• Los niños y niñas hacen diferentes actividades artísticas
  • En Ovalle funcionan dos centros, uno de ellos en Sotaquí
  • El programa beneficia a 558 niños de toda la región
Crédito fotografía: 
Estefanía González
En total son nueve centros en toda la provincia, beneficiando directamente a 358 niños y niñas.

Juegan a tirarse bombas de agua, también tienen talleres de arte, deportivas, incluso concursos de talento y salidas a la piscina. Así la pasan 358 niños y niñas de 6 a 12 años de toda la Provincia de Limarí, cuyos padres no pueden cuidarlos en el verano, debido a su trabajo.

Se trata del programa “Centros para Niños con Cuidadores Principales Temporeros”, del Ministerio de Desarrollo Social y Familia, que se implementó en ocho comunas de la región de Coquimbo y que ofrece actividades deportivas y recreativas a niños mientras sus padres o  cuidadores realizan labores de temporada.

En la provincia de Limarí hay un total de nueve centros repartidos en las comunas de Ovalle, Monte Patria, Combarbalá y Punitaqui, cuyo objetivo principal es “brindar tranquilidad a las familias y también darles la oportunidad a los niños de desarrollar actividades entretenidas durante el verano, así como también fomentar la actividad física” sostuvo Marcelo Tellias, seremi de Desarrollo Social.

“La idea es  poder ayudar a todas esas madres que trabajan y aliviarles un poco esa carga de no tener donde dejar a sus hijos”, Hortensia Flores, jefa (S) Deco Ovalle

Los centros cuentan con apoyo de monitores, además de alimentación asegurada, ya que trabajan en convenio con el Instituto Nacional de Deporte (IND) y la Junta Nacional de Auxilio Escolar y Becas (Junaeb).

El Seremi de Deportes, Leonardo Alfaro, destacó el rol que realizan como Ministerio e IND: “Por ejemplo, en Punitaqui los hijos de mineros también, que van a trabajar en verano y no tienen donde dejar a sus hijos. La idea es que ellos los puedan dejar con nosotros y nosotros vamos a estar 22 días hábiles para que ellos puedan realizar actividades deportivas, recreativas y culturales. La Junaeb les proporciona la alimentación: desayuno, almuerzo, once y con eso le damos tranquilidad a los padres”.

Hortensia Flores, jefa subrogante del departamento de Desarrollo Comunitario (Deco) de Ovalle, valoró la iniciativa que funciona en dos establecimientos educacionales de la comuna, las escuelas Óscar Araya Molina y P. Joseph Bendick Stegmeier. “Acá están a cargo profesores de educación física donde hacen diferentes actividades, como dibujo, baile, canto, hacen un festival de la canción, se les lleva a la piscina municipal, a Los Peñones, se hacen excursiones,  igual se les llevó ahora al estadio Diaguita”, explicó, agregando que “la idea es  poder ayudar a todas esas madres que trabajan y aliviarles un poco esa carga de no tener donde dejar a sus hijos”.

Alexis Villarroel, encargado del programa en Ovalle manifestó que “nosotros tratamos de que ellos se puedan relajar y pasarla bien dentro de los centros e ir en ayuda a todas las madres que requieran del cuidado de sus hijos en los meses de enero y febrero” adelantando que el 29 de enero se realizará un concurso de talentos y el 6 de febrero se hará un cierre de las actividades en el estadio Diaguita.

“Lo paso bacán, lo que más me gusta es jugar a la challa, a las bombitas e ir a partes”. Dylan, asiste al Centro en Ovalle

Para los niños es una forma de socializar y aprender, pero también una buena forma de capear el calor del verano, así lo manifiestan los mismos niños, tal es el caso de  Dylan, quien por tercera vez va a la escuela de verano, “lo paso bacán, lo que más me gusta es jugar a la challa, a las bombitas e ir a partes” indicó, por su parte Ana y Matías señalaron que su lugar favorito del centro es la piscina.

Es importante mencionar que las inscripciones para los centros se abren en diciembre y estos funcionan desde el 13 de enero al 11 de febrero desde las 8:00 hasta las 17:00 horas.

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

X