Crédito fotografía: 
Cedida
Actualmente el uso de juegos pirotécnicos y su comercialización está bajo regulación especial. Sin embargo apenas sea promulgada la ley aprobada por el Senado el pasado 28 de diciembre, su comercialización y uso informal cambiará de "falta a la norma" a delito simple, con sanciones que incluyen penas de presidio que podrían alcanzar los 3 años y un día, además de multas.

Equipo El Día

La celebración del Año Nuevo 2021 será distinta en muchos sentidos. Producto de la pandemia, no habrá fiestas masivas y la mayoría de las comunas de la región de Coquimbo, con excepción de Vicuña, suspendieron los tradicionales shows pirotécnicos.

Asimismo, los festejos se deberán realizar bajo estrictas restricciones dependiendo de la etapa del Plan Paso a Paso en la que se encuentre la ciudad.

Debido a la cancelación de los fuegos artificiales surgió la preocupación de que algunas personas quisieran manipular estos artefactos. Sin embargo, esta práctica, sin previa autorización, está prohibida y considera sanciones en dinero.

“Los fuegos artificiales están normados en la Ley de Control de Armas y Explosivos, la que manifiesta que su control va a ser de parte de las autoridades y la competencia de los fuegos artificiales es a través de los juzgados de policía local de cada comuna”, explicó el Capitán Julio Mardones, Comisario (s) de la Primera Comisaría de La Serena.

En este punto, indicó que quienes sean sorprendidos haciendo uso de éstos, serán denunciados a los juzgados de policía local, con multas que van desde las 10 a 50 UTM, de decir, desde $510.000 hasta $2.550.000.

“En caso de comercialización de estos artefactos o su fabricación, obviamente la pena es más alta, de 50 UTM y también es competencia de los juzgados de policía local”, agregó el oficial de Carabineros.

La norma establece, además, que será facultad del juez, en caso de reincidencias, la clausura hasta por 30 días del establecimiento, local o importador, que vulnere lo permitido.

Modificación de la norma 

Cabe precisar que el pasado 28 de diciembre el Senado aprobó el proyecto de ley que busca sancionar como delito simple el mal uso de fuegos artificiales, con el fin de erradicar su lanzamiento en funerales y cumpleaños ligados al narcotráfico, así como también en celebraciones de partidos de fútbol y protestas.

De esta manera, la iniciativa quedó lista para ser promulgada como ley, castigando penalmente su utilización, así como su fabricación, importación, comercialización, distribución y venta.

“Los que poseyeren o tuvieren fuegos artificiales, artículos pirotécnicos y otros artefactos de similar naturaleza, sus partes, dispositivos y piezas, sin la autorización de la Dirección General de Movilización Nacional (DGMN), serán sancionados con presidio menor en su grado mínimo (desde 61 días a 540 días) o multa de 5 a 20 unidades tributarias mensuales”, establece el nuevo texto.

Por otro lado, quienes fabriquen, transformen, importen, almacenen, ofrezcan, distribuyan o celebren convenciones respecto a estos elementos, arriesgan penas de presidio menor en su grado medio y multa de 10 a 20 unidades tributarias mensuales.

“En caso que en la comisión del delito se utilizaren establecimientos o locales, a sabiendas de su propietario o encargado, o no pudiendo éste menos que saberlo, podrá decretarse en la sentencia su clausura definitiva. Asimismo, durante el proceso judicial respectivo, podrá decretarse, como medida cautelar, la clausura temporal de dichos establecimientos o locales”, agrega el documento.

En tanto, quienes accionen, activen o disparen estos artefactos sin autorización, la sanción es de penas de presidio hasta los 3 años y un día, además de multas en dinero de 10 a 20 UTM.

Esperan su promulgación 

Una ley que parlamentarios de la región buscan que sea rápidamente promulgada, especialmente entendiendo que es una práctica usada por el narcotráfico para marcar presencia en los barrios, así como en sus funerales y diversos eventos.

“Sin duda, que existe preocupación en los vecinos de distintos sectores de la región y el país por el uso irresponsable de los fuegos artificiales y que no solo están presentes en los narcos funerales sino también en estas fiestas de fin de año, llegando incluso a provocar la quema de viviendas y donde las familias simplemente quedan en la calle. Por ello, es importante que el mal uso de estos elementos pirotécnicos sea calificado como un delito y se apliquen las penas y las multas correspondientes, en especial considerando el temor que se está generando en la población”, manifestó el diputado Juan Manuel Fuenzalida.

El desafío para el diputado Matías Walker es que “la ley se aplique, que efectivamente Carabineros esté instruido que existe esta nueva legislación. Que pueda, a través del Ministerio Público, enviar los antecedentes para que sean puestas estas personas a disposición de la justicia y recibir estas sanciones de presidio, multas económicas que espero puedan ser ejemplares y frente a eso tiene que haber tolerancia cero al uso manifiesto y ostentoso, que se hace muchas veces, de fuegos artificiales de manera no autorizada como lo vimos en la celebración de Navidad”.

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Máster Gratuito en Marketing Digital