Crédito fotografía: 
Roberto Rivas Suárez
Especialistas en salud primaria y en epidemiología afirman las nuevas restricciones del Ministerio de Salud permitirían una reducción en la movilidad, aunque dependerá si en la práctica hay fiscalización suficiente. Mientras que el cierre de fronteras destaca como la gran herramienta para no contraer nuevas cepas.

La realidad pandémica en Chile y en la región es grave. Solo en la región de Coquimbo se acumulan 1.206 casos activos por Covid-19, mientras que los fallecidos ascienden a los 518 a causa del virus que se torna cada día más mortal.

Desde la academia médica, especialistas en epidemiología y comunidad científica solicitaban mayor rigurosidad en las normas, ante tal gravedad de la pandemia, por lo que este jueves el Ministerio de Salud anunció diversas medidas para reducir la movilidad en comunas en Fase 1 o cuarentena y Fase 2 o Transición.

Una de las más destacadas fue el cierre de fronteras durante todo el mes de abril, medida que comenzará a regir desde el lunes 5 de a las 05.00 horas.

“Si lo vemos a nivel país, la estrategia que será más efectiva será el cierre de fronteras, porque siempre ha habido muchos desplazamientos, personas que cumplían las cuarentenas, se han ido de vacaciones o por trabajo y vuelven con contagios. Por lo que esta medida es muy buena y necesaria”, valora la epidemióloga Ximena Fernández, docente en la Ucen región de Coquimbo.

De igual forma considera el médico asesor del municipio de Ovalle y presidente del capítulo IV de salud primaria del Colegio Médico, Diego Peñailillo, quien considera que estas medidas avanzan en el sentido correcto.

“Sin embargo, son medidas reactivas. Todos los procesos tienen una oportunidad de perfeccionamiento, pero con respecto a la salud de la población en Chile, estos procesos deben ser tomados con la premura suficiente. Si bien esta medida va en el sentido correcto, hubiera sido más adecuado haber tomado medidas con anterioridad a la situación actual que estamos viviendo. Pudo ser antes”, afirmó.

Las otras medidas a aplicarse en comunas en Fase 1 y 2 son que se eliminarán de manera temporal los giros esenciales para operar a tiendas de “ventas al por menor de prendas y accesorios de vestir”, “calzados en comercio especializado”, “ventas al por mayor de perfumes, tocador y cosméticos, entre otros”.

Además, se restringirá la definición de “bienes esenciales de uso doméstico”. Por tanto, se entenderá por bienes y servicios imprescindibles que tienen por fin ser utilizados por las personas dentro del domicilio, en comunas en Fase 1 o 2, los alimentos, medicamentos, artículos de aseo y de higiene personal, el teletrabajo, la educación a distancia; y la conservación, seguridad y funcionamiento del inmueble.

Para Peñailillo “aún queda una ambigüedad para definir qué es un rubro esencial, a pesar del párrafo que emitió la Secretaría de Comunicaciones del Gobierno. Se tendría que acotar más, ser más explícito en su definición y no se hace alusión en forma completa. Quizás en los decretos que se puedan conocer durante el fin de semana haya alguna definición más explícita, pero eso es uno de los problemas de generar este tipo de medidas y que se den a través de la prensa, porque hay poco tiempo de reaccionar, generándose mayor ambigüedad”, señala el médico.

A partir de este fin de semana, eso sí, para todas las personas en comunas en Fase 1 podrán solicitar solo un permiso individual temporal, aunque le resten dos permisos semanales. “Esta medida viene como respuesta a que durante los fines de semana son cuando más se mal utilizan los permisos, lo que podrían generarse reuniones sociales, fiestas, entre otros. Puede ser una buena medida, pero no sé si va a ayudar realmente a disminuir la movilidad durante el fin de semana, lo mismo ocurre con el toque de queda que se amplía para reducir actividades de esparcimiento”, comenta Fernández.

La epidemiología sostiene que “la única manera de evitar la transmisión viral es reduciendo la movilidad, eso hay que tenerlo muy claro, independiente de cualquier cosa, incluso las vacunas. Pero también está el tema que necesitan movilizarse para conseguir dinero, alimentar a sus familias. Desde lo práctico lo mejor sería cerrar todo, pero no se puede”, asegura.

Los profesionales aúnan criterios en que ninguna de estas medidas tendrá efecto si es que no existe uan rigusosa fiscalización, lo que por lo pronto parece una tarea compleja, ya que los equipos fiscalizadores en la zona son escasos. o1002i

 

Diez muertos en nuevo balance regional

El reporte sanitario de este jueves informó el fallecimiento de 10 personas a causa del virus, cuatro con residencia en La Serena, tres de Coquimbo, uno de Illapel, uno de Ovalle y uno de Combarbalá. “Razón por la cual enviamos nuestras más sinceras condolencias a familiares y seres queridos”, puntualizó la autoridad sanitaria. 

En relación con el detalle de casos nuevos, 72 residen en La Serena, 52 de Coquimbo, 1 de Andacollo, 3 de Paihuano, 5 de Vicuña, 7 de Illapel, 13 de Los Vilos, 5 de Salamanca, 22 de Ovalle, 1 de Monte Patria, 2 de Punitaqui, 1 de Río Hurtado, 2 de otra región y 3 sin notificación en el Sistema Epivigila.

Etiquetas: 

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Máster Gratuito en Marketing Digital