Crédito fotografía: 
Cedida
Emocionaron a un país entero con su historia, no sólo por el esfuerzo de ella, también por el gesto de él de llevar a la práctica el verbo “Incluir”

Emocionaron a un país entero con su historia de inclusión, no sólo por el esfuerzo de ella, por no darse por vencida en momentos de adversidades, sino por el gesto de él de llevar a la práctica un verbo que está en boca de todos, pero que realmente toma significado con acciones como la suya

Guisel y Pablo son dos niños ovallinos que en medio de la Teletón 2018 se ganaron el corazón y la admiración de todo Chile con su Pie de Cueca, uno de los momentos más emotivos del primer día de la gala benéfica nacional.

Su historia de unión y arte nacional comenzó en el colegio Antonio Tirado Lanas, en la preparación para la celebración de las Fiestas Patrias cuando Guisel le dijo a su maestra que quería bailar cueca porque era lo más divertido de Chile, pero que le costaba encontrar una pareja. Allí entra en escena Pablo.

En la preparación él comentó que le daba un poquito de rabia que los niños no la pescaran para jugar, sólo porque era la única niña que iba en silla de ruedas. “Los niños pasaban a su lado como que no existía. En el colegio en el que estudié antes me hicieron harto bullyin y yo no quería que le pasara lo mismo a ella. El bullying se trata de decir cosas negativas y la inclusión se trata de todo lo contrario”.

Luego del pié de cueca transmitido a nivel nacional, fueron entrevistados por el mismo Don Francisco, Gisell no podía contener la emoción, sentimiento que se reflejó en nervios y llanto. El propio Don Francisco comenzó la conversación alabando el gesto del niño: “Pablo, tú diste una clase de inclusión”, a lo que el niño respondió: es que los niños de ahora no la estaban integrando y yo quiero cambiar eso. Yo la incluí, para que la gente entendiera a través de ese gesto lo que es la inclusión”

El experimentado animador le repitió una frase que el mismo niño había utilizado en el video promocional. “El que no puede, tiene que recibir la ayuda del que sí puede”, a lo que Pablo respondió. “Yo le pido a la gente que colabore, porque cuando veo a un niño con capacidad diferente, van a ver que a ese niñito lo ayudamos, pero por favor ayuden a la Teletón”.

Guisel Carvajal y Pablo Contreras escribieron una de esas historias que son capaces de conmover a un país entero.

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...
X