Crédito fotografía: 
.
En España y Suecia residen coterráneos que han tenido que lidiar con la pandemia. Con y sin cuarentena, exponen sus experiencias lejos de su tierra.

Dejaron Chile para estudiar y buscar un futuro mejor, pero por ahora están viviendo los efectos de la pandemia del Covid-19, con cuarentena total en un caso y con aislamiento preventivo, en otro, en dos países con realidades distintas.

Ignacio González es periodista y desde el año pasado tomó sus maletas para perfeccionarse profesionalmente. Su destino fue España, país que actualmente acumula más de 170 mil casos y más de 17 mil muertos.

La restricción de movimientos por la ciudad a una salida diaria por domicilio y solo a comprar alimentos en supermercados, almacenes o mercados y en farmacias han modificado la vida cotidiana de todos. Una cuarentena total que se adoptó desde el 13 de marzo al 26 de abril en todo el territorio español, manteniendo confinados a sus habitantes.

A pesar de todas las restricciones para desarrollar una vida cotidiana, Ignacio cuenta que en su caso no ha sido tan difícil.

“Porque puedo estar conectado con Chile por internet, no hay desabastecimiento y las clases que tuve las pude hacer online, sin problemas. Ahora estoy empezando a realizar una tesis y puedo acceder a todo el contenido de la universidad a través de una plataforma especial”, dice.

Eso sí, remarca que la vida diaria en cuarentena se puede complicar con las relaciones interpersonales dentro del hogar.

“Entiendo que para la gente pueda ser complejo, pero para mí lo complejo es que si hay problemas económicos en casa o si hay problemas de relaciones interfamiliares dentro de la casa. Si no existen estos dos problemas es un poco más cómodo, ya que uno está comunicado con todas partes, si te ordenas puedes hacer una rutina y repartir el tiempo en cosas productivas, en ocio, en protegerte, alimentarte y en mi caso realizar la tesis. La otra complicación es cuando tienes un familiar cercano, contagiado y eso puede llevar al caos. No queda más que aguantarse la situación, porque estamos en una situación especial”, recalca.

Cuenta que las autoridades no están pidiendo un permiso especial o salvoconducto a todos aquellos que deseen ir comprar o salir de sus casas, pero que sí estás lejos de casa o sin bolsas para ir a comprar, la policía te solicita tus documentos y pide devolverse a sus domicilios. Todo bien por ahora en cuarentena, pero esta situación no era igual hasta antes de la cuarentena, que fue una de las razones por las cuales aumentaron considerablemente los casos y las muertes por Coronavirus.

“España e Italia siguió en ese entonces su vida normal, no tomó en cuenta las recomendaciones y dicen que fue una de las causas por las cuales estos países junto con Estados Unidos han sido los que más acumulan contagiados y fallecidos”

Menos gente en las calles y restricciones para ingresar a supermercados en Valencia y en todas las ciudades son las medidas del Gobierno español para enfrentar la crisis sanitaria. Igualmente, el gobierno de Pedro Sánchez entregó bonos a las empresas y a los trabajadores para enfrentar la ausencia a sus respectivas fuentes laborales.

Con un panorama social distinto, el periodista recomienda mantener el distanciamiento social y tomar las precauciones del caso.

“Si bien no soy especialista en el tema, pero por la experiencia y de acuerdo a lo que informan que la curva de Chile no es tan agresiva, y para mantener esto es necesario mantener una distancia social, entendiendo que es una emergencia mundial y aunque no veamos, el peligro está ahí. España e Italia se los tomó muy a la ligera, como latinos, la gente tiene una forma de relacionarse cercanamente y las consecuencias están a la vista. Además que en Chile no estamos preparados como ellos, como el acceso a la salud. En Europa existe un estado de bienestar que permite acceder a una salud pública de buena calidad, en Chile hay menos recursos y organización. Si pega como le pegó a España, sufriríamos mucho”, alerta.

SUECIA SIN MASCARILLA

Con menos contagios que en España, pero con cerca de mil muertos, Suecia vive un confinamiento de manera distinta. Allí vice Camilo Araya, futbolista ovallino que dejó Provincial Ovalle para buscar un nuevo futuro en tierras escandinavas.

Vive en la ciudad de Nassjö, una localidad con cerca de 17 mil personas. Entremedio de la nieve y la recomendación de las autoridades suecas por quedarse en casa, Camilo toma las precauciones del caso, ya que no han decretado cuarentena en una medida criticada por la comunidad internacional, pero la población ha obedecido al llamado por salir menos a las calles.

“No estamos en cuarentena y todo sigue funcionando. La gente trata de no hablar del tema, el gobierno es creíble y si este manda una alerta a la población, la gente acata sin inconvenientes, el gobierno ha dado medidas preventivas y no ha generado cuarentena. Acá todo funciona, el supermercado, las escuelas, los jardines infantiles, a excepción de las universidades. Te recomiendan quedarte en casa si te sientes enfermo y acudir a los recintos de urgencia solo si es realmente necesario”, cuenta Camilo.

Con bajas temperaturas a pesar de haber comenzado la primavera, Camilo se desenvuelve como futbolista, en una actividad que también debió suspenderse, a modo de prevención.

“Nos dieron vacaciones de dos semanas, pero si nos sentimos enfermos, nosotros avisamos al club y no hay inconveniente con resguardarse en casa. Acá vale mucho la palabra. La organización del fútbol esperó hasta último minuto para suspender el fútbol sueco, de hecho, algunos clubes siguen entrenando, aunque son los menos”, relata.

Una de las diferencias notorias entre Chile y Suecia es el uso de la mascarilla. La semana pasada es obligación para todas las personas que se transporten en locomoción colectiva la utilización de esta protección. Sin embargo, en el país escandinavo es distinto, ya que en Nassjö las personas no la portan en las calles.

“No se ve mucho lo de la mascarilla, por lo menos en mi ciudad no. No tengo conocimiento de otras ciudades más grandes y aquí solo he visto a una persona usando mascarilla en tres semanas. El gobierno sueco recomendó la medida de lavarse las manos, evitar el contacto, estar a un metro y medio de cada persona y evitar de salir a comer en la ciudad, la economía se ha visto mermada en este tiempo, con los restoranes sin atención”, dice.

A pesar de la libertad para recorrer la ciudad, Camilo prefiere salir lo menos posible del hogar, aunque en cada lugar existan dispensadores de alcohol gel y desinfectante. No arriesgarse es la clave para evitar cualquier contagio de Coronavirus, en un país que lleva cerca de 11 mil contagiados y con cerca de 900 muertes.

Realidades distintas a la chilena que dos ovallinos en Europa contaron, dejando el claro mensaje a tomar las precauciones necesarias para que sus familiares y amigos en Ovalle no contraigan el Covid-19, virus que en Europa ha sido fatal.

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Máster Gratuito en Marketing Digital