Crédito fotografía: 
.
Los estudiantes votaron este lunes la continuidad de la medida, a pesar que el Departamento de Educación Municipal les respondió los nueve puntos de sus demandas internas.

El lunes se cumplió un mes desde que se inició el estallido social por parte de la ciudadanía, exigiendo mejoras en los sistemas de pensiones, salud, educación, transporte, una nueva Constitución, entre otras demandas. Y este martes se cumplió una semana desde que los estudiantes del Liceo Politécnico de Ovalle iniciaron una toma al interior de sus dependencias para exigir una serie de necesidades.

El establecimiento se encuentra custodiado por los mismos alumnos, quienes han tomado el control de las dependencias como una forma de presión hacia las autoridades comunales, en particular en contra del Departamento de Educación Municipal. Hacia este organismo municipal se dirigieron sus peticiones el pasado jueves y que este viernes pudieron ser respondidas.

Fueron nueve puntos, donde el sostenedor entregó a los estudiantes.

La primera de ellas fue más implementación y recursos para horas de preparación PSU, horas de estudio, talleres y ensayos PSU. Ante esto, el DEM comunicó que barajan dos opciones para subsanar esta petición, con un preuniversitario propio del liceo y un convenio con el Preuniversitario Cepech. Sin embargo, no se ha definido los cupos por cada nivel.

Los estudiantes también piden que el establecimiento educacional administre los recursos que ingresan desde las diferentes subvenciones. Frente a esto, el DEM adquirió el compromiso de exponer un informe financiero que señala los montos que recibe el liceo, además de las inversiones que se han realizado en los últimos dos años. Este informe fue expuesto a los estudiantes durante la tarde de este martes.

“Desde el primer día, le dimos garantías a nuestros estudiantes de que sus peticiones serían escuchadas, dado que antes de esta toma, ninguna de las necesidades planteadas en el petitorio habían sido solicitadas a este sostenedor. Afortunadamente los estudiantes del Liceo Bicentenario Politécnico de Ovalle a cargo de la toma, resguardaron su establecimiento y levantaron necesidades que acogimos y canalizamos con prontitud, pues todas ellas buscan asegurar el bienestar del alumnado”, comentó Nelson Olivares, jefe del Departamento de Educación.

Otro de los puntos destacados de las necesidades es que los estudiantes manifestaron la habilitación de una sede liceana exclusiva para los alumnos de séptimo y octavo año básicos, y otra para aquellos de primer y segundo año medio, debido a “la sobrepoblación de estudiantes en las salas de clases”, dicen los alumnos.

En la respuesta al petitorio, el DEM propone generar un plan de trabajo por fases, explorando distintas alternativas que permitan avanzar gradualmente hacia la disminución de los estudiantes por sala.

Asimismo, se plantea la conformación de una comisión integrada por diversos estamentos relacionados con el sistema educativo, con el objetivo de conocer los diversos puntos de vista. Después de esto, el DEM levantaría  información relevante para tomar una decisión. Sin embargo, el Departamento de Educación no entregó fechas concretas de cuándo se realizarían tales encuentros.

A esto se agregan talleres de capacitación de primeros auxilios, conversatorio entre alumnado para la necesidad de talleres de especialidad, una cláusula de protección para estudiantes que participaron o apoyaron la toma del recinto y talleres de capacitación antibullying que el sostenedor municipal se comprometió a ejercer en el corto plazo.

Todos estos puntos solicitado por los estudiantes fueron respondidos el pasado viernes, situación por la cual decidieron entregar el recinto el pasado domingo cerca de las 14.00 horas.

“Hay apoderados que sí apoyan la toma, que es un grupo minoritario, pero la gran mayoría de ellos están en contra. Queremos que nuestros hijos estudien y que tengan acceso libre al liceo, y que no 20 muchachos se tomen el colegio y que pare toda la educación. Para mí es frustrante que pasen todas estas cosas. Incluso se dicen que hay personas externas, desde fuera del liceo, y algo mayores de edad que están involucrados”, comentó Wilson Campusano, presidente del Centro de Padres y Apoderados del liceo que estuvo presente en la reunión.

Sin embargo, el lunes los estudiantes realizaron una nueva votación para determinar si la toma continuaba. De un total de 636 votos, 410 de ellos optaron por continuar con esta forma de manifestación, por lo que el mismo lunes por la tarde volvieron a tomarse el liceo, en una toma que se ha caracterizado por ser pacífica y que según el municipio dispuso de colchones y alimentación para quienes pernoctaran en el interior del liceo.

Desde el municipio informaron que esta vez los alumnos no tienen un nuevo petitorio sobre la mesa y habiendo respondiendo todos los puntos señalados en las primeras exigencias del pasado jueves.

EN TOMA

En redes sociales, el Centro de Alumnos del Liceo expuso las respuestas obtenidas “en solo tres días de pérdida de clases pacífica, gracias a la Asamblea Fénix y a todas las demás organizaciones y estudiantes”.

Diario El Ovallino se dirigió hasta las dependencias del recinto, donde un grupo de estudiantes custodiaba el ingreso.

Al pedir conversar con estudiantes del establecimiento, este grupo de alumnos reconoció que no eran estudiantes del propio Liceo Politécnico, mientras que en el interior del mismo, el vicepresidente del Centro de Alumnos prefirió no realizar declaraciones sobre la respuesta del petitorio y comunicó que en los próximos días podía expresarse respecto a la toma. Eso sí, reconocieron que sus peticiones fueron respondidas por parte del Departamento de Educación Municipal.

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

X