma constitucional, de aplazar los comicios.

Y es que la pandemia por Covid-19 está en su peak más preocupante desde sus inicios, con más de 7 mil casos nuevos diarios en promedio en los últimos seis días, mientras que en la región de Coquimbo los contagios no descienden de los 200 positivos diarios.

Una situación que podría retrasar el agitado y copado calendario electoral en el país, que mantiene a este 2021 con otras elecciones a celebrarse, pero que la pandemia no ha permitido efectuarlo con tranquilidad.

El riesgo es real. Sin embargo, la determinación final está en el Congreso Nacional, quien finalmente debe votar si se alza o no, tomando en cuenta el actual contexto pandémico.

En la provincia de Limarí el panorama sobre la posibilidad de postergación es relativamente concordante. Para el actual concejal por Río Hurtado y candidato a alcalde, Edgard Ánjel, considera que la salud de la población está primero.

“La salud de los riohurtadinos está primero. Hemos tenido una baja en casos, pero cuando hemos tenido algunos brotes, la población lo reciente porque nuestra población es baja. Lo que sí me preocupa son algunas medidas por parte de la autoridad que quizás provocó este rebrote a nivel nacional, y no tener las medidas en los momentos indicados, como el caso del permiso de vacaciones. Incluso si el tema no fuera centralista, en Río Hurtado se podría realizar, pero también como elegimos constituyentes y gobernadores, creo que no estamos en la condiciones para hacerlo”, comentó Ánjel.

La realidad epidemiológica es compleja en cada uno de los rincones de la provincia. Así lo estima el concejal René Chepillo (Monte Patria), quien señala que una decisión de postergación debiese ser tomada por las autoridades sanitarias, acotando la decisión que ellos tomen.

“Para la ciudadanía, lo mejor es esperar lo que digan los especialistas, tomando en cuenta las cifras de contagios a nivel país. Hay que salvaguardar a la comunidad. Tenemos dos personas graves a causa del virus, esto no es chacota y una profesora falleció recientemente. Por eso, debemos esperar el diagnóstico sanitario”, comentó.

A pesar de esto, para Chepillo una eventual postergación no afectaría en su campaña, ya que asume que ha tenido un trabajo en terreno avalado por la ciudadanía montepatrina.

Al igual que Ánjel, desde Punitaqui consideran que la opción más segura es aplazar el proceso eleccionario en un mes. Así lo estima el concejal Manuel Rodríguez, quien menciona que gran parte de los votantes son adultos mayores en su comuna.

“Tenemos muchos adultos mayores en nuestra comuna, debemos protegerlos y nos debemos a ellos. Si la gente no está bien, no irá a votar, eso lo sabemos todos. Lo ideal es postergarlos, proteger a nuestra gente, mientras que durante esta campaña no me he puesto a gastar plata como ‘loco de la cabeza’. La gente ya nos conoce y hoy por hoy la gente no vota por partidos políticos, sino por la persona. Las personas nos conocen y conocen el trabajo realizado, sin depender de partidos políticos, lo que una postergación no me afectaría”, comentó Rodríguez.

MÁS CERTEZAS

Por su parte, el concejal por Ovalle Jonathan Acuña considera que se necesitan más certezas para poder avalar una determinación de aplazamiento de las próximas elecciones, avaladas con datos duros y científicos por parte de especialistas en epidemiología.

“Debemos tener certeza para saber si es que se suspenden las elecciones van a disminuir los contagios. Estamos entrando a los meses más fríos del año y es en este período donde hay más posibilidades de contagio (…) He tratado de analizar todos los escenarios posibles; el año pasado hubo una situación similar, pero se realizó el Plebiscito, hoy guardando todos los resguardos necesarios creo que se podría realizar. Vemos cómo están abiertos los malls, aeropuertos donde existe mayor posibilidad de contagio, pero si hay un sustento científico, no tengo problemas con correr las elecciones”, estimó.

¿INDEPENDIENTES MÁS PERJUDICADOS?

Un aplazamiento de un mes podría ser beneficioso para aquellos candidatos nuevos, ya que tendrían más tiempo en darse a conocer, siempre y cuando se extienda el período de campaña por parte del Servel.

Mientras que para otros candidatos, una postergación podría jugarles una mala pasada, al tener que contar con más recursos económicos para solventar los gastos de campaña. Más tiempo significaría más recursos.

“Estamos preparados para cuando así lo estime la autoridad, pero sí nos complica, porque en mi caso soy candidato independiente a la alcaldía de Río Hurtado y los principales perjudicados ante un cambio electoral seremos los independientes. Hemos recibido, en mi caso, aportes de familiares y amigos en menor medida, pero el resto se hace con voluntariado de amigos y familiares. Nos complica, porque tenemos una planificación de gastos, en combustible, pero sí esto es por la salud de los vecinos, lo haremos”, agrega Ánjel.

Está en manos del Congreso la posibilidad de aplazar o no las elecciones del 10 y 11 de abril, donde hoy por hoy siguen en aumento los contagios por Covid-19.

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Máster Gratuito en Marketing Digital