Crédito fotografía: 
Radio Informativa FM
Juan Amadiel Alvarado asumirá en la Parroquia El Niño Dios de Sotaquí, José Antonio López asumirá en la Parroquia San Francisco de Borja de Combarbalá, mientras Rafael Rojas hará lo propio en la Parroquia Nuestra Señora del Carmen de Río Hurtado.

 

Loreto Flores Ardiles/ Provincia de Limarí

 

Fue en el pasado mes de diciembre cuando las parroquias de Combarbalá, Sotaquí y Río Hurtado, recibieron la noticia sobre el cambio en sus servicios pastorales.

En el comunicado, se informaba que el Consejo de Presbiterio tenía como desafío estudiar la situación de la Arquidiócesis en su atención pastoral, especialmente de los oficios de los presbiterios y diáconos.

Es así que a raíz de este estudio y reflexión se comunicó a los sacerdotes involucrados asumir sus debidos cambios.

Los párrocos que tendrán que trasladarse este año a sus nuevos lugares, y donde podrán asumir un nuevo desafío en torno a la fe, serán el padre Juan Amadiel Alvarado Elgueta, el padre José Antonio López Pérez y el padre Rafael Luis Rojas Larenas.

 

CAMBIOS 2023

 

En esta línea, los cambios serán concretados a fines de esta semana, iniciando el viernes 27 de enero en la Parroquia Niño Dios de Sotaquí, lugar donde a las 19:00 horas asumirá el nuevo párroco Juan Alvarado.

Seguidamente, el sábado 28 de enero, a las 19:00 horas, asumirá como párroco el padre José Antonio López, quien llegará hasta la Parroquia San Francisco de Borja en la comuna de Combarbalá.

En tanto, el domingo 29 de enero, a las 12:00 horas, la Parroquia Nuestra Señora del Carmen en Río Hurtado, le abrirá los brazos al nuevo padre Rafael Rojas, quien ya tuvo su última misa en tierras combarbalinas.

Al respecto, el arzobispo de La Serena, René Rebolledo, concluyó en el comunicado.

“Manifiesto gran agradecimiento a los sacerdotes por  su disposición al cambio que se les ha solicitado, también por su entrega generosa en su actual parroquia. Pido al Señor, que los llamó al ministerio sacerdotal, los recompense abundantemente”.

En tanto, la parroquia de Combarbalá agradeció a través de sus redes sociales al padre Rafael, “como comunidad queremos dar las gracias a Dios por sus ocho años de servicio y pedirle que lo siga bendiciendo en su nueva misión en la parroquia de Hurtado”.

En paralelo, también expresaron, palabras para el nuevo párroco, “estamos todos invitados a acoger a nuestro nuevo pastor con el afecto propio de nuestra tierra combarbalina y que el Señor nos anime a todos a seguir como sus discípulos misioneros de Jesús”.

 

SEIS AÑOS DE SERVICIO A LA COMUNIDAD

 

Al respecto, Diario El Ovallino se comunicó con el padre José Antonio López, quien estuvo seis años cumpliendo labores en el Santuario Niño Dios de Sotaquí y a quien este viernes 27 de enero se le agradecerá su trabajo en la comunidad, específicamente en la parroquia de la localidad.

“Nosotros como párrocos, una vez cumplidos el periodo de seis años, según el Código de Derecho Canónico, nos hacen cambios de parroquias, en mi caso, al igual que el padre Juan Alvarado, quien me va a reemplazar en el santuario, ya que se nos cumplió el plazo correspondiente, por lo tanto, llegó la hora del cambio”, contó el padre José López.

En cuanto a su traslado a la comuna de Combarbalá, el padre López detalló los sentimientos que le generan este traslado y dejar atrás a la parroquia en Sotaquí.

“Fue una experiencia muy hermosa, compartir con los sotaquinos, ovallinos y con los peregrinos de otras partes, digamos de todo El Limarí, peregrinos del norte y del sur, ha sido una experiencia hermosa, he aprendido mucho a comprenderlos y a entenderlos en sus distintas necesidades espirituales, corporales y es una riqueza enorme haber estado en el santuario viviendo todo lo que eso significa”, finalizó el padre.

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...