Crédito fotografía: 
Christian Armaza
Con inusual presencia de público, se leyó el encabezado del informe y se entregó a cada concejal el sumario realizado por Contraloría para su revisión y análisis

Luego de analizados algunos puntos de rigor, y otros rutinarios, leídas algunas comunicaciones y aprobados algunos fondos para proyectos vecinales y deportivos, el Concejo Municipal de Ovalle tomó lectura oficial en el apartado de “correspondencias”, de la notificación de Contraloría Regional sobre el sumario con relación al déficit presupuestario en el área educativa municipal.

Textualmente la secretaria del Concejo leyó “por resolución exenta N° 81 del 2016 de esta Contraloría Regional, toda vez que quedó establecida la responsabilidad del alcalde del referido municipio, Sr. Claudio Rentería Larrondo, en los hechos objeto del indicado procedimiento disciplinario y la resolución exenta N° 265-2016 que contiene la propuesta efectuada por el Contralor Regional para que sea puesto en conocimiento del Concejo Municipal, para los efectos del artículo 51 en relación con el artículo 60 Letra C de la Ley N°18695 Orgánica Constitucional de Municipalidades, como de la resolución exenta 4063 del 23 de noviembre del 2018, que resuelve recurso jerárquico interpuesto por Don Claudio Rentería, al respecto se le solicita remitir a la unidad de seguimiento de fiscalía de esta Contraloría, dentro del plazo de 20 días hábiles a contar desde la fecha de recepción del presente oficio, copia del acta del Concejo Municipal en el que se entregan los antecedentes a cada uno de los concejales del municipio y de lo resuelto por este cuerpo colegiado del acto administrativo precitado”

Inmediatamente el informe fue entregado “tal como lo recibimos”, en formado cd, contentivo de 1032 páginas, a cada concejal bajo firma de recepción.

Más adelante en los puntos varios, el concejal Carlos Ramos solicitó una auditoría externa sobre el funcionamiento administrativo de la municipalidad entre los años 2015 al 2018, pidiendo al resto de los concejales votación en el acuerdo. Pero el Propio Rentería fue un poco más allá y propuso también que la auditoría contemplara del año 2008 al 2016, a lo que el concejal Patricio Reyes, propuso entonces englobar las fechas en una sola auditoría de los últimos diez años de función municipal: del 2008 al 2018, lo que fue votado positivamente por todos los concejales.

“Para ordenar la auditoría hay que revisar un tema técnico y el costo presupuestario que hay que tomar en cuenta. La redefinición del presupuesto lo vamos a presentar rápidamente”, indicó el alcalde al tener a aprobación del pleno del Concejo.

 




Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...









X