• Registro de asistentes e integrantes de la Comunidad Agrícola de Punitaqui
  • La asamblea decidió suspender las elecciones y comenzar desde cero
  • Juan Carlos Codoceo
  • Ricardo Luis Abaos, presiente de la comisión electoral
  • Los asistentes firmando y avalando las decisiones
Crédito fotografía: 
Roberto Rivas Suárez
Unas fallidas elecciones de lo que sería la nueva junta directiva del organismo agrícola, dieron paso a la escogencia de una nueva comisión electoral para comenzar el proceso desde cero

Éste no sería un domingo tranquilo como los que suelen amanecer en Punitaqui. La elección de la junta directiva de la Comunidad Agrícola ya traía consigo nubes de tormentas sobre las cajas de votación y las mesas dispuestas para ello.

La tensión estaba en el ambiente desde días antes, cuando se anunció que algunos de los candidatos a integrar la nueva junta directiva, habrían sido excluidos de los nombres que verían los votantes por “errores involuntarios” de la comisión electoral, que aun así, llevaría a cabo las elecciones.

Muchos de los comuneros integrantes de la organización se sintieron “pasados a llevar” con la decisión de la junta electoral y la actual directiva, y anunciaron que no participarían en un proceso que “habría nacido viciado”, ya que la comisión de elecciones no nació en una asamblea general de socios, como sería lo indicado.

Ya en el recinto de la calle Riquelme la temperatura subía, entre quienes intentaban continuar el proceso, y quienes exigían resetear las alecciones y comenzar desde cero. Éstos últimos lograron imponer su propuesta en la mayoría de los presentes, quienes acusaron un proceso viciado y con pocas garantías democráticas.

Decisión de suspender

El Ministro de Fe del proceso, René Allende (notario público (s) de la Notaría Gonzalo Serrano del Solar), explicó a El Ovallino por qué el proceso no se llevó a cabo como se esperaba. “Fui requerido a fin de ver que se estaban cumpliendo con las normativas de la Comunidad Agrícola de Punitaqui, y la comisión electoral me informó que con respecto a las candidaturas de ciertas personas, ellos habían cometido algunos errores involuntarios que se daban básicamente con respecto a la residencia de estas personas y lógicamente esto generó la molestia de un grupo de personas que se sintieron frustradas por el hecho de que sus candidatos no iban (a participar) y ese fue el motivo por el cual la comisión electoral resolvió suspender la elección y lógicamente en los próximos días va a convocar ese nuevo proceso para elegir a la directiva”.

Con respecto al lapso que podría fijar la comisión electoral, indicó que su sugerencia que fue que la comisión pidiera en lo posible la asesoría de Bienes Nacionales a fin de llegar a buen término este proceso electoral, sobre todo sabiendo que los ánimos están un poco enardecidos y por lo tanto hay que llamar un poco a la prudencia.

Borrón y cuenta nueva

Aunque los ánimos y acusaciones iban y venían, se decidió que lo más sano sería iniciar una nueva elección, con mejores condiciones. Uno de los comuneros que decidió participar fue Darwin Mareno Araya.

“Yo era postulante a candidato pero como se cometieron una serie de irregularidades, la asamblea en unanimidad, decidió no ir a votación por esas situaciones, sino comenzar el proceso desde cero. Yo cumplía con todos los requisitos que pidió la comisión anterior, y estaba dentro de la lista, pero no me puedo prestar para algo que no es transparente ni va de acuerdo a la ley”, indicó Mareno.

Entre las anomalías que consideró, estaría el hecho de exigir enseñanza media a los candidatos, siendo que muchos tienen 60 o 70 años y no todos tienen estudios completos. Indicó que se exigieron antecedentes judiciales, los cuales no estaban en los requisitos que se pidieron inicialmente para postular.

Experiencia y apoyo

La asamblea en pleno decidió reiniciar el proceso, pero no había acuerdos. Era un hervidero de discusiones, propuestas, acusaciones, señalamientos, ideas al vuelo seguidas de aplausos o abucheos, según quien las propusiera, pero era una actividad que caminaba sin rumbo.

En un momento apareció en escena el consejero regional Juan Carlos Codoceo, quien a pesar de no ser parte de la organización punitaquina, llegó con una invitación que le hicieran como miembro del Core.

Con su vasta experiencia en temas gremiales, Codoceo fue aceptado por la asamblea como interlocutor y organizador. Logró entonces conseguir que se eligiera por consenso una comisión electoral integrada por Aldo Campos Cortés, Sandra Carimiro Rodríguez, Eduardo Antonio Castillo Pizarro, Andrés Aguilera Barraza, y Ricardo Luis Abaos, quien sería su presidente.

“Es muy importante que sepa la comisión electoral, que no pueden ser candidatos a la directiva de la Comunidad, eso lo establece la ley. Ellos son quienes se encargarán de que el proceso eleccionario sea claro y transparente, que todos ustedes en la mayoría, queden conformes con el acto eleccionario, que es un acto democrático apegado a la ley que nos rige, para que nadie se sienta ‘pasado a llevar’, que nadie se sienta transgredido ni insultado. La paz que se necesita en las elecciones les va a permitir avanzar en la comunidad en los distintos proyectos que ustedes puedan levantar”, indicó.

Al final se inscribieron 16 candidatos para formar parte de la directiva, y la nueva comisión electoral deberá  anunciar las fechas y condiciones para que la jornada eleccionaria resulte exitosa y no fracasaran como las de este domingo.

 

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

X