Crédito fotografía: 
.
Las precipitaciones que –por momentos- fueron copiosas, se prolongaron hasta las 14.00 horas en algunos sectores de la provincia que no registraron hechos para lamentar, aun cuando el agua caída estuvo dentro de lo proyectado, no así la nieve que se esperaba que fuera mayor.

Y hasta que llegó la lluvia tan esperada por los habitantes de Ovalle y de las localidades que sufren con los embates de la sequía. Pasadas las 06.00 horas de este miércoles se dejaron caer las primeras gotas de precipitaciones que alivian en parte la cruda escasez hídrica que vive la región, en particular los sectores del secano.

Hasta las 17.30 horas de este miércoles, en Ovalle cayeron 12.7 milímetros, cuya medición se realiza en el sector de Talhuén por parte del Centro de Estudios Avanzados de Zonas Áridas, Ceaza. Mientras que en Algarrobo Bajo se registraron 15.6 mm de agua caída, al igual que en Peña Blanca, donde cayeron 18.2 mm, lugar en que se registró el mayor registro de este frente lluvioso. Por su parte, la comuna de Combarbalá registró 16.8 mm, agua que viene bien ante las alicaídas cuentas y el panorama de sequía existente en dicho territorio.

“Respecto a la cantidad de lluvia caída en la provincia de Limarí, ésta se concentró en los valles intermedios, podríamos decir que en el centro y sur de la provincia, ya que hacia el norte, en la comuna de Río Hurtado, las lluvias fueron más débiles, como en el sector de Lavaderos, en Hurtado han registrado 2.3 mm, mientras que en Quebrada Seca (hacia la costa) se registraron 9.4 milímetros”, comentó Luis Muñoz, meteorólogo del Ceaza.

Los chubascos y algunas precipitaciones caídas no habrían revestido mayor peligro para los habitantes de la zona. En el caso de la comuna de Río Hurtado, tuvieron inconvenientes con mineros aislados en el sector de Maitenes de Serón.

NIEVE MENOR A LA PRONOSTICADA

La nieve caída es uno de los fenómenos climatológicos esperados por los habitantes de la región, ya que en ella se guardan las esperanzas de que se mantenga agua en la cordillera para mitigar los efectos de la sequía. Sin embargo, de acuerdo a los pronósticos ésta no fue la esperada, donde en algunos sectores de la cordillera cayeron cerca de 8 centímetros. De igual forma se dejó ver un blanco paisaje en sectores como El Maitén, en Monte Patria, yen otros sectores del valle de Cogotí, en Combarbalá.

“Se han registrado nevadas más débiles de lo esperado en la cordillera de la provincia de Limarí. La estación Tascadero en Monte Patria cayeron entre seis y siete cm de nieve, mientras que en la estación El Polvo ha registrado cerca de 8 cm de nieve, en un registro hasta las 15.00 horas de hoy (miércoles), mientras que en la cordillera de Río Hurtado solo ha registrado 0,5 cm de nieve”, detalló el meteorólogo.

Por su parte, desde Onemi regional informaron que se monitoreó el paso de las lluvias y en términos de afectación hubo 2.366 hogares sin suministro eléctrico entre Combarbalá y Monte Patria, otros 1.221 en la comuna de Ovalle, y 3.125 en Canela, los que fueron solucionados mayoritariamente durante la mañana.

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

X