• A pesar del éxito reconocido del proceso de vacunación, algunas decisiones general desconcierto en la población, entre ellas la postergación de las jornadas para los grupos de pacientes crónicos
Crédito fotografía: 
Cedida
El Ministerio de Salud recientemente decidió que los pacientes crónicos no son un grupo prioritario para recibir la vacuna contra el Covid-19. Esta medida generó cuestionamiento por parte de la comunidad y los profesionales del área de la salud.

Por Luciano Alday Villalobos / Ovalle

 

El doctor Diego Peñailillo es el presidente médico de la agrupación de la salud primaria en Ovalle, además de asesor del departamento del área de salud de la municipalidad, por lo que es una voz autorizada para analizar el avance del proceso de vacunación en Chile y Ovalle.

El profesional médico en conversación con diario El Ovallino comienza elogiando el proceso en el país, “ha sido muy destacable, yo creo que a nivel internacional incluso. Hoy Chile, está dando cátedra de cómo se debe llevar a cabo procesos de inmunización masiva, eso está reflejado en las cifras de la población vacunada, y mucho más si las comparamos con el resto del mundo”, señaló Peñailillo, quien además agrega que la región y Ovalle no han sido la excepción, “ha sido un proceso rápido, tuvo algunos problemas con respecto a la parte logística, porque fue un proceso que se tuvo que realizar con mucha premura, pero la atención primaria fue capaz de responder ante el desafío que significa inmunizar a la población”

Otro de los aspectos loados por el doctor está directamente ligado al trabajo hecho en la provincia del Limarí, en donde existe un amplio número de localidades rurales, “el trabajo con el sector rural dio la enseñanza de que es posible llevar la vacuna a todos los lugares que sean necesarios. Inicialmente cuando comenzó el operativo de vacunación muchas localidades rurales dentro de la región fueron las que tuvieron tasas de vacunación más alta en comparación con grandes centros urbanos como La Serena, Coquimbo y Ovalle”.

El profesional de la salud dice que si bien el proceso de vacunación a grandes rasgos ha sido exitoso, todavía quedan algunos detalles a mejorar, uno de ellos es la polémica determinación del gobierno, quien decidió que los pacientes crónicos no fuesen prioritarios para la vacuna. Este grupo deberá esperar hasta el 8 de marzo para recibir la inmunización.

“El Ministerio de Salud cambió el calendario de vacunación, los pacientes crónicos no son prioridad para la siguiente semana y eso genera confusión en la población, también genera, y con justa razón, que la gente se moleste. Esos detalles son para mejorar en el tiempo venidero”, enfatizó Peñailillo.

 

Otras polémicas

 

En la comunidad existe molestia por otros grupos que no han sido priorizados en este proceso de vacunación. Por ejemplo los profesores, quienes ya comenzaron su vacunación, pero con una restricción de edad, ya que por el momento solo se podrán vacunar los docentes que sean mayores de 60 años. Todo esto a pesar de la insistencia del gobierno por el retorno a las clases presenciales.

El doctor Peñailillo dice que no debiese existir en este grupo esta limitante, “yo creo que los profesores deberían ser considerados como trabajadores esenciales, tal como fueron otros funcionarios públicos. En esos casos no se puso la segregación por edad que se está haciendo con los profesores. Por ejemplo a un trabajador municipal administrativo no se le puso barrera para su vacunación, en cambio para los profesores sí, lo cual hace que se generen situaciones de conflictos”, declaró.

Otro aspecto que Peñailillo anota para mejorar es la rapidez del avance del proceso en algunos lugares, “se ve un beneplácito a ciertas comunas que pueden vacunar muchísimo más rápido, como el caso específico de Ovalle. El operativo de vacunación masiva que está montado en el estadio Diaguita tiene capacidad para una cantidad bastante superior a lo que en este momento estamos vacunando. Lo que nos está limitando son las directrices del gobierno central y de la Seremi de Salud. Yo creo que el calendario de vacunación debiese ser más flexible en los lugares que puedan ser flexibilizados”, ejemplificó.

En cuanto al progreso del proceso, Peñailillo dice que algunos estudios señalan que la mayoría del grupo objetivo debiese estar vacunado en junio. Sin embargo, aclara que esto no es definitivo debido a los constantes cambios en el calendario de vacunación. “El hacer retroceso en el calendario de vacunación, como ahora con el caso de los pacientes crónicos, podría retrasar los tiempos, por eso hacer pronósticos es difícil, porque el calendario se va cambiando”, concluyó.

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Máster Gratuito en Marketing Digital