Crédito fotografía: 
.
Los comités de Agua Potable Rurales de Limarí entregaron trece medidas al subsecretario de Obras Públicas para acceder y mejorar los sistemas en las distintas comunidades de la zona. A su vez, la autoridad ministerial inauguró la ampliación del comité de Villaseca.

En la gobernación de Limarí se reunieron la mayoría de los comités de Agua Potable Rural de la provincia. Todos ellos están afectados –de alguna u otra manera- por la sequía que asecha a la zona y en conjunto se reunió y recibieron la visita del subsecretario de Obras Públicas a quien plantearon propuestas ante el actual escenario de escasez hídrica.

En la región de Coquimbo es una de las zonas donde los diversos comités de Agua Potable Rurales toman fuerza y abarcan a miles de habitantes. Este sistema de entrega del recurso permite abastecer a más de 140 mil personas agrupadas en 193 APRs, de las cuales 59 mil personas habitan en la provincia de Limarí (95 sistemas de APRs), siendo la zona que más aglutina a usuarios de esta forma de abastecer el recurso.

La asociación gremial de APRs de Limarí se agrupó, reunió y planteó una serie de medidas al subsecretario de Obras Públicas, Lucas Palacios, quien visitó Ovalle para inaugurar algunas ampliaciones de comités y dialogar con los más afectados.

En la oportunidad, el presidente de la asociación, Luis Alfaro, comentó las trece propuestas, las cuales destacan que en momento de la creación de un sistema de APR se cree junto con derechos de agua para esas comunidades, para tener asegurada cierta cantidad de agua ante estaos escenarios críticos.

También, entregar atribuciones a la Dirección General de Aguas (DGA) para inspeccionar drenajes y pozos clandestinos en ríos, acuíferos, quebradas y esteros y sancionar a quien desvíe aguas que perjudiquen la llegada del vital elemento a las napas subterráneas que alimentan a los pozos de los APRs.

Como otra propuesta destacada, el gremio solicita que las juntas de vigilancia y los canalistas aseguren un porcentaje de agua de los embalses como reserva para el consumo humano.

“Esto se activa con el decreto de escasez hídrica y que actualmente hay 126 comunas en el país con escasez hídrica, y si ese es el caso, depende de la autoridad generar esa prelación, estando ya dentro de las atribuciones que tienen”, aclaró Palacios.

Y mientras también propusieron un estudio para los pozos de extracción de agua de los APRs.

“Tenemos mucho más agua en el subsuelo que en la superficie. Estamos promoviendo que así como se fortalezcan las juntas de vigilancia y los comités de agua, que se desarrollen los comités de agua subterráneas, porque es ahí donde ‘está la papa’”, explicó, ejemplificando que de las 101 cuencas existentes en el país, solo tienen información subterránea solo de siete de ellas, estudio que demora un año y medio.

Con todo, el subsecretario se llevó varias tareas para dar solución a la sequía que afecta a quienes más cuesta acceder al agua.

“Algunas tiene que ver con regulación, con nuevas leyes, otras relativas a entrega de electricidad en horas punta, estanques para hacer eficiente la entrega de agua en camiones aljibes. Todas han sido planteadas con respeto y recogemos esas propuestas. El agua es de vital importancia, es un problema social y humano y afecta a la vida de las personas”, expresó Palacios.

QUILITAPIA CRÍTICO

Si bien el panorama por ahora es algo alentador en los embalses,  los que viven una situación de angustia son algunas comunidades rurales de la comuna de Combarbalá. El MOP regional estableció que 11 comités de Agua Potable Rurales de la región están en una situación crítica, donde cinco de ellos están ubicados a la comuna del secano de la provincia.

El catastro determinó que los APRs de Medialuna, Soruco, Manquehua, Quilitapia están con complejidades y por ahora están recibiendo agua potable a través de camiones aljibes por parte de la Oficina Regional de Emergencias.

En el caso de Quilitapia, el servicio alimenta a cerca de 1.500 habitantes de la comuna de Combarbalá, quienes están viendo cómo escasea el recurso hídrico para el consumo.

“Nosotros teníamos tres pozos y se fueron secando paulatinamente y ahora queda uno que ya casi no produce, con 30 metros cúbicos diarios. Eso es nada, y nos están ayudando con camiones aljibes. Me encantó la reunión y el subsecretario nos dijo que tendremos una solución de 120 millones de pesos para buscar una nueva fuente de agua”, sostuvo Irelba Ugalde.

En este caso, el presidente de los APRs de la provincia de Limarí, Luis Alfaro, comentó que les preocupa la situación que viven sus asociados, para lo cual establece algunas propuestas, como asignación del vital elemento en embalses para el consumo humano, que los APRs no sean tratados como una empresa con fines de lucro y que en caso de confiscación del recurso, éste se los asigne a los comités más críticos.

AMPLIACIÓN APR VILLASECA

Por la tarde, las autoridades se dirigieron hasta la localidad de Villaseca en la comuna de Ovalle, donde inauguraron la ampliación del sistema de Agua Potable Rural de aquel sector, y que tiene por objetivo ampliar la cobertura a otros sectores como en Canelilla Alta y El Espiral de Sotaquí.

Con la ampliación de 50 arranques domiciliarios, desde ahora se abastecen a cerca de 2 mil personas en el sector, quienes podrán acceder a agua potable.

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

X