Crédito fotografía: 
Archivo
La autoridad sanitaria cursó un sumario por no respetar el calendario de vacunación, acusando que en Ovalle se habrían vacunados bomberos. Sin embargo, desde el municipio desmienten aquello, señalando que han cumplido con los plazos del proceso.

La Seremi de Salud cursó un sumario a ocho municipios de la región, uno de ellos a Ovalle. “La Autoridad Sanitaria tiene por objetivo ser garante del buen uso de las vacunas. En este contexto, la Seremi de Salud dispuso de fiscalizadores para supervisar que el proceso de vacunación contra el Covid se desarrolle cumpliendo con la normativa sanitaria vigente”, empezó explicando la Secretaria Regional Ministerial.

El organismo público puntualizó que ambos sumarios a los municipios de la provincia fueron por “no respetar la calendarización correspondiente entregada por el Minsal”. Al ser consultados por las razones, señalaron que en Ovalle habrían vacunado a bomberos, en un caso similar al ocurrido en La Serena, en donde el alcalde Roberto Jacob reconoció a viva voz el hecho.

Sin embargo, desde la municipalidad de Ovalle niegan esto, afirmando que el sumario sería por un “error de registro” en solo dos casos dentro de aproximadamente 20.000 vacunados.

El primero de los dos casos sería un cuidador de un paciente postrado, el cual sí está dentro de la priorización. El segundo caso sería una persona que figuraba como funcionario de CONAF.

Por esta razón, el municipio apeló a esta determinación de la Seremi de Salud, “tuvimos un error de registro y ya hicimos la apelación correspondiente. Pero a nivel de proceso, hemos sido muy rigurosos y tenemos claro que respetar el calendario de vacunación es clave para el éxito del proceso”, explicó la jefa del departamento de salud de la municipalidad de Ovalle, Angela Neira,

En el caso del cuidador, existiría un correo electrónico entre la municipalidad y la Seremi de Salud, en donde esta última autoriza la vacunación. Esta es la prueba que utilizarán desde Ovalle para apelar al sumario.

 

Prevenir conflictos

 

El doctor Diego Peñailillo, quien es asesor del departamento de salud de la municipalidad de Ovalle, señala que este tipo de conflictos pudieron evitarse.

En primer lugar, él dice que hay que partir de la base de que dentro de las facultades y roles de la Seremi de Salud está el fiscalizar el correcto funcionamiento de los actores del sistema de salud.

Sin embargo, añade que la Seremi debió tener en consideración los distintos factores de cada comuna antes de cursar los sumarios. “Es importante que estos sumarios se evalúen según los diferentes casos, como por ejemplo una comuna que tenga un problema de registro versus otras comunas que a lo mejor vacunaron otras grupos de personas intencionalmente, ahí estaríamos en un escenario totalmente distinto, deberían hacerse las distinciones para ver realmente qué casos son de sumario y qué otros son solo de alguna corrección”, señaló Peñailillo.

El profesional médico también dice que es necesaria una mejora en la comunicación de los planes de vacunación, ya que esta podrías ser la causante de los errores en el proceso de vacunación.

“Compete ver cómo se está ejerciendo la información hacia los equipos de vacunación, una de las cosas que tenemos que ver aquí es porque se están cometiendo esos errores, quizás es un problema donde falta mayor información hacia los equipos, o quizás un problema en que la información no viaja por los canales más adecuados”, ejemplificó, a la vez que añade que los constantes cambios en el proceso también podrían generar confusión.

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

X