Crédito fotografía: 
Leonel Pizarro
La Asociación Chilena de Municipalidades determinó que el próximo 7 y 8 de diciembre se realizará una consulta ciudadana, donde las personas podrán decidir si implementar o no una nueva Carta Fundamental. Si bien el proceso no es vinculante, podrá servir como base para futuras determinaciones. A su vez, cada comuna podría preguntar sobre problemáticas locales.

“Los alcaldes están tomando la delantera”, comentan algunas autoridades respecto al estallido social y cómo a través de la Asociación de Municipalidades de Chile están encausando las problemáticas que aquejan al país.

“Los alcaldes siempre hemos sido el pariente pobre dentro de todas las autoridades, porque somos poco considerados, porque no poseemos recursos propios en su mayoría y es el Estado el que no debe entregar los recursos. Y ante esta situación, nosotros viendo la circunstancia que vive el país, creemos que no debíamos seguir esperando a que el gobierno reaccionara”, comentó el alcalde de Vicuña y presidente regional de la Asociación Chilena de Municipalidades, Rafael Vera.

El pasado 7 de noviembre, el organismo a nivel nacional se reunió en una asamblea extraordinaria en la comuna de La Granja, en Santiago, donde determinaron al menos tres puntos, donde el punto principal fue determinar una consulta ciudadana para el próximo 7 y 8 de diciembre, fechas en la cual se preguntará a la ciudadanía si quiere o no una nueva Constitución.

De esta forma, en todas las comunas del país los ciudadanos podrán emitir su sufragio para determinar si se cambia o no la Carta Fundamental. Este mecanismo fue impulsado por los propios jefes comunales, quienes acusan que el gobierno “llegó tarde” a la discusión, cuando en todo Chile las personas se autoconvocaron en cabildos abiertos para debatir las problemáticas que los aquejan.

"La generalidad de los alcaldes, independiente de los colores políticos, vemos en nuestros territorio cómo la población pacíficamente ha salido a protestar, buscando una solución”, agregó Vera.

Uno de los asistentes fue el alcalde de la comuna de Combarbalá, Pedro Castillo, quien adhirió a la voz de los 170 alcaldes que votó a favor de la consulta ciudadana.

“Discutimos distintas posiciones de cómo vamos a canalizar el sentimiento y las necesidades que tiene la ciudadanía. Hemos acordado avanzar en una consulta ciudadana que se pueda realizar en todas las comunas del país de manera simultánea, coordinada, durante diciembre para realizar algunas preguntas específicas a la ciudadanía y que sean ellos –los principales actores- quienes puedan a través de su voto levantar una agenda verdadera de transformación social que tanto requiere nuestro país”, dijo.

En lo específico, la asamblea de municipalidades mandató tres puntos importantes. El primero fue que realizará la consulta ciudadana preguntando a la ciudadanía si quiere o no una nueva Constitución. Mientras que como segundo punto es que cada comuna podrá incorporar a esta consulta prioridades locales que aquejan a cada territorio.

“A través de este mecanismo, podremos priorizar las demandas sociales más sentidas por la ciudadanía, como lo son las pensiones, salud, seguridad, equidad, medioambiente, entre otras. Como alcalde valoro esta instancia, pues me parece un sistema válido para ir avanzando en atender las necesidades y anhelos de la ciudadanía” precisó el alcalde de Ovalle, Claudio Rentería.

“Las demandas sociales todas corresponden en su justa medida, tras la explosión social existente. En el contexto de Río Hurtado, siendo una comuna eminentemente rural nosotros no estamos al margen y estamos dispuestos, tal como lo hemos hecho con las organizaciones sociales que han manifestado sus inquietudes con el municipio”, agregó el alcalde Gary Valenzuela, jefe comunal de Río Hurtado.

DIFERENCIAS EN LA SEGUNDA PREGUNTA

La divergencia en la consulta radica en la segunda pregunta que sí o sí deberá ser incluida en la consulta ciudadana. A continuación de la interrogante de querer o no una nueva Constitución, debe ir otra con la forma en que se origine la Carta Fundamental. En caso que la respuesta del votante sea positiva a esta primera pregunta, se buscará incorporar de inmediato qué método considera óptimo la persona para llevar a cabo los cambios. Las opciones serán vía Asamblea Constituyente, Parlamento o un mecanismo mixto que mezcle ambas opciones.

Si bien la consulta no es vinculante, permitirá que las autoridades del nivel central, como el gobierno, y a los parlamentarios, conozcan el pensamiento de quienes se dirijan a sufragar.

“Porque es un elemento objetivo, que permitirá tener una visión de lo que nuestra comunidad quiere para la solución de los problemas que hoy enfrentamos. Para eso planteamos el tema del mecanismo (de la nueva Constitución), ya que hoy parece que todos estamos de acuerdo de enfrentar una nueva Carta, pero hay diferencias a la metodología de cómo hacerla. Por lo que qué mejor que generar este esfuerzo logístico que realizarán los municipios para preguntar a sus comunidades sobre lo que quieren”, sostuvo Camilo Ossandón, alcalde de Monte Patria.

Cada municipio solventaría los gastos para realizar la consulta ciudadana, la cual sería de la misma forma que se realiza una elección a cargos públicos como alcaldes, diputados o Presidentes de la República.

DIÁLOGOS CIUDADANOS DEL GOBIERNO EN INCERTIDUMBRE

Para muchos, el gobierno está quedando un paso atrás al no encausar las demandas sociales que se comenzaron a originar desde el segundo día de las manifestaciones. Es por ello que durante la semana pasada el seremi de Desarrollo Social, Marcelo Telias, detalló que el Gobierno busca escuchar las necesidades de la ciudadanía a través de diálogos ciudadanos y que éste será la cartera que representa el organismo encargado de coordinar los encuentros. Precisó también que en este momento se encuentran preparando los estudios correspondientes y los equipos que liderarán los diálogos.

“Queremos llegar a la mayor cantidad de personas posible, vamos a estar en todas las comunas. El pasado miércoles 30 (de octubre) hubo un encuentro regional con distintas organizaciones sociales, ONG, academias, jóvenes y adultos mayores donde trabajamos el formato de la convocatoria”, dijo Telias el pasado miércoles 6 de noviembre a El Día.

Es más, desde el gobierno se aventuraron a mencionar que ayer lunes se iniciarían estos diálogos, cosa que no ocurrió, porque existe incertidumbre la forma en que se realizarán.

Lo cierto es que fueron los alcaldes quienes tomaron la batuta y el próximo 7 y 8 de diciembre convocarán a sus vecinos a decidir si quieren una nueva Constitución.

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Máster Gratuito en Marketing Digital