• Los departamentos de los condominios Ovalle I y II beneficiaron directamente a 288 familias del sector.
El programa de fiscalización de Serviu comenzó a operar en 2017, detectando casos de viviendas que no estaban ocupadas, pues eran utilizadas con otros fines o estaban en arriendo.

Doce son las demandas interpuestas en Ovalle por el Servicio de Vivienda y Urbanismo (Serviu) por el mal uso de viviendas sociales de los condominios Ovalle I y II del sector Ariztía.

La demanda, busca la restitución de las viviendas mal utilizadas a Serviu, así lo señaló Ángelo Montaño, director regional de Serviu, quien explicó que estas acciones legales fueron interpuestas durante el mes de febrero.

“Son las primeras 12 demandas interpuestas en Ovalle, están interpuestas en el 1er y 2º juzgado de letras”, explicó Montaño, agregando que quienes recibieron notificaciones de la demanda pueden acudir a los juzgados a presentar documentación que acredite que no se estaba haciendo un mal uso de la vivienda.

“Esa acción legal se tramita en el tribunal y luego, eventualmente, luego que la familia no pueda justificar adecuadamente la no ocupación, nosotros ahí accionamos a través de un cobro ejecutivo la recuperación de la vivienda donde se da un plazo de 10 días para restituir el monto total del subsidio y una vez que pasen esos 10 días que no se ha restituido ese monto total del subsidio, ese departamento o esa casa se recupera a nombre del Serviu y éste en este caso definirá la ocupación posterior de ese departamento”, indicó el  director de servicio.

Para Montaño la importancia de estas demandas radica en que fueron los propios vecinos quienes solicitaron la fiscalización para detectar el mal uso de las viviendas. “A contar del año 2016 como Ministerio de Vivienda creamos un procedimiento de fiscalización, para poder recoger parte de la demanda y de la preocupación de los distintos comités, en términos de poder abordar aquellos casos de familias que habían recibido una vivienda y que no la estaban ocupando”.

Wladimir Pleticosic, gobernador de la Provincia de Limarí sostuvo que a través de estas acciones legales se avanza en la equidad puesto que estas viviendas se destinarían a quienes realmente las necesiten.  “La verdad es que esta situación ha sido muy sentida por los comités de vivienda por mucho tiempo, hay muchos casos de personas que efectivamente recibieron sus subsidios habitacionales y le dieron un destino distinto a esa casa habitación. Entonces la verdad es que normalmente recibíamos muchas quejas, muchas denuncias de personas que estaban en una necesidad de vivienda y que no se había tomado en algún minuto esta situación con la seriedad que hoy día la estamos tomando”.

Pleticosic afirmó que gracias a la participación ciudadana se pudo dar respuesta a una inquietud que venía desde hace un tiempo. “Estamos muy contentos que nuestro Ministerio de Vivienda a través del Serviu haya podido generar esta política a nivel regional y que efectivamente nuestra provincia hoy día se esté haciendo efectivo estas presentaciones en los Juzgados de Letras de tal manera de poder otorgar a quien lo necesita este inmueble”. FISCALIZACIÓN

A partir del año 2016 el Ministerio de Vivienda y Urbanismo creó un procedimiento de fiscalización con el objetivo detectar fehacientemente quienes estaban haciendo un mal uso de sus viviendas.

Durante el 2017 se fiscalizó tanto en las comunas de Ovalle, como en Coquimbo y Los Vilos.

Ángelo Montaño explicó que el procedimiento para fiscalizar consistió en hacer visitas a las viviendas sin previo aviso. “Las fiscalizaciones fueron aleatorias en términos de fecha, nosotros íbamos en ciertos momentos sin aviso previo y llegábamos con todo un equipo de trabajo. Durante toda una jornada  verificábamos distintos aspectos del uso de la vivienda y en cada visita dejábamos además una notificación, entonces luego de dejar una notificación en tres oportunidades ya efectivamente estábamos en condiciones, una vez que estudiábamos todos los antecedentes, de ejercer las acciones”.

Montaño agregó además que “estos primeros 12 casos corresponden a casos que hemos comprobado fehacientemente con ministros de fe del ministerio que hemos nombrado especialmente para esta situación, hemos comprobado efectivamente que se está cumpliendo una de las tres causales para pedir la restitución de ese inmueble”.

El director de Serviu recordó además que una vez que se pierde un inmueble por estas causales el beneficiario no puede solicitar un nuevo subsidio. “Una vez adquirido el departamento ellos ya ocuparon su subsidio pero también rompieron una de las premisas fundamentales que es que la vivienda era para ser ocupada y había una necesidad habitacional al momento de postular, por lo tanto, que una persona haya querido generar un departamento para un arriendo o para una bodega o para no ocuparlo significa que esa familia no necesitaba la vivienda y por lo tanto es necesario que ese departamento o esa casa vaya a quien realmente lo necesite”.  

CAUSALES 

Las principales causales de demanda son por desocupación de la vivienda, de las cuales existen 9 casos en la Perla del Limarí, mientras que por arriendo se detectaron tres casos.

Además de las otras dos causales, el utilizar la vivienda para un uso no habitacional también corresponde a una causal para la restitución del inmueble a Serviu.“En el caso de las viviendas sociales la obligación de las familias es ocuparlos por lo tanto es la primera precisión que tienen las familias al acceder a este programa, obviamente que hay situaciones sociales complejas, que haya una persona que esté enferma que tenga que viajar por temas laborales, pero eso debe ser debidamente acreditado y con anticipación”, expresó Montaño.

Es importante mencionar que estas acciones legales se hacen para viviendas adquiridas bajo la modalidad de Fondo Solidario de Elección de Vivienda, donde los beneficiarios obtuvieron sus viviendas con un ahorro previo de 280 a 800 mil pesos y quedan sin deuda.

El proyecto de departamentos de viviendas sociales “Condominio Ovalle I y II”, fue entregado a 288 familias del sector, todas ellas acogidas al subsidio habitacional. Las viviendas tienen una superficie de 56,40 mts2, están distribuidas en 18 edificios, de cuatro pisos y 16 departamentos cada uno

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...
X