• El Retén de Carabineros en Chañaral Alto.
  • En la localidad de Chañaral Alto la policía ha hecho operativos relacionados con drogas.
  • En El Palqui aseguran que están lidiando con un problema grave de inseguridad.
Pese a que Carabineros afirma que no existen denuncias y que incluso las cifras de delitos han disminuido, los residentes no niegan sentirse inseguros debido al consumo y al tráfico en esos poblados del sector rural de la provincia de Limarí.

A poco más de 40 kilómetros al sureste de Ovalle, y en la Ruta D-55, se encuentran las localidades montepatrinas de Chañaral Alto y El Palqui. Al conversar con algunos de sus habitantes, salen a la luz problemáticas como la sensación de inseguridad, la cual estaría ligada  a la delincuencia y al tráfico de drogas.

TESTIMONIOS DE VECINOS

 “Aquí pasan cosas todos los días por el asunto de la droga y el alcohol. También hay peleas en la calle, de hecho la semana pasada hubo apedreos y personas con fierros estaban siguiendo a otro grupo.  Al final carabineros llegó pero no los pillaron porque andan tantos corriendo”, dice una residente de una villa en El Palqui.

Otro de los inconvenientes estaría ligado a las sustancias ilícitas. “No hay niño que no esté consumiendo droga. Trabajamos con Senda, somos agentes preventivos, pero esto está incontrolable, casi todos venden ahora. El consumo ha aumentado montón”. Sostiene que insólitamente al interior del trabajo preventivo, “los que hacen de cabecilla del grupo tienen hijos que consumen, que son delincuentes. Entonces tampoco tenemos la credibilidad que necesitamos”.

Incluso cuenta que frente a su propia vivienda hay tráfico a vista y paciencia de todos los vecinos, “no les da vergüenza. También consumen ahí mismo”.

Para ella las reuniones comunitarias poco y nada de efecto tienen, ya asegura que los propios responsables de esa inseguridad están participando en ellas para saber quiénes son finalmente los que los delatan. “Cuando dicen que irá la PDI o Carabineros, los mismos que venden se filtran a la reunión. Entonces uno simplemente se queda mudo, uno no da ningún dato por temor. Ellos asisten y son los primeros que están ahí”.

Otro eje dentro de su análisis como residente, tiene que ver con lo que ella considera una “escasez” de funcionarios de Carabineros en esa zona.  “Son muy pocos y en el turno parece que son como cuatro; se queda uno en el retén y salen dos o tres. Para la cantidad de gente que nosotros tenemos y con todas las problemáticas, sí hay una falta de uniformados”.

Ella argumenta sus dichos manifestando que, por ejemplo, “si hay una emergencia en Huatulame ellos se van y El Palqui queda sin nada. Al final es un problema que tengan que trasladarse a todos lados. Si ocurre una situación grave y aún más grande, ellos no están porque pueden estar apoyando otra situación en otro pueblo. Pero hay emergencias que a veces no pueden esperar”, concluye.

“Siento que la sensación de inseguridad en la comunidad está presente todos los días, en todas partes. Antes por ejemplo, nosotros en la calle principal o en las casas podíamos tener la puerta abierta todo el día mientras se hacía el aseo el fin de semana. Ahora no se puede hacer eso porque te roban o les dan veneno  a las mascotas, a los perros de las casas (…) La sensación de miedo y de inseguridad de la gente es terrible”, revela una habitante de Chañaral Alto que trabaja en El Palqui.

También hace alusión a la cantidad de Carabineros en terreno, “si tú vives en Chañaral Alto y te pasa algo tipo 10 de la noche, 8  de la tarde, hay un solo uniformado que está de turno. Te contesta y te dice ‘voy a llamar refuerzos’ y a veces llaman a los de El Palqui, entonces en llegar allá no son menos de 15 minutos”.

Su crítica apunta a la falta de medidas efectivas para combatir lo que está pasando. “Pienso que las autoridades que manejan nuestra comuna realmente no se han colocado en los zapatos de las personas, de los ciudadanos en general. Deberían ser la voz de nosotros  y pedir más refuerzos de carabineros, conversar con la gente, los que están angustiados por lo mismo; porque faltan uniformados, porque hay muchos robos, envenenamientos de muchas mascotas, droga en todas partes y es un secreto a voces”.

Al ser consultada si el tema de las drogas se salió de control en esos dos poblados, ella es enfática y categórica, “pienso que no se está saliendo de control… sino que se salió de control hace mucho rato. Es una situación lamentable (…) hay una sensación de miedo terrible”.

De igual modo, afirma que los índices de cesantía en esa comuna también son un factor importante, “los jóvenes no tienen un incentivo. Lo que los puede llevar a ‘flojear’, a tener mala junta, a otras cosas. El problema de la drogadicción está latente”.

Pero, ¿por qué estarían pasando estas situaciones en Chañaral Alto y El Palqui? Para ella uno de los factores es el crecimiento demográfico que están teniendo, “además de que sea mucha la cantidad de gente que vive, no es poca la que llega a trabajar en los diferentes fundos. Es muchísima la cantidad de  personas, además en este momento nosotros estamos llenos, plagados de extranjeros (…) Entonces está nuestra gente y se suma la que llega pero tenemos sólo cinco o siete carabineros para todos ellos”, finaliza.

