• La jornada conmemorativa de ese fatídico día se desarrolló en el asentamiento donde antiguamente estaba Pueblo Nuevo. Ahí se recordaron a las víctimas y lo que fue esa localidad antes de la destrucción completa.
Este 14 de octubre se cumplen 20 años del fatídico terremoto que azotó a la tierra de los molinos. En Pueblo Nuevo murieron 5 personas que componían la familia Muñoz Segovia

Hace exactos 20 años la tierra hizo sentir toda su fuerza en nuestra zona, particularmente en Punitaqui. En esa comuna aún no se olvida a esas víctimas fatales que murieron aquella noche.Fue el 14 octubre de 1997 cuando debido al terremoto, una muralla de adobe se desmoronó y cayó encima de 5 personas, un matrimonio y tres de sus hijos en el sector de Pueblo Nuevo. Por ello, desde el año 2010 vecinos y familias de esa localidad punitaquina, rinden homenaje a quienes partieron. Pero no sólo eso, sino que también se rememora lo que fue Pueblo Nuevo, ya que que tras la catástrofe quedó en el suelo, teniendo que erradicarse y asentarse en otro territorio. La instancia también sirve como encuentro  de todos los vecinos, incluso aquellos que por distintas razones ahora viven en otras comunas, ciudades o regiones. Es una jornada de reflexión, de participación y de recuerdos.La jornada  se desarrolló en el asentamiento donde antiguamente estaba Pueblo Nuevo. Hay que recordar que tras el terremoto del 1997, las viviendas de Pueblo Nuevo fueron trasladadas a otro sector. Sin embargo, la historia y nostalgia lleva a “los pueblinos” a realizar la actividad en el lugar donde antiguamente residían sus abuelos y padres. La conmemoración  tuvo momentos de recuerdos, homenajes, se efectuó una misa  y también hubo momentos  de juegos y risas. Los niños y jóvenes participaron de juegos populares, hubo entrega de golosinas para los menores.El alcalde de Punitaqui, Carlos Araya es nacido y criado en Pueblo Nuevo. Él fue uno de los propulsores de este homenaje hace siete años  atrás y siempre ha sido parte de la organización. Hoy, ya desde otra vereda, ahora como jefe comunal también participó. “Tener esta instancia, este tiempo, este espacio para poder  reunirnos una vez al año  y también para recordar esa fatídica noche del 14 de octubre de 1997 se hace emocionante. Lo otro relevante es poder juntarnos todos  los que alguna u otra manera hemos sido parte  de la historia de Pueblo Nuevo. Son 20 años de esa noche negra. Sin duda aún hay congoja y pena por lo acontecido y por sobre todo por la familia de Pueblo Nuevo fallecida y de otro punitaquino que murió por un ataque cardiaco”, explicó.En tanto, Jaime Alfaro, pueblino de corazón, agregó  sobre la fecha, “nos  ha marcado porque desapareció una familia de cinco personas que nos ha llevado año  tras año los estemos recordando como el día del pueblino de corazón enmarcado para no olvidarnos de ellos y del terremoto que erradicó a Pueblo Nuevo ya que quedó en el suelo”.Pedro Tello más conocido como “peruquito”, dijo,  “me emociona mucho hacer esta actividad. Aquí estamos  los pueblos de corazón que nacimos y nos criamos aquí. Hemos sido pobre, pero crecimos y salimos adelante Estamos todos reunidos y felices”.Marina Tello, otra organizadora de la actividad sostuvo, “me encanta  que nos juntemos todos los pueblinos, esos que fuimos a la escuela de niños chicos,  los que han vivido toda una vida acá. Yo a pesar de que ahora vivo en Ovalle, acá todavía tengo mi casa  y venimos todos los fines de semana. Nos  gusta estar acá. Esta tierra nos llama”, concluyó.

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...
X