• “LactaOvalle” es la única clínica de lactancia en la región de Coquimbo.
  • “LactaOvalle” es la única clínica de lactancia en la región de Coquimbo.
  • “LactaOvalle” es la única clínica de lactancia en la región de Coquimbo.
  • “LactaOvalle” es la única clínica de lactancia en la región de Coquimbo.
  • “LactaOvalle” es la única clínica de lactancia en la región de Coquimbo.
  • “LactaOvalle” es la única clínica de lactancia en la región de Coquimbo.
  • “LactaOvalle” es la única clínica de lactancia en la región de Coquimbo.
  • “LactaOvalle” es la única clínica de lactancia en la región de Coquimbo.
  • “LactaOvalle” es la única clínica de lactancia en la región de Coquimbo.
  • “LactaOvalle” es la única clínica de lactancia en la región de Coquimbo.
  • “LactaOvalle” es la única clínica de lactancia en la región de Coquimbo.
Crédito fotografía: 
Cedida
Incidencia positiva en el apego, generación de anticuerpos para prevenir infecciones y enfermedades, además de favorecer la inteligencia y el desarrollo son parte de las bondades del amamantamiento.

La  lactancia materna otorga múltiples beneficios tanto para la madre como para el hijo, así lo han demostrado diversos estudios científicos que avalan el impacto tanto en aspectos como el desarrollo, la inteligencia y hasta la prevención de enfermedades

De acuerdo a la pediatra de la Clínica de Lactancia Materna “LactaOvalle”, Rocío Rodríguez, el primero de ellos es que la lactancia favorece el apego, es decir, el vínculo entre madre-bebé. “No es que las mamás que no amamanten no vayan a tener apego ni vínculo, sino que ésta es la forma más natural y más fácil de que se instale dicho vínculo precoz, el cual es necesario en los primeros dos años de la vida”.

La lactancia exclusiva también incide en la inmunidad de los infantes. “La mamá le entrega de forma pasiva anticuerpos, los que le van a generar una protección contra infecciones  como otitis, neumonía, diarrea. Los bebés amamantados se recuperan más rápido que otros que reciben otro tipo de alimentación. También en los cuadros infecciosos no se deshidratan tan rápido y se protegen los primeros seis meses”, precisa la especialista.

Pero eso no es todo, ya que de acuerdo a la pediatra, los bebés que son alimentados exclusivamente durante seis meses y luego de forma complementaria con la alimentación, “tienen un factor protector en cuanto a enfermedades crónicas no transmisibles como diabetes e hipertensión. Además hay estudios que dicen que protege de enfermedades inmunológicas y oncológicas a lo largo de la vida”.

También tiene impacto en el desarrollo psicomotor, “es una estimulación constante el hecho que el bebé esté en el pecho de su madre. Ella lo toma, lo acaricia, lo besa y eso genera estímulo al desarrollo del bebé”.

Además de lo anterior, la grasa que reciben los bebés en la leche materna tiene repercusiones a nivel cerebral, “es la mejor forma de cubrir todas las neuronas que están en desarrollo. Hay estudios que avalan que los bebés amamantados tienen un coeficiente hasta un punto por encima de los bebés que no”.

La protección contra futuras alergias es un punto relevante. “A través de la leche de la madre los bebés pueden conocer todos los alimentos y eso los puede proteger una vez que empiecen a comer”, cuenta Rodríguez.

Otro aspecto es que la madre también se ve beneficiada al amamantar, “el año pasado en Estados Unidos se hicieron estudios que dicen que la lactancia prolongada, que es más allá de los dos años, puede proteger a la madre contra eventos cardiovasculares, hipertensión, diabetes e infarto”.

Por otro lado, las madres que han amamantado por largo tiempo y a varios hijos, “tienen un factor protector contra el cáncer de mama o bien bajan de peso más rápido”.

“LactaOvalle” es la única clínica de lactancia en la región de Coquimbo y cuenta con un  equipo interdisciplinario especializado, conformado por tres especialistas; pediatra, nutricionista y kinesióloga. Próximamente se realizará un nuevo taller de lactancia el cual será anunciado a través de la página Facebook: LactaOvalle.

La clínica se encuentra en el Centro de Especialidades Médicas (CEM), el cual se localiza en Victoria 295. Para mayor información está disponible el siguiente número: 53 2350055. 

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

X