Crédito fotografía: 
Cedida
Pasajeros señalan que es normal en las últimas semanas esperar por más de 30 minutos por un colectivo en el centro de Ovalle para dirigirse hasta sus casas. Desde los taxis colectivos señalan que hacen un gran esfuerzo, pero que el parque vehicular ovallino ha crecido en el último tiempo, haciendo más lento el flujo de sus móviles.

Ya pareciera normal que después de las 17.30 horas los pasajeros se acumulen en cada una de las esquinas del centro de Ovalle en búsqueda de algún medio de transporte. Y este es el popular colectivo, quien mantiene casi el 90% de las ofertas de transporte en la comuna.

En cada paradero en hora punta es posible observar a personas agolpadas a la espera de algún vehículo que las traslade hasta sus domicilios, pero en las últimas semanas esta realidad se ha visto acrecentada. Los diversos trabajos viales han provocado, según el gremio, una ralentización en el flujo de colectivos, generándose tacos en lugares que antes eran impensados.

Con todo, los usuarios manifiestan sus molestias y algunos han realizado reclamos ante la autoridad de transporte regional.

“Es cosa de darse una vuelta por las tardes y ver el escenario. Por lo general los pasajeros son personas que salen de sus trabajos a las 18.00 o 19.00 horas, desean irse a sus casas y no pueden hacerlo porque no hay vehículos. Ahora se entiende que hay resguardo de algunos choferes por la pandemia, pero igualmente debiera haber una planificación, una especie de turnos, para que haya colectivos en las tardes. El transporte colectivo tiene un compromiso y una responsabilidad y una obligación de servicio”, comenta Óscar López, usuario de colectivos.

Los sectores donde se agrupan más pasajeros en búsqueda de un medio de transporte preferentemente se ubican en todas las esquinas de calle Libertad, entre Ariztía Poniente y Miguel Aguirre; calle Victoria con Vicuña Mackenna; en las afueras del Mercado Municipal; Ariztía Poniente con Libertad; Ariztía Poniente con Benavente en ambas veredas; entre otras.

“Por las tardes no puede quedar botada la ciudad, hay adultos mayores, mamás con niños y existe también un riesgo de que sean asaltados, porque la presencia policial es escasa o nula”, agrega López.

Para la Federación de Colectivos de Ovalle, que agrupa a 1.080 vehículos, mencionan que realizan un esfuerzo para cumplir con todos los horarios posibles, pero también afirman que el parque vehicular en Ovalle ha crecido mucho en los últimos años, generándose tacos que llevan a los conductores a demorar su servicio.

“Con todo esto de Fase 2 y Fase 3, hay una gran cantidad de vehículos dando vuelta en Ovalle que es sorprendente. Me asombra mucho que calles como David Perry o La Feria que antes no tenían alto tráfico, hoy sí tengan tacos de cuatro cuadras. Eso hace que nosotros como locomoción que en una vuelta de recorrido lo hacíamos en 15 a 20 minutos, ahora lo estamos haciendo en una hora. Se nos está haciendo difícil”, afirma Cristián Pinto, presidente de la federación.

Aseguran que este punto lo han expresado al seremi de Transportes, Juan Fuentes, para que se pudiera aplicar restricción al parque automotriz en Ovalle, pero esta medida solo puede tomarse en caso que exista altos niveles de contaminación en el aire.

De acuerdo a la seremía de Transporte no existe una obligación legal para que las líneas de colectivos tengan una cantidad determinada de vehículos rondando por la ciudad, ya que la región no cuenta con un sistema de transporte licitado. Solamente las líneas se pueden guiar por el decreto 212 para cumplir con una cierta cantidad de móviles en hora punta, que hasta la fecha lo estarían cumpliendo.

La federación señala que se han autoimpuesto una restricción de dos dígitos a los móviles para evitar más atochamiento en la ciudad, pero que igualmente no ha dado resultados.

“Nosotros guardamos diariamente entre 200 a 250 vehículos. Además, hay muchos autos particulares con un solo ocupante, por lo que los choferes tienen un lento circular en las horas punta”, añadió Pinto.

Otro de los puntos que menciona Pinto es que el tamaño de las calles en la ciudad siguen siendo las mismas “desde hace 200 años, cuando circulaban carretas”, por lo que el tamaño de la zona para circular influiría en la congestión vial.

Con todo, los pasajeros deberán armarse de paciencia ante el posible déficit de transporte público. De igual forma, los usuarios pueden realizar sus reclamos o denuncias en caso que observen déficit de colectivos, a través de la página web del ministerio de Transportes.

Etiquetas: 

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Máster Gratuito en Marketing Digital