Por otro lado, una residente de El Palqui, concuerda en  que efectivamente tienen un problema de inseguridad. “Hemos hecho tantas reuniones, les hemos dado a saber al alcalde, a las autoridades, a la PDI, pero no pasa nada”, cuenta. Además manifiesta tener conocimiento de situaciones en donde vecinos han sido amenazados de muerte a raíz de denuncias, en particular, por temas de drogas.

CARABINEROS

El jefe del Retén de Chañaral Alto, suboficial Patricio Bahamondes Salinas, aseguró que se ha trabajado en forma mancomunada. En relación a las medidas de seguridad que están ejerciendo hacia la población, cuenta, “básicamente es una labor preventiva la que realizamos”.

Sobre el tráfico de drogas, precisa,  “lo estamos coordinando directamente con la comunidad a través de las juntas de vecinos de la Oficina Territorial y también de Investigaciones (PDI). Cuando tenemos informaciones oficiamos al OS7 de Coquimbo y a través de eso canalizamos los cursos de acción para poder atacar netamente lo que es el tráfico, venta, microtráfico”.

El uniformado recuerda que precisamente a principios de año se trabajó con la PDI y se hicieron allanamientos masivos en diferentes casas en Chañaral Alto. “Tuvimos buenos resultados en ese tema, Investigaciones hizo lo propio de ellos de - a través del Tribunal de Garantía - solicitar las órdenes de allanamiento. En ese operativo se detuvo a siete personas, de los cuales la mayoría quedó con firma en el retén. Se incautó droga, armas y dinero, pero no prosperó más allá”.

Por otra parte, acerca de las denuncias, considera que pueden existir reparos en los vecinos debido a amenazas que podrían sufrir. “La verdad es que son casos aislados los que tenemos, si bien hay comentarios pero después uno indaga, hace entrevistas con las personas y ellos desisten. Por lo general la gente no quiere entregar información, a lo mejor puede ser por miedo. Lo otro es que a lo mejor es por el tema de las citaciones a los Tribunales, de que los citen como testigos y se comprometen porque acá toda la gente se conoce e igual de repente puede llegar a oídos de estas personas que están cometiendo ilícitos”.

El suboficial aclara que, “siempre medimos a través de denuncias lo que tenemos y prácticamente  no las hay, sino que siempre son anónimas. Es difícil hacer algo más allá si la gente no denuncia”.

El sargento Luis Romero del Retén El Palqui, niega que existan mayores dificultades en esa zona y declara que han trabajado con otras entidades. Hasta este último tiempo no hemos tenido grandes problemas con delincuencia ni con delitos de robo. Hemos hecho un trabajo con los organismos de seguridad de la Ilustre Municipalidad de Monte Patria.  Todos los meses nos juntamos con la junta de vecinos a hacer una mesa de trabajo abordamos todo lo que son los problemas que afectan a la localidad. Gracias a Dios hemos tenido una baja sustancial de delitos, los que son robos en lugar habitado y no habitado, lesiones. Todo se debe a los patrullajes  y al contacto con la junta de vecinos”.

El uniformado además aclara, “es muy poca la gente que denuncia, más o menos mensualmente estoy recibiendo dos denuncias, las que envío directamente  a la Fiscalía. La gente puede estar reticente a denunciar - como en todos lados - por el temor”.

PDI

Al ser consultado por este tema, el jefe de Bicrim Ovalle, comisario Raúl Muñoz, sostuvo, “la información sobre venta y tráfico de drogas que eventualmente ocurre en ese lugar  se ha trabajado de manera reservada. El año pasado la PDI hizo algunas intervenciones, se tuvieron a ciertas personas. Pero los antecedentes que nos ha ido aportando la comunidad se han ido trabajando desde la perspectiva del análisis criminal. No es mucho lo que puedo adelantar porque evidentemente se puede afectar un poco la investigación”.

ACCIONES MUNICIPALES

En torno a la situación planteada, el alcalde de Monte Patria, Camilo Ossandón, comenta que, “el municipio de Monte Patria tiene una labor preventiva en la comunidad, por eso a través de la Mesa Comunal de Seguridad Pública -en la cual está todos los organismos asociados del territorio para la prevención de consumo de drogas, disminuir y la violencia, y por supuesto, generar paz social - hemos determinado realizar una serie de iniciativas que han ayudado a promover la seguridad, pero sobre todo a enfrentar el flagelo de la droga en el territorio”.

Ossandón puntualiza que hoy han implementado campañas de promoción del número de Denuncia Segura. “En conjunto con Carabineros hemos realizado un despliegue territorial para promover entre nuestros vecinos y vecinas el desarrollo de denuncias a través de ese número del Ministerio del Interior”.

Sumado a eso, añade que se están desarrollando iniciativas en el ámbito de la infraestructura pública, para así “generar e ir dotando de espacios públicos en distintos territorios, sobre todo a aquellos que albergan poblaciones que están más vulnerables y que enfrentan peores condiciones en este tipo de materia”.

La máxima autoridad Monte Patria menciona que se está implementando el programa modelo de escuela abierta, el que, “permite promover la participación ciudadana y el fortalecimiento de  las organizaciones civiles en los distintos territorios. Está generando distintas actividades de capacitación, cultural, deportiva, las que ayudan al desarrollo comunal pero sobre todo a enfrentar este tipo de cosas”.

Finalmente en el ámbito de las denuncias, manifiesta que, “las hemos estado trabajando con las policías para poder desmantelar este microtráfico que se genera en distintos puntos de la comuna. Esperamos seguir avanzando en esta materia en conjunto con las policías e ir disminuyendo este flagelo que tanto daño hace a nuestras comunidades”.

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...
X