Crédito fotografía: 
.
La empresa de correo postal y encomiendas cerró la única sucursal en la comuna y hasta el momento se desconoce cuándo reabrirá, mientras que los propios vecinos lidian con los tacos y demoras en el acceso a Ovalle.

La pandemia por Coronavirus ha dejado consecuencias de toda índole para los habitantes de la región. Pérdida de vidas, la propia enfermedad por Covid-19, pérdida de diversas fuentes laborales, modificación en el estilo de vida, entre otros aspectos. Para los vecinos de la comuna de Combarbalá, comuna que a pesar de contar con un porcentaje importantes de contagios bordeando los 70 casos totales, también deben sufrir por los efectos de la emergencia sanitaria.

Sin embargo, otra de las preocupaciones propias de los vecinos de la comuna del secano corresponde a un cierre de la agencia local de Correos de Chile y los desplazamientos de sus habitantes a Ovalle, para abastecerse y/o realizar trámites que no pueden realizar en su respectivo territorio.

En el primer término, desde el municipio acusan que la empresa de correo postal y encomiendas cerró la única oficina en la comuna, restringiendo la oferta de este tipo de empresas en Combarbalá.

“Eso ha generado un tremendo daño, lisa y llanamente, a nuestra comuna. La empresa informó al municipio actuando ya sobre hechos consumados, es decir, nos comunicó oficialmente la medida al día siguiente que la oficina se había cerrado y eso genera un trastorno en la comunidad”, criticó el alcalde Pedro Castillo.

El jefe comunal pidió a la empresa que recapacite sobre la determinación, “que no olvide su rol de empresa pública, ellos deben prestar sus servicios a los lugares más apartados y que reconsidere y vuelva a abrir la atención en nuestra comuna que se hace tan urgente y tan necesaria, muestra una desconexión con las medidas que se toman en Santiago, tan lejos de nuestra zona, ocupando un criterio centralista, dejando de lado la razón social”, agregó Castillo.

Si bien el cierre de la sucursal se encumbra por los dos meses, genera que los vecinos solo tengan la opción de Chilexpress, empresa de correos y encomienda de valor más elevado. De acuerdo a las palabras del jefe comunal, la empresa comunicó al alcalde “medidas de reestructuración interna” como razón del cierre y que abrirían una sucursal a la brevedad, pero esto aún no se materializa.

Este medio trató de comunicarse con las oficinas centrales, pero sin efecto alguno.

MÁS TIEMPO PARA TRÁMITES ESENCIALES

Otra de las principales problemáticas de los habitantes de la comuna del secano es el desplazamiento que deben realizar a Ovalle. A partir de la aplicación de cuarentena total para la capital provincial, si un viaje habitual podría demorar una hora con 40 minutos en automóvil desde Combarbalá, ahora ese trayecto puede demorarse por casi tres horas, complicando los viajes para quienes realizan trámites exclusivamente en la capital provincial o quienes se abastecen.

“Si bien yo no me he debido desplazar a abastecerme en Ovalle de mercadería, porque me las he tratado de arreglar, evitando viajar, tengo amigos y vecinos que han tenido problemas para llegar a Ovalle. Es la ciudad cercana más grande, donde tenemos que ir para hacer todo. Está bien que hagan los respectivos controles, pero está demasiado lento todo. Es más, el 28 de septiembre tengo un control médico y tendré que viajar a las 07.00 horas para llegar a la hora médica de las 10.00 horas”, cuenta Alfredo Michea, propietario de la pizzería Crup-Chup, en pleno centro de Combarbalá.

Armarse de paciencia para los habitantes, ya que según el Jefe de la Defensa Nacional para la región de Coquimbo, el general Pablo Onetto, no se incorporará nuevo contingente en el corto plazo para aumentar la dotación que realice las distintas labores en cuarentena.

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

X