• la recomendación es observar este fenómeno con lentes que cumplan con la norma ISO 12312-2.
Crédito fotografía: 
Cedida
Con miras al evento astronómico del próximo 2 de julio, la oftalmóloga del Hospital de Ovalle, Jessica González, precisó que las pocas medidas de precaución podrían derivar en una retinopatía solar, “es una enfermedad de la retina, la capa más interna del ojo donde se traducen las imágenes y esto trae como consecuencias daños que muchas veces son irreversibles”.

Cada vez falta menos para que llegue el día en que podremos presenciar el eclipse solar que está anunciado para el 2 de julio y que se podrá contemplar al 100% en casi toda la Región de Coquimbo.

En ese contexto, el Hospital de Ovalle ha hecho un llamado a disfrutar de este acontecimiento de manera segura, ya que si no se toman los resguardos necesarios para observarlo, este esperado fenómeno podría provocar daños irreversibles a la vista, como la retinopatía solar.

La oftalmóloga del Hospital de Ovalle, Jessica González,  señala que los seres humanos, “no estamos hechos desde el punto de vista anatómico y funcional para estar viendo de forma persistente el sol”, por lo que el uso de filtros solares como lentes especiales para observar eclipses son obligatorios si se desea prevenir daños a la vista disfrutando de este evento astronómico.

Según la especialista, el ojo humano tiene células foto receptoras en la retina que son responsables de poder distinguir colores y los detalles con la visión, por lo que al no contar con la protección adecuada al mirar el sol, “podemos dañarlas y provocarnos una retinopatía por eclipse, que es una enfermedad de la retina, la capa más interna del ojo donde se traducen las imágenes y esto trae como consecuencias daños que muchas veces son irreversibles”.

Esto se debe a que cuando nosotros tenemos exposición directa de nuestra vista al sol, los ojos reciben luz infrarroja emitida por esta estrella con longitudes de ondas que no son habituales para nuestros ojos, provocando daños que en un principio pueden ser imperceptibles, pero que con el tiempo dejan consecuencias bastante complejas, “las células de retinas son células neurológicas que no se regeneran”, consignó la profesional de la salud.  

“Cuando tenemos este tipo de eventos tenemos que tener protección certificada” afirma la Dra. González, haciendo un llamado a la comunidad que se está preparando para presenciar este fenómeno natural a informarse y adquirir lentes para el eclipse en lugares certificados.

Todo implemento de seguridad para presenciar este evento de la naturaleza debe cumplir con la norma ISO 12312-2 que sugiere la NASA y según se ha informado desde organismos gubernamentales, se entregarán a la población una cantidad importante de lentes certificados, los cuales serán administrados por cada municipio de la provincia.   

Sin embargo, la especialista afirma que estos, “son filtros especiales para ver este evento por un corto período de tiempo, porque la exposición de forma prolongada y persistente para ver el eclipse te trae daños a pesar de que se tenga la protección adecuada”. En ese sentido la recomendación de la especialista es ver fijamente el eclipse por períodos que no vayan más allá de los 20 a 30 segundos, “luego se debe descansar un breve momento para preservar nuestra higiene visual”.

La doctora asegura que la fase más segura para presenciar este evento astronómico es cuando la luna ha cubierto totalmente  el sol, es decir, cuando el eclipse está totalmente completo, “porque es en el momento cuando hay menor exposición de este tipo de ondas que pueden ser dañinas para el ojo”.

Por otro lado, existen varios mitos sobre la seguridad en torno a la observar un eclipse solar, de los cuales muchos son falsos. En ese sentido la profesional develó algunos de ellos, siendo tajante en señalar que “la única forma segura de observar este fenómeno es con lentes que cumplan con la norma ISO 12312-2”.

No es real que observar el sol con una radiografía, lentes de sol normales o una máscara de soldadura, resguardarán la vista de los rayos infrarrojos, estos elementos “no tienen las condiciones óptimas para protegerte” afirma la especialista.

Otro mito muy popular es el eclipse se puede ver de forma segura a través del reflejo del agua o de un espejo, la doctora explicó que “esto también es perjudicial para la vista, porque las ondas que son nocivas para el ojo rebotan de igual manera en ellos, provocando el mismo daño que si lo estuviésemos mirando de manera directa”. 

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

X