Crédito fotografía: 
Archivo
El nuevo aniversario de la comuna toma en mal momento a los pequeños productores de la zona, quienes para lograr sobrevivir deben buscar opciones aplicables en el corto y mediano plazo.

Un nuevo aniversario de Monte Patria toma en mala posición a dos de los tradicionales y emblemáticos rubros productivos de la comuna: Agricultores y Crianceros han debido adaptarse a las difíciles condiciones derivadas de la crisis hídrica y de políticas que llegan a destiempo.

Consultado sobre los grandes desafíos y opciones que tienen los pequeños agricultores de la zona, el presidente del sindicato Campesino de El Palqui, Fidel Salinas, explicó que la recuperación de aguas residenciales sería uno de los retos a superar en los próximos años.

“En otros países están reutilizando las aguas grises residenciales en proyectos que se llaman aguas depuradas. Esas aguas pueden devolverse al campo para alimentar los sistemas agrícolas, esos miles de litros que se pierden se pueden volver a utilizar para abastecer a los sectores más afectados”, aseguró el dirigente gremial.

Aseguró que es una propuesta que se ha planteado, pero que no se ha estudiado en su completa dimensión.

“A agricultores de otros países con quienes hemos tenido contacto les ha servido mucho ese tipo de programas de recuperación de aguas depuradas. Las están sacando y las están llevando a los cultivos y les está dando buenos resultados. Aquí las aguas residenciales no sabemos a dónde se van, si se van al río o se perderán, pero se pueden recuperar miles de litros”.

Otro de los desafíos a futuro es trabajar con menos escala y desarrollar más los conceptos de la hidroponía.

“En ese sentido lo que más necesitamos es capacitación, un programa masivo para ir mudándonos hacia esa opción. Para tener menos espacios pero más productivos, con menos agua pero podemos hacer más cosas. Ya no podemos seguir produciendo sobre la tierra con riego sin tecnificar. Estamos haciendo lo mismo aunque sabemos que nos va a ir mal, por eso hay que empezar a hacer grupos de agricultores hidropónicos y reutilizando las aguas”, consideró.

La lupa en el ganado

En tanto el presidente de la Asociación de Crianceros de la comuna, David Arancibia, señaló a El Ovallino, que el principal desafío de los productores del rubro es “poder sobrevivir, poder llegar a un eventual invierno que sea lluvioso”.

“Ya están todas las fichas jugadas, ya los crianceros tomaron el orden que pidió el gobierno. Esperamos que lleguen las lluvias porque todavía no hemos visto ninguna y eso para poder seguir sobreviviendo. Si al final se hace largo, porque los meses que faltan para la veranada terminan de matar las ilusiones de los crianceros que no tomaron los resguardos necesarios para poder enfrentar la sequía”, destacó el dirigente gremial.

Resaltó que en este contexto la tradicional veranada es la gran solución para muchos, porque sería la gran esperanza que tienen para poder llegar al próximo invierno.

Consultado acerca de las principales estrategias para sortear la crisis, Arancibia destacó que la todo parte de la voluntad política que puedan tener Chile y Argentina para resolver la entrada de los crianceros locales a suelo trasandino.

“La mayoría de los productores se han visto afectados, creo que se ha disminuido más del 75% de los rebaños. Ahora no tenemos la cantidad de ganado que antes acostumbrábamos a ver. Un productor que antes tenía 200 cabras ahora con suerte tiene 50, así de extremo es el cambio”, puntualizó.

 

 

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

X