• En Ovalle, la mayoría de las personas en situación de calle, se concentra en el sector norte de La Alameda.
La información forma parte de los resultados del Registro Social Calle realizado por el Ministerio de Desarrollo Social en tres ciudades de la región.

Los resultados del Registro Social Calle consignado por el Ministerio de Desarrollo Social en agosto del 2016, arrojaron cifras significativas sobre las personas en situación de calle en tres comunas de la región; La Serena, Coquimbo y Ovalle. Los números indican que en las tres ciudades mencionadas, hay  451 personas en situación de calle. De éstas, el 42,4% está concentrado en la capital regional; el 29,3% en la ‘Perla del Limarí’ y el 27,9% en la comuna puerto. A su vez, se determinó que el 84,7% del total corresponde a hombres y el 13,9% a mujeres. Al respecto, el seremi de Desarrollo Regional, Herman Osses, destacó el cambio metodológico en la medición. “Nuestro Gobierno implementó este nuevo instrumento, que permite analizar y utilizar la información para caracterizar la realidad de estas personas, tener un monitoreo permanente, saber dónde se ubican y conectarlos a la red de protección social existente en cada comuna. Este registro es un instrumento complementario al Registro Social de Hogares”.Igualmente, en el reconocimiento se les consultó a los involucrados por el motivo que los llevó a vivir en la calle. Ante la incógnita, un 67,1% aseguró que fue por problemas con su pareja y/o familia; un 14,7% por inconvenientes con las drogas y/o el alcohol; un 12,2% por dificultades económicas; y un 6,0 % por otras razones no especificadas. Bajo esta línea, el secretario regional sostuvo que “conversando con las personas en situación de calle en las diferentes actividades que realizamos, nos damos cuenta de que la mayoría llega a esta condición con el trasfondo de un quiebre afectivo. Es por esto que a través del Programa Calle, buscamos reinsertarlas mediante apoyo psicosocial y psicolaboral”.        Asimismo, casi el 70% de las personas abordadas, indicó que ha recibido algún tipo de apoyo social, tal como alimentación gratuita, entrega de útiles de aseo, frazadas o abrigo y alojamiento en albergues o viviendas particulares. Además, el 99,6% declaró el haber aceptado gratuitamente algún servicio como atención médica, psicológica y/o psiquiátrica, emisión de cédula de identidad, rehabilitación del consumo de drogas y/o alcohol, y programación de nivelación de estudios o capacitación laboral.   Por último, el estudio también estableció que el promedio de permanencia en la calle es de 9,2 años y que del total de personas en la reiterada situación, más del 63% cuenta con ingresos laborales. 

SITUACIÓN A NIVEL NACIONAL 

El resultado del primer año de implementación de este registro, que cubrió un total de 126 comunas de las 15 regiones del país (81% de la población nacional), mostró que existen 10.610 en situación de calle.La mayor cantidad de personas en situación de calle se concentran en Santiago, seguido por Valparaíso con un 11,9% y el Biobío con un 9%. Otros de los datos relevantes de la exploración, es que las personas encuestadas tienen en promedio 7,1 años de permanencia en la calle. Y respecto a su nacionalidad, el 99% son chilenos. El trabajo recopilado durante un año, permitió concretar el acceso de personas en situación de calle al Registro Social de Hogares. Hasta agosto del presente año, estaban inscritos el 87,1%, de los cuales el 90,1% pertenece al tramo del 40%. También fue posible recopilar información sobre sus pensiones. 77% de los encuestados reciben pensiones no contributivas.De esta manera, y analizando todos los antecedentes, se definieron 3 grupos prioritarios para la intervención social: Adultos mayores que no tienen PBS ni APS por vejez; personas con dependencia moderada o severa sin PBS y/o APS por vejez; y  personas sin Registro Social de Hogares. 

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

X