Crédito fotografía: 
Archivo
Si bien, la confección casera de estos implementos ha sido cuestionado y las autoridades llaman a no utilizarlas, es un hecho que se masifica su uso con el paso de los días como una alternativa preventiva para quienes no pudieron conseguirlas en comercios establecidos.

La escasez de mascarillas en las farmacias y locales distribuidores de elementos quirúrgicos, ha llevado a que las personas busquen otras opciones para evitar exponerse al momento de tener que salir de la casa. Muchos ya han fabricado de forma manual con telas  de diversos materiales este implemento. Incluso, en redes sociales han surgido tutoriales donde promueven su confección con toallas húmedas y paños de limpieza. La duda que surge es qué tan recomendable puede ser el uso de este elemento elaborado en casa.

Lo cierto, es que existen opiniones encontradas respecto al tema. Según lo señalado por autoridades, las mascarillas caseras no reemplazan a las recomendadas, que sí cuentan con materiales y un proceso de elaboración adecuado y regulado, y no entregan una protección completa.

Así lo explica, el seremi de salud, Alejandro García, detallando que “la mascarilla no está recomendada para personas sanas, al contrario está recomendada solo para aquellos que tengan COVID_19 y el personal de salud que los atienda”.

Roberto Villalobos, profesional de la Seremi de Salud Coquimbo, agrega que “de acuerdo a la OMS, las mascarillas caseras no reemplazan a las recomendadas”. Además, enfatiza “no hay evidencia científica que señale que esas mascarillas sirvan para protegerse del Coronavirus o la influenza, por ejemplo”.

Asimismo, Villalobos reiteró las recomendaciones a quienes deban utilizar mascarillas, “antes de usar mascarillas deben tener las manos limpias, por lo cual deben lavarse las manos con agua y jabón. Evite tocar la mascarilla mientras la usa. Lo otro, deben cambiar la mascarilla una vez que esté húmeda y reemplazarla por otra”. Finalmente, el enfermero precisó en que una vez que se saca la mascarilla, se deben desechar inmediatamente y posterior a eso, lavarse las manos.

Por su parte, Marcela Allard, Jefa de Calidad del Servicio de Salud Coquimbo declaró “desde la normativa, las mascarillas tienen características para cumplir con el objetivo de interrumpir la cadena de transmisión. Desde esa perspectiva, cualquier otro material a utilizar para mascarillas en el personal clínico no garantiza si la porosidad de ellas es capaz de atrapar el virus, creando así una falsa seguridad”.

OTRAS OPINIONES

Ante el agotamiento de las mascarillas reguladas y la falta de insumos, algunos profesionales defienden la idea de que contar con una hecha en casa “es mejor a no contar con nada”.

Así lo detalla Sergio Carmona, prevencionista de riesgos de la Municipalidad de Ovalle, quien explica que lo recomendable es “que se realicen con tela de algodón que son las más eficaces, pero se debe tener mucho cuidado dónde las compramos o de dónde sacamos el material para confeccionarlas, ya que no sabemos de dónde vienen o en qué fueron ocupadas antes. Hay que tener cuidado porque por comprar algo así las personas pueden sufrir otro tipo de consecuencias porque puedes ver que las mascarillas están limpias, pero pueden estar infectadas con otras cosas, por eso se debe tener precaución”.

Además, el profesional realizó un llamado a la comunidad enfatizando en que “debemos tomar el peso a la situación, está muriendo gente en todo el mundo por este virus. No salgan de sus casas y si ya hay una urgencia que los obliga a salir es que lo hagan protegidos sobretodo los niños, adultos mayores, embarazadas y todos quienes tienen enfermedades crónicas. En este caso sí es mejor usar una mascarilla hecha en casa de forma correcta antes de no usar nada, podemos tener cercanos que no sabemos que están contaminados porque los síntomas no se presentan enseguida, así que seamos responsables y tratemos de permanecer en cuarentena por el bien de toda la comunidad”.

A modo de cierre, el intervencionista de riesgo comenta que de acuerdo a la OMS, llevar una mascarilla también puede ser contraproducente, puesto que las reglas de uso son estrictas: lavarse las manos antes, colocarla de forma que el aire no pueda pasar, no tocarla una vez en la cara, lavarse las manos en seguida si eso sucede.

Inés Rojas, es enfermera y dice respecto al uso de las mascarillas artesanales, que no es lo más adecuado y que no cumple con la certificación sanitaria, pero “si no existen insumos y no tenemos con qué proteger a nuestros hijos o familiares que se encuentran resfriados y por ende con las defensas más bajas, no queda de otra que usar lo que tenemos”.

Además, agrega que “no debemos olvidar que en Ovalle existe una persona infectada y el portador cero aún no es identificado, por lo mismo debemos tener precaución y resguardo, sobretodo con nuestros adultos mayores y personas que son parte de los grupos de riesgo, mantenerlos sanos. Tratemos de no salir de la casa, y quienes deban hacerlo por fuerza mayor, ojalá lo hagan protegidos”.

Resguardos para pacientes con infecciones respiratorias

Los pacientes con infecciones respiratorias virales transmiten virus al hablar, estornudar o toser, al tocar a otras personas y con sus objetos personales. Por eso, las medidas más importantes para prevenir el contagio son: Mantener una higiene frecuente de manos con alcohol gel o agua y jabón, evitar el contacto de menos de un metro con un enfermo y mantener una adecuada ventilación, limpieza y desinfección de los espacios que se utilizan.

 

¿Quiénes deben utilizar mascarillas?

  • Todos quienes atiendan a alguien con sospecha de infección por Coronavirus.
  • Personas que presenten tos o estornudos.
  • Personas en grupos de riesgo.
  • Las mascarillas solo son eficaces si se combinan con el lavado frecuente de manos con una solución hidroalcohólica o con agua y jabón.

 

¿Cómo utilizar y desechar correctamente una mascarilla?

 

  • Antes de ponerse una mascarilla, la persona debe lavarse las manos con un desinfectante en base a alcohol o con agua y jabón.
  • Cubrir boca y nariz con la mascarilla y asegurarse de que no haya espacios entre la cara y la máscara.
  • Evitar tocar la mascarilla mientras se usa; en caso de que eso ocurra, lavar las manos con un desinfectante en base a alcohol o con agua y jabón.
  • Cambiar la mascarilla cuando se humedezca y no reutilizar las que son de un solo uso.
  • Para quitar la mascarilla, debe realizarse por detrás, sin tocar la parte delantera y desechar inmediatamente en un recipiente cerrado. Luego debe repetirse el lavado de las manos.

 

 

 

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

X