Por estos días el religioso se prepara para presidir su primera Fiesta del Niño Dios de Sotaquí como párroco y rector del Santuario.

La Fiesta del Niño Dios de Sotaquí se realizará este fin de semana. En ese plano, una de las personas altamente involucradas con la celebración es el Padre José Antonio López, quien es párroco y rector del Santuario.

López fue enviado como reemplazo del ex párroco, Héctor Zambra. Cuenta que en el mes de febrero pasado se contempló que fuera destinado a la comuna de Punitaqui., sin embargo, en mayo fue oficialmente designado en la localidad de Sotaquí. 

El religioso cuenta que la versión 2018 de la fiesta, será la primera vez en donde colabora para prepararla. “Tengo un reto grande pero con mucho gusto por hacerlo”, afirma.

“Hasta donde yo sé, hay santuarios que son casi permanentes, pero acá el Santuario Niño Dios de Sotaquí tiene dos periodos en que es más fuerte; la Fiesta Chica (septiembre) y la Fiesta Grande (enero), en donde hay muchísima más presencia de personas que vienen de todo Chile y desde países vecinos como Perú, Argentina y de otros lugares como peregrinos. Entonces, el pueblo o la comunidad de Sotaquí cambia totalmente, de ser un pueblo pacífico como ahora en donde casi no hay gente en las calles, pero para esa fecha es totalmente distinto”, dice sobre la fiesta.

En cuanto a la participación de esa comunidad local con el templo, menciona,  “la gente propiamente de acá es la que siempre tenemos los domingos en la misa, participan muy activamente, pero estamos hablando casi del 1% de los sotaquinos. Tenemos quizás cada fin de semana alrededor de 80 personas asistiendo a la iglesia”.

Hay una serie de coordinaciones que se deben hacer para poder llevar esta actividad a cabo, “estoy haciendo lo que los padres anteriores han hecho. Primero se reúnen con actores como la municipalidad, con los Carabineros, la junta de vecinos – la que incluí este año porque antes no estaba  presente – el Ministerio de Salud  y Bomberos. En ese sentido, me gustaría agradecer a la municipalidad porque se involucra fuertemente en esta celebración, al igual que Carabineros, los que apoyan con el orden para que todo salga bien”.

Recordemos que las semanas previas también se coordinaron detalles relacionados con La Novena, “ahí participan las parroquias de Combarbalá, Monte Patria, todas las de Ovalle. Además de las comunidades que pertenecen a propiamente a Sotaquí, por ejemplo, Huamalata, Villaseca, Puntilla. Ellos son como los dueños de casa que reciben a los peregrinos durante el novenario. Ya para el sábado y domingo (30 y 31 de diciembre) es otra preparación porque son los días más fuertes”.

CAMBIOS VERSIÓN 2018

La versión de este año experimentará algunas modificaciones, todo con el fin de propiciar una celebración sin inconvenientes. “El sábado 6 de enero a las 19 horas la misa presidida por el Vicario General del Arzobispado de La Serena, Padre Cristian Montenegro, la vamos a hacer a campo abierto. La iglesia está dañada y el salón es muy chico para albergar a tanta gente. Después de la santa misa continúa la vigilia en el paltal, ahí estará la imagen durante la noche”.

Mientras que el otro cambio tiene que ver con la procesión y con los ambulantes, “había un problema serio y tremendo – que no ocurre en ninguno de los otros santuarios – es el comercio, que invade la calle principal por donde pasa la procesión, ahí Carabineros no asume la responsabilidad para controlarlos, tampoco la municipalidad. Por esa razón acordamos con el Arzobispo, con los miembros de la parroquia  y la junta de vecinos, cortar la procesión y hacerla un poco más expedita, justamente por el comercio que invade la calle principal”.

BAILES RELIGIOSOS

Este año se proyectan que arriben entre 30 y 40 delegaciones de diversos rincones. En cuanto a aquello, López afima, “ellos se organizan, tienen su propio comité o equipo de organización, solos hacen sus reuniones y se ponen de acuerdo para participar en la fiesta. En cuanto a la logística, a un costado de la iglesia hay un terreno muy grande, ahí ellos pernoctan, se quedan a descansar. La municipalidad pone contenedores de agua, baños químicos”.

También se les han indicado algunas consideraciones para que no sufran inconvenientes, sobre todo por las altas temperaturas,  “les he pedido que este año traten de organizarse un poco en el sentido de que la procesión sea un poco más expedita porque el calor es intenso y para mucha gente es complicado el horario”.

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

Lo más visto hoy

X