Crédito fotografía: 
Luciano Alday Villalobos
Para generar conciencia en la población ovallina se realizaron una serie de actividades, como una intervención simbólica por las víctimas de femicidios y una marcha por las calles del centro.

Por Luciano Alday Villalobos / Ovalle

 

En lo que va de año se han efectuado dos femicidios en la región de Coquimbo, cifra que demuestra la violencia que hasta el día de hoy reciben las mujeres en Chile y el mundo.

Cada 25 de noviembre se conmemora el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, en este marco, Ovalle fue centro de una serie de actividades para generar conciencia.

La primera de ellas se llevó a cabo en el Cendyr Municipal a través de una ceremonia entre autoridades y usuarias del Centro de la Mujer Sayen de Ovalle, quienes se encuentran culminando su rehabilitación tras ser víctimas de violencia.

Julia Plaza es una de ellas, quien agradece todo el apoyo que ha encontrado durante el proceso, “ha sido agradable estar en esto, estoy terminando una etapa en la que aprendí a quererme mucho, aprendí a decir que no, aprendí hacer que me escuchen, siempre estuve bajo la suela de un zapato, pero con este centro aprendí a quererme, me ha servido mucho”, indicó.

Por su parte, la Seremi de la Mujer y Equidad de Género, Ivón Guerra, enfatizó en el constante trabajo desplegado, “los testimonios como el de Julia son los que nos llevan a trabajar con más fuerza, por eso es tan importante la labor de cada uno de nuestros centros, hay que reconstruir corazones y vidas. Decimos fuerte y claro tolerancia cero a cualquier tipo de violencia, venga de donde y de quien venga. Como ministerio buscamos orientar, prevenir y prestar apoyo legal y psicológico, pero acá se necesitan cambios culturales profundos para erradicar la violencia”, indicó.

Uno de los puntos más emotivos de la jornada fue cuando la cantautora Camila Corte, quien sufrió de violencia, tomó el micrófono para interpretar dos de sus canciones relacionadas a esta problemática, “la música me ayuda a sanar, tengo canciones de amor y desamor, pero también estas de autoayuda, el arte es una forma de sanar, y para mí también es una forma de ayudar  a otras mujeres, mi idea es retribuir la ayuda que me brindó el centro Rayun en Coquimbo, quiero decirle a las mujeres que sí se puede salir adelante, y ojalá estas canciones ayuden en eso”, manifestó una vez bajada del escenario.

 

Denuncia oportuna

 

Desde la voz de la experiencia Camia Corte hizo un llamado a las mujeres que sufren de violencia, “hay que decidirse y hacerlo, hay que atreverse a dar el paso, hay lugares para encontrar ayuda y un grupo de mujeres súper capacitadas que te ayudan a salir adelante, muchas veces una por miedo no lo hace, pero ahora hay más seguridad, por eso hay que atreverse, aunque sabemos que lo más difícil es dar el primer paso”, declaró.

No obstante, la Seremi Ivón Guerra también dirigió su llamado de atención a la comunidad en general, “las cifras de femicidios nos duelen profundamente, pero también nos tiene que hacer pensar como sociedad. En uno de los casos de la región todos los vecinos sabían que ocurrían hechos de violencia, mi pregunta es ¿qué hicieron esos vecinos?, ¿llamaron a algunos de nuestros números de orientación para preguntar qué podían hacer?, sin embargo, una vez concretado el femicidio todos estuvieron ahí para hablar, esos vecinos para mí son cómplices pasivos, quizás se pudo salvar una vida”, lamentó.

 

Manifestaciones céntricas

 

Para recordar a las mujeres asesinadas durante el presente año es que se realizó una intervención en la plaza de armas de Ovalle, la cual consistió en la colocación de zapatos rojos que representan a las víctimas.

Más tarde se inició una marcha por las principales calles del centro de la ciudad, con la frase de “quien ama no mata, humilla ni maltrata”, como principal grito de lucha.

“Lo que perseguimos en esta fecha es visibilizar esta violencia, hacer que más mujeres tomen conciencia y se den cuenta de que estamos en este sistema patriarcal y opresor que no nos permite vivir libres ni caminar seguras por las calles, ni ocupar espacios sociales. Nuestro objetivo es ir ganando espacios para ir erradicando todas estas conductas que no nos permiten vivir felices y plenas”, explicó Tatiana Cortés, quien pertenece a la agrupación Acción Feminista Ovalle.

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Máster Gratuito en Marketing Digital