Crédito fotografía: 
El Ovallino
Pirquineros de toda la región se manifestaron en La Serena acusando que la gobernadora no ha liberado los recursos para el financiamiento de la Seremi de Minería. A través de una declaración pública la autoridad aludida justificó que esta situación “no ha sido generada ni es de responsabilidad del Gobierno Regional”, mientras la Seremi Constanza Espinosa aseguró que un pronunciamiento de la Contraloría expresó que “no hay impedimento legal para obtener fondos por parte del Gobierno Regional”.

 

Al mediodía de este martes 31 de enero un grupo de aproximadamente 100 pirquineros realizaron una protesta en el frontis del Gobierno Regional, en la ciudad de La Serena.

La manifestación contó con la participación de pequeños mineros provenientes de diferentes partes de la Región de Coquimbo, como Combarbalá, Río Hurtado, Ovalle, Monte Patria, La Higuera, La Serena y Andacollo.

El presidente de la Asociación Gremial de la Pequeña Minería de Chile, Rubén Salinas, comentó las causas de esta protesta, apuntando a la Gobernadora Regional Krist Naranjo como la principal responsable del malestar de su gremio.

Según explicó el dirigente nacional, Naranjo no ha liberado los recursos que irían destinados a la Secretaría Regional Ministerial de Minería, quien actualmente no puede funcionar correctamente ante la falta de estos fondos.

“Queremos que la gobernadora libere los recursos que fueron aprobados por el CORE, para poder financiar el personal que requiere la Seremi de Minería, que hoy en día está en una situación acéfala, le falta personal, tiene que contratar gente, pero no tiene los recursos, y esos recursos emanan del Gobierno Regional, y además una facción de esos recursos, que son cerca de 1.500 millones de pesos, van a la pequeña minería”, comenzó declarando Salinas.

El presidente gremial comenta que a su vez, esta falta de personal en la secretaría regional ministerial provoca que algunas faenas de la región estén paralizadas, “toda faena tiene que tener un proyecto de explotación y un plan de cierre, eso lo financia la Seremi de Minería. Hoy tenemos alrededor de 4.000 faenas en la Región de Coquimbo, de las cuales unas 500 están regularizadas,  y de esas 500 hay 200 en una situación provisoria y pronta a vencer”, apuntó.

“Las faenas no pueden funcionar sin regularizar, si lo hicieran sería ilegal y recibirían sanciones, entonces estas faenas necesitan ser regularizadas de una u otra manera, necesitan un proyecto de explotación aprobado y un plan de cierre”, complementó.

Por último, Salinas comenta la molestia que el gremio siente al no ser siquiera escuchados por la autoridad, “esto viene hace mucho tiempo atrás, se han mandado varias cartas, se han solicitado reuniones, y ella en una actitud bastante insensible no ha querido escuchar. La primera autoridad de la región debiera escuchar y recibir a nuestros dirigentes, pero hasta ahora se ha negado”, declaró.

 

RESPUESTA DE LA ALUDIDA

 

Desde el Gobierno Regional reaccionaron a esta protesta mediante una Declaración Pública, en donde manifestaron que “por el momento, se ve impedido de traspasar recursos para ‘financiar gastos en personal y en bienes y servicios de consumo de los servicios públicos nacionales o regionales, de las municipalidades y de las instituciones de educación superior’, según lo estipula la Ley de Presupuestos año 2023 en el ítem de Programas de Inversión Regional, glosa 08”.

Asimismo señaló que “durante el 2022 no se pudo generar convenios con la Secretaría Regional Ministerial de Minería porque esta institución no había rendido los recursos aportados desde el Fondo Nacional de Desarrollo Regional” y que “durante enero del 2021, el Gobierno Regional se querelló por Mal Uso de Fondos Fiscales contra quienes resulten responsables en la seremi de Minería, periodo 2020”.

El comunicado también enfatizó en que esto sería “un problema de Estado”, argumentando que “la Subsecretaría de Minería no se hace cargo del funcionamiento de las secretarías regionales, traspasando su responsabilidad a los gobiernos regionales”.

“Aclaramos que la Gobernadora Regional, Krist Naranjo lamenta la utilización política de una situación que no ha sido generada ni es de responsabilidad del Gobierno Regional. Reafirmamos, por último, que la Gobernadora mantiene toda la disposición para apoyar el desarrollo sustentable de la pequeña minería de la Región de Coquimbo”, concluyó el comunicado.

 

NO HABRÍA IMPEDIMENTO LEGAL

 

Por su parte, la Seremi de Minería de la región, Constanza Espinosa, lamentó esta situación que atraviesan los pirquineros y sus familias, “como gobierno tenemos la misión de mejorar la calidad de vida de las personas, debemos promover un trabajo digno y decente, debemos mantener los puestos de trabajo, para esto los mineros necesitan con urgencia regularizarse. No hemos dejado de trabajar en estos 10 meses, por las familias de los pequeños mineros de la región, conocemos sus necesidades y realidades, no debemos olvidar que son personas, que trabajan en familia y que viven de una forma muy precaria, no son empresas mineras”, declaró.

A su vez, hizo un llamado a la Gobernadora Regional, al manifestar que “tenemos alrededor de 2.000 faenas irregulares, que viven en zonas rurales y apartadas, y que necesitan con urgencia del apoyo técnico y jurídico de los profesionales de la seremi de Minería. Hemos trabajado mucho, y cerramos las rendiciones pendientes de los años 2017, 2018, 2019, 2020 y 2021, cerramos el FNDR de 2019 y obtuvimos un pronunciamiento de la Contraloría, en el que se expresa que no hay impedimento legal para obtener fondos por parte del Gobierno Regional”.

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

Diario El Ovallino

 

 

Lo más visto hoy