Crédito fotografía: 
Viviana Badilla
Pilar Pizarro lleva cerca de 10 años dedicándose al entrenamiento deportivo, siendo zumba su principal actividad. Cuenta cómo ha sido realizar sus rutinas de ejercicios con los recintos deportivos vacíos y con un público online debido a la pandemia del coronavirus.

Por Viviana Badilla Vargas.

Un abrupto cambio de vida ha sido la tónica de la pandemia mundial. Y es que muchas de las actividades que antes se realizan con cotidianidad, parecen ya muy lejanas para el ser humano.

Un claro ejemplo es la educación física, la cual se ha visto limitada de manera significativa, tanto en las calles como en los mismos centros deportivos de las diferentes ciudades y comunas de Chile.

Asimismo y debido al poco movimiento que tiene las personas al estar en cuarentena, es inevitable el futuro aumento de la obesidad en el país. Sin embargo, aún existen instructores de deporte que continúan dando sus clases.

Tal es el caso, de Pilar Pizarro Hidalgo, quien lleva desempeñándose por más de 10 años en programas de entrenamientos grupal. Actualmente es instructora de zumba del Polideportivo  Ángel Marentis Rallin de la comuna.

“Estamos realizando clases en forma online los jueves a las 10:00am, en el polideportivo, para que de esta manera todos los usuarios puedan seguir entrenando en sus casas y así obtener todo el beneficio que trae a las personas realizar actividad deportiva. En el caso de Vitox Gym, se están haciendo las clases los días miércoles vía Zoom . Cabe destacar, que es el único gimnasio de Ovalle que realiza sus clases online”, comentó.

Del mismo modo, las y los asistentes de sus clases participan de manera activa en las transiciones que ella y otros instructores realizan tanto para el polideportivo como en el gimnasio.

“Mis alumnas agradecen que podamos mantenerlas en movimiento a través de las redes sociales. Además, las medidas de seguridad al momento de transmitir la clase son las mismas para todas las personas, estamos con mascarillas al momento de llegar a las dependencias del polideportivos, guardamos la distancia de uno o dos metro entre instructores, el lavado de manos y sanitización del salón luego de terminada la grabación”, aseguró.

No obstante, las consecuencias del coronavirus ha dejado una gran pérdida económicas en todos los trabajos que se conocen actualmente, ya que la letal pandemia no discriminan ningún rubro.  

“Esto nos ha afectado en mi trabajo muchísimo por ser los gimnasios uno de los rubros más castigados por la autoridad sanitaria. Todos los recintos deportivos  deben permanecer cerrados hasta que den una orden de apertura. Por lo que económicamente vino a golpearnos muy fuerte...Instructores, profesores de Ed.Fisica y Personal Trainers dependemos de estos ingresos para vivir”, enfatizó Pilar.

En fin, a pesar de toda la complejidad que ha traído consigo el virus, no se pierde la esperanza de un futuro más esperanzador.

“Anhelo poder volver a lo que éramos, a la realidad que teníamos, a poner las actividades deportivas en prioridad para la salud física, emocional y social  de las personas. Creo que es de vital importancia volver pronto a una posible normalidad para combatir el stress, sobrepeso, obesidad, que sin duda han aumentado en las personas en tiempos de pandemia”, finalizó.

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

X