Crédito fotografía: 
Cedida
En mayo del 2020, cuando la comuna comenzaba a experimentar los primeros brotes por Coronavirus, personal administrativo y médicos del Hospital de Ovalle realizaron fiestas, poniendo en riesgo la salud pública, cuestionándose también la ética de los profesionales. El recinto asistencial inició un sumario que aún no lo finaliza, mientras la fiscalía también no termina sus diligencias.

Cuando la comuna de Ovalle comenzaba a experimentar los primeros brotes masivos por Coronavirus y cuando la autoridad sanitaria solicitaba a todas las personas a quedarse en casa y no exponerse en reuniones sociales, funcionarios administrativos y médicos del Hospital Provincial de Ovalle tomaron acciones distintas, poniendo en riesgo la salud pública.

A un mes de iniciadas sus actividades en su nuevo edificio, se conoció que funcionarios administrativos del recinto asistencial participaron de una fiesta que se prolongó por varias horas de la noche, violando toques de queda y otras disposiciones legales, y que fuera denunciada a través de redes sociales.

Se trató de un festejo de una alta funcionaria administrativa, quien se dispuso a festejar un ascenso como subdirectora administrativa del Hospital de Contingencia de Ovalle, que con los hechos suscitados, aquel nombramiento no se efectuó.

Desde el Servicio de Salud Coquimbo indicaron en aquella oportunidad que iniciarían un sumario administrativo que ejecutaría el Hospital de Ovalle para determinar responsabilidades y saber si es que el hecho ocurrió, dónde pasó y quienes eran los funcionarios involucrados.

Ha pasado un año desde la realización de la fiesta y oficialmente no se ha conocido un resultado de aquel sumario.

Durante el mes de julio un posible involucrado en los hechos presentó nuevas pruebas que acreditarían la fiesta, en la cual también se mantiene registros de los participantes.

Estos nuevos antecedentes –que incluirían registros fotográficos- permitieron que la causa dentro del hospital se reactivara en julio, por lo que no se ha podido determinar responsabilidades del hecho que concitó alarma y reproche por parte de la ciudadanía.

Extraoficialmente se ha conocido que no solo fue una fiesta la que habría celebrado la mencionada funcionaria administrativa para celebrar su ascenso. Fueron dos fiestas celebradas con una semana de diferencia, las cuales incluyó ingesta de bebidas alcohólicas y música a alto volumen en un céntrico bar de la comuna de Ovalle. Por supuesto, la celebración comenzó previo al inicio del toque de queda, extendiéndose hasta finalizar la medida, en una fiesta que se conoce popularmente como “de toque a toque”.

Funcionarios de salud que optaron por guardar reserva sostienen que se pudo confirmar la existencia de la fiesta, pero que no se ha querido perseguir responsabilidades ni menos a quiénes afectaría, por parte de la dirección del Hospital Provincial de Ovalle.

Ante la consulta de El Ovallino, el recinto asistencial solo emitió un breve comunicado, señalando que “este proceso de investigación sumaria no se ha dejado de lado por parte de la institución, sin embargo aún sigue en etapa indagatoria, ya que queremos esclarecer de manera óptima los hechos”.

FISCALÍA TAMBIÉN INVESTIGA, PERO…

En su oportunidad, la Fiscalía de Ovalle abrió una investigación de oficio ante los hechos suscitados, por poner presuntamente en riesgo la salud pública.

El fiscal de Ovalle, Carlos Jiménez, dijo que "la Fiscalía Local inició investigación de oficio por fiestas que se habrían realizado, en dependencias o en algunos lugares donde habrían participado funcionarios del hospital de Ovalle. Lo que se pretende investigar es una eventual infracción al artículo 318 del Código Penal”, señaló en mayo del año pasado.

El persecutor explicó que la presente investigación se contextualiza ante la situación de pandemia en que está el país y que se busca "establecer si participaron funcionarios que estarían con resultados positivos a Covid 19", añadió.

La Fiscalía solicitó diligencias investigativas a la Brigada de Investigación Criminal de Ovalle, quien tomó declaraciones a funcionarios y jefes de servicios. Además, están a la espera que el propio Hospital de Ovalle concluya el sumario administrativo que realizan, por lo que tampoco tienen resultados. Ante las consultas de este medio al respecto, desde Fiscalía decidieron no emitir comentarios, acusando que los antecedentes forman parte de la reserva con que deben actuar.

A un año de las fiestas, en medio de una pandemia por Coronavirus, aún no hay responsabilidades ante un hecho reprochable por las autoridades sanitarias y por la comunidad.

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Máster Gratuito en Marketing Digital