• Agua, Monte Patria
    La creación de un estanque para el impulso de cultivos hidropónicos fue otro de los instrumentos con el que se busca hacer un uso sustentable del agua.
Denominadas como “ecotecnias”, la iniciativa es resultado de un proyecto de cooperación binacional entre el Ministerio del Medio Ambiente de Chile y la Secretaria del Medio Ambiente y Recursos Naturales de México.

La falta de agua y los efectos que el cambio climático ha generado sobre los territorios han impulsado que tanto los afectados como las autoridades estén en permanente búsqueda de soluciones que permitan por un lado, asegurar el recurso aguas para las comunidades, y por otro lado, este aseguramiento sea sustentable en el tiempo. Es en ese contexto que en la localidad de Chañaral Alto, en el interior de la comuna de Monte Patria, se llevó a cabo un taller en donde se enseñó a la comunidad a planificar y construir sistemas sustentables de provisión de agua denominadas “ecotecnias”.Esta iniciativa se enmarca en un proyecto de cooperación internacional que tiene por principal objetivo, impulsar acciones dentro de la comunidad que se aboquen en abordar los impactos del cambio climático en el sector hídrico, apostando por la transferencia de conocimiento y tecnologías novedosas para enfrentar el panorama de escasez. En concreto, los talleres fueron resultado del proyecto denominado “Uso Sustentable de los Servicios Ecosistémicos del Recurso Hídrico” que es parte de un convenio entre el Ministerio del Medio Ambiente de Chile y la Secretaria del Medio Ambiente y Recursos Naturales de México que permitió que delegaciones de Monte Patria, La Ligua (Región de Valparaíso) y Palmilla (Región de O’Higgins) visitaran el país azteca en el 2016 para conocer algunas técnicas para el uso eficiente del agua con la idea de replicarlas en sus localidades. Básicamente las ecotecnias son innovaciones tecnológicas que se caracterizan por aprovechar eficientemente los recursos naturales y utilizar materiales de bajo impacto ambiental en su elaboración. En el caso de Chañaral Alto, la comunidad aprendió a elaborar tres tipos de ecotecnias: un calefactor solar de agua reciclando botellas de plástico; un biofiltro casero para la reutilización de aguas grises y un mesón para el cultivo hidropónico tipo raíz flotante, es decir, un sistema donde las plantas “flotan” permitiendo que el consumo de agua y nutrientes sea menor que en los cultivos en suelo.En ese sentido, la presidenta de la Junta de Vecinos Villa 89 de Chañaral Alto, donde se hicieron los talleres, María Araya, explica que el trabajo en pos de contar con sistemas que permitan un uso sustentable del agua viene desde hace tiempo, para lo cual han contado con recursos del Ministerio del Medio Ambiente, los que les ha permitido financiar la implementación de un biofiltro en su sede vecinal, el cual permite purificar las aguas grises y con ello, regar una huerta, ahorrándose casi un 50% en el uso del agua.“Esta es una de las acciones que esperamos transmitir a otros vecinos de Monte Patria, como ya lo hemos hecho con habitantes y  dos escuelas de nuestra localidad”, expresa la dirigente vecinal.  Al respecto, el seremi de Medio Ambiente, Eduardo Fuentealba, destacó que en esta localidad “la comunidad se ha destacado por sus acciones de reutilización de agua, siendo beneficiaria de programas de nuestro ministerio como Barrio Sustentable y el Fondo de Protección Ambiental”. La iniciativa contó con el apoyo del municipio, que al estar certificado ambientalmente por el Ministerio del Medio Ambiente, han establecido el compromiso de buscar financiamiento para replicar este proyecto piloto en otras localidades de Monte Patria. 

Etiquetas: 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...
X