Crédito fotografía: 
Cedida
El cruce a la localidad de San Julián y las cuestas de El Hinojo y Los Mantos son algunos de los lugares que más convocan a los equipos de emergencia. Vecinos y Carabineros coinciden en que no respetar la norma de tránsito es el factor común.

Por Luciano Alday Villalobos / Ovalle

 

En la tarde del jueves un furgón de transporte de pasajeros y un automóvil colisionaron en la ruta D-45, a la altura del cruce de San Julián. Este sector es uno de los puntos críticos de la provincia del Limarí en materia de accidentes, de hecho, este es el segundo que ocurre en menos de una semana, ya que el pasado viernes 17 de septiembre una camioneta volcó tras perder el control.

Los reiterados contratiempos ocurridos en el cruce preocupan a los pobladores de San Julián, quienes acusan a jóvenes irresponsables como uno de los actores más recurrentes, “el cruce es el punto principal, se lo informamos a la dirección de vialidad, faltan señaléticas, pero también hay exceso de velocidad de los conductores, acá hay lolos que trabajan y se compran un vehículo usado sin tener responsabilidad, ellos muchas veces no tienen licencia de conducir ni los papeles del vehículo”, señala la presidenta de la junta de vecinos de San Julián, María Pizarro.

La dirigente vecinal explica que por años ha ocurrido esta situación, “esto ocurre de mucho antes, cuando la calle era de tierra, ahora con la pavimentación pasan volando, eso es lo que conlleva a tantos accidentes”, apunta.

Pero el cruce no es el único punto en donde ocurren accidentes en la localidad, ya que a lo largo de toda la ruta D-45 se efectúan carreras clandestinas que amenazan la seguridad de otros vehículos que transitan por el lugar, “para eso falta más control y fiscalización”, acusa María Pizarro.

Por otro lado también hay preocupación por accidentes al interior del pueblo, por lo que la dirigente vecinal pide más lomos de toro para enfrentar el problema, “el año pasado pusieron dos frente al colegio, pero no solo en ese lugar hay autos transitando rápido, hace poco inauguramos la estación médico rural y por ahí también pasan volando, así fue que hace un tiempo un joven que iba en moto sin casco falleció”, declara.

Por último, la ingesta de bebidas alcohólicas también sería una de las causas “todos los fines de semana hay fiestas clandestinas y venta clandestina de alcohol, eso siempre conlleva un accidente, en eso también falta más control y la cosa mejoraría bastante”, concluye.

 

Cuestas peligrosas

 

Otros puntos críticos en materia de accidentes de la provincia son las diferentes cuestas. Una de ellas es la de El Hinojo, en donde los vecinos del sector acusan que semana a semana deben lidiar con conductores irresponsables, “acá generalmente hay accidentes los días lunes y los domingos en la tarde, eso pasa porque viene gente de otros lados a trabajar a Punitaqui y van atrasados, entonces como van apurados aceleran y en la curva chocan porque es angosta, generalmente eso es lo que pasa, acá hay mucho exceso de velocidad”, apunta la vecina Verónica Tapia.

Otra cuesta que es un constante llamado a las unidades de emergencia es la de Los Mantos, en la ruta que une las comunas de Punitaqui y Combarbalá. En ese sector ocurrieron cuatro accidentes solo durante el fin de semana de fiestas patrias, tres desbarrancamientos y un volcamiento.

“Hay que reconocer que la mayoría de los accidentes que ocurren en Los Mantos es por culpa de los choferes, no respetan la velocidad, la gente no hace caso”, declara Nora Vásquez, presidenta de la junta de vecinos de Manquehua, que es una de las localidades cercanas a la cuesta.

En dicho tramo se iniciaron los trabajos de pavimentación y otros mejoramientos del camino, sin embargo, la vecina combarbalina cree que seguirán ocurriendo tragedias mientras la población no aprenda a respetar, “este proyecto nos va ayudar en calidad de vida, pero mientras haya conductores que no respeten la norma van a seguir habiendo accidentes, se puede decir que muchas personas saben conducir pero no manejar, porque no se saben la ley del tránsito”, sentenció.

 

Causas comprobadas

 

Desde Carabineros explican que en la región son cuatro las principales causas que provocan accidentes de tránsito, “primero está el exceso de velocidad, luego el consumo de alcohol en conductores que todavía no internalizan el riesgo de esa situación, también hay gente que no está atenta a las condiciones del tránsito del momento y por último está el no respetar una distancia razonable”, detalla el jefe de la SIAT, capitán Eduardo Garrido.

En los casos ocurridos en cruces, como el de San Julián, Garrido especifica que “se están generando accidentes porque no se respeta la señalización de tránsito. En los sectores rurales generalmente los cruces están señalizados con un disco pare o ceda el paso, o también puede regir el derecho preferente de paso, cuando no se respeta eso ocurren los accidentes”.

En cuanto a las cuestas, el jefe de la SIAT detalla que el exceso de velocidad es la principal causante de choques, volcamientos y desbarrancamientos, “los accidentes se generan porque los conductores manejan a una velocidad no razonable ni prudente, por eso pierden el control al enfrentar una curva cerrada o una curva amplia”, concluye el capitán.

En consideración de esto, desde la prefectura del Limarí realizan un llamado a la responsabilidad al momento de tomar el volante, “la recomendación siempre es respetar todas las normas del tránsito y mantener los límites de velocidad establecidos, pero acá hay algo muy importante, que es la conciencia personal, hay que ser conscientes que no somos los únicos que van en la vía, hay otros conductores y también hay peatones, por eso es primordial el respeto de la norma y de las demás personas”, declaró el prefecto Luis Ramírez.

 

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Máster Gratuito en Marketing Digital