Crédito fotografía: 
Cedida
Integración de contenidos ambientales en el currículo escolar, generación de iniciativas ligadas a la eficiencia energética, prácticas de vida saludable, manejo sustentable de residuos, difusión ambiental y campañas de vinculación con el entorno, son algunas de las prácticas evaluadas por el Sistema Nacional de Certificación Ambiental de Establecimientos Educacionales (SNCAE).

 

Alrededor de 20 entidades educativas municipales de la comuna fueron certificadas por el SNCAE, impulsado por el Ministerio de Medio Ambiente, el cual busca promover la enseñanza medioambiental en los estudiantes, con el propósito de mejorar la relación con el entorno y en la incorporación de hábitos ambientalmente responsables.

Para poder ser certificados, los diferentes postulantes debieron integrar contenidos ambientales en el currículo escolar, además de generar diversas acciones ligadas a la eficiencia energética, manejo sustentable de residuos, plantación de especies vegetales y medicinales, campañas de vinculación y difusión con el entorno.

Jorge Villar Fuentes, director de la escuela Padre Joseph Stegmeier de Sotaquí, explicó que hace seis años que el establecimiento ha incorporado prácticas amigables con el medio ambiente, obteniendo en este periodo la certificación SNCAE de excelencia. Actualmente poseen una estación meteorológica, realizan compostaje en su huerto escolar y reciclaje papel, entre otras prácticas, “los apoderados están conscientes de que el mundo está cambiando, y esto se está viendo también a nivel, local, nacional y mundial, y que a la larga habrá que asumirlo, por esto es fundamental educar en materia medioambiental”, enfatiza.

Por su parte, Nelson Olivares, jefe del Departamento Municipal de Educación destacó que para el DEM es muy importante que “los niños y niñas se formen integralmente y generen conciencia ecológica desde pequeños, más en nuestra zona donde la escasez hídrica es un tema latente. Este y otros puntos fueron abordados en este proceso de certificación,  permitiendo promover el respeto por los recursos naturales y la importancia de generar acciones de reciclaje y reutilización de residuos”.

Las comunidades educativas acreedoras de la distinción ambiental para este año 2019, recibieron su certificación en una ceremonia realizada en el Liceo Estela Ávila Molina de Perry, siendo reconocidos 7 jardines infantiles, 2 liceos y 11 escuelas:

En Nivel básico se encuentra la escuela Damián Heredia, Escuela La Paloma, Escuela Las Sossas, Escuela Marcos Macuada Ogalde de la localidad de Limarí,  Escuela Las Águilas, Jardín Infantil Blanca Nieves, Jardín Infantil Nubeluz, Sala Cuna y Jardín Infantil Arcoíris, Sala Cuna y Jardín Infantil Selim Dabed Golott, Sala Cuna y Jardín Infantil Semillita del Futuro, Sala Cuna y Jardín Infantil Solcito del Valle.

En el Nivel medio, se certificó a la Escuela El Guindo, Escuela La Araucana, Escuela Oscar Araya Molina, Liceo Estela Ávila Molina de Perry,  Liceo Bicentenario Politécnico y Jardín Infantil Los Pececitos.

Y por último, el Nivel de excelencia lo obtuvo el Colegio Yungay, Escuela Heberto Velásquez y Escuela Padre Joseph Stegmeier.

Para lograr la certificación, las escuelas desarrollaron distintas acciones, entre las que destacan: recuperación de espacios, creación de vivero con material reciclable, creación de huertos medicinales, plantación de especies vegetales, instalación de puntos limpios, promoción del reciclaje, entre otras.

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

X