Crédito fotografía: 
Cedida
El contenido principal del taller certificado, se relaciona con el proceso de rutina ocupacional, fundamental en el desempeño de cualquier actividad laboral y consideró dentro de sus módulos, temas como el acceso y la postulación a fondos concursables para el emprendimiento y el apresto laboral en formación para el trabajo.

Este jueves 18 mujeres que forman parte de la Sección Femenina en el Centro de Detención Preventiva dieron un importante paso en su proceso de reinserción.

 Y es que a los distintos talleres en los que han participado con el objetivo de obtener capacidades para reingresar al mundo laboral una vez en libertad, se sumó ahora un diploma en Habilidades Laborales, siendo certificadas por una de las empresas más relevantes de la Región de Coquimbo. Se trata de Ovalle Casino & Resort, que en conjunto con la firma textil Full Fuelles, reconoció las aptitudes de las internas.

“Estamos muy contentos con el trabajo conjunto que se viene realizando con el sector privado. Este taller estuvo pensado inicialmente para potenciar la labor que están haciendo tres internas con una empresaria ovallina –la señora Viviana Durán- en corte y confección, y cuyo producto final es entregado al Ovalle Casino Resort. Sin embargo, se extendió a la totalidad de la sección femenina, incorporando además a las imputadas. Ellos les dieron la oportunidad y las internas respondieron”, dijo la jefa técnica de la cárcel ovallina, Karina Varas.

El contenido principal del taller certificado, se relaciona con el proceso de rutina ocupacional, fundamental en el desempeño de cualquier actividad laboral y consideró dentro de sus módulos, temas como el acceso y la postulación a fondos concursables para el emprendimiento y el apresto laboral en formación para el trabajo.

Pero la vinculación entre Gendarmería de Chile y Ovalle Casino Resort comenzó en el Mes de Enero, cuando 3 internas comenzaron a trabajar en la confección de  las fundas de las reposeras y toldos para ser instaladas en la piscina del recinto, además de transformar las batas y toallas que se han manchado en el spa de vino que funciona en él, en pequeñas toallas para ser utilizadas en el mismo lugar.

“Iniciativas como esta, son una señal clara de que estamos haciendo bien las cosas. Poco a poco, el sector privado se ha atrevido a abrir sus puertas y ser un participante activo dentro de los procesos de reinserción, entendiendo que el trabajo para lograr el cambio real en una persona, es responsabilidad de todos”, aseguró el director regional de Gendarmería en Coquimbo, coronel Leoncio Hidalgo.




Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...









X