Crédito fotografía: 
Lautaro Carmona
Cerca de la mitad de los focos corresponderían a clúster familiares, ubicados principalmente en las provincias de Elqui y Limarí, es por eso que las estrategias se han centrado en aumentar la oferta de residencias sanitarias para que estos núcleos puedan realizar un aislamiento efectivo. El seremi de Salud y el jefe de la Defensa Regional reiteraron el llamado a la comunidad a reforzar el autocuidado y a tomar consciencia sobre la “compleja situación” que está generando el coronavirus en el país y en la zona.

Equipo El Día

Esta semana se cumplieron los primeros cien días desde que se inició la pandemia y posterior propagación del coronavirus en el territorio nacional. En el caso de la Región de Coquimbo será el próximo jueves 18 de octubre cuando se viva la “fecha cero” y se comience a contabilizar los días para un cuarto mes.

Hoy, la cifra asciende a más de mil contagiados y el llamado de las autoridades sigue siendo el mismo, aunque ahora y tras la implementación de una serie de medidas, el mensaje es categórico. “no bajar las medidas de autocuidado”, esto porque la principal preocupación radica en el aumento de los brotes activos, que al día de hoy alcanzan los 94 en toda la zona, concentrados principalmente en las provincias de Elqui y Limarí.

El seremi de Salud, Alejandro García, detalló que de esos, 42 corresponden a clúster familiares, mientras que el resto están vinculados a lugares de trabajo, en este mismo punto, precisó que ha sido el “relajamiento” de la población uno de los principales obstáculos a los que han tenido que enfrentarse para controlar la propagación del coronavirus que ya está presente en las 15 comunas de la región.

“Reitero el llamado a extremar las medidas de prevención tanto como en los espacios laborales como en el transporte público, pero esta vez, principalmente en los hogares de cada uno de ustedes,  respetar el toque de queda, abstenerse  de reuniones  sociales y familiares que pueden provocar, lamentablemente, contagios y el fallecimiento de sus familiares, amigos o compañeros de labores”, dijo el viernes en el balance regional.

Acciones imprudentes

En estos cien días frente a un virus desconocido y sin precedentes, la autoridad recordó las acciones implementadas, como las 4 aduanas sanitarias, una controlada por la Armada (Puerto de Coquimbo) y tres por el Ejército en Pichidangui, La Higuera y el aeropuerto. También el reforzamiento de la Unidad de Epidemiología con nuevos profesionales para realizar el seguimiento de los casos positivos, labor que también se sumaría la atención primaria de salud. Las fiscalizaciones realizadas por el Ejército, Carabineros y la Policía de Investigaciones (PDI) ante el uso obligatorio de mascarillas, el distanciamiento físico y los distintos protocolos ya sean en el comercio, supermercados e instituciones.

Sin embargo, según el seremi García ninguna de estas medidas estarían siendo suficientes, ya que la comunidad continúa no tomando consciencia y realizando encuentros familiares y sociales en los domicilios como cumpleaños, celebraciones y asados sin la implementación de elementos de protección personal como la protección buconasal.

“Si seguimos con estas acciones imprudentes por parte de la población será muy difícil evitar nuevos contagios, debemos tomar consciencia de la compleja situación que vive el país y sobre todo nuestra región con una gran cantidad de casos nuevos, personas hospitalizadas y fallecidas”, lamentó.

Incluso el general Pablo Onetto, jefe de la Defensa Regional, se sumó a las sentidas palabras del secretario regional y dio cuenta del aumento de situaciones de “fiestas” que logran observar cuando hacen los controles en las calles en horario de toque de queda.

“Estamos teniendo problemas en este minuto y lamento que se esté dando esta tónica y que dentro del horario de toque de queda se estén realizando actividades sociales de índole familiar con más de 5 o 7 personas al interior de los domicilios, hechos que vemos cuando estamos controlando en la calle, eso es tremendamente complejo”, agregó.

Respecto a las facultades, Onetto aclaró que el Ejército no tiene atribuciones para fiscalizar al interior de los hogares, pero están conscientes que esos eventos están generando inconvenientes porque después “regresan a sus casas y se nos comienzan a escapar el número de brotes y, en este caso la pandemia”. Cabe precisar que la normativa sanitaria prohíbe reuniones de más de 50 personas en un mismo lugar.

“Los llamo al autocuidado, de la misma manera cuando lo hicimos hace tres meses atrás cuando comenzamos este Estado de Excepción y cuando la gente respetaba las medidas, no caigamos en este relajo que se nos está produciendo y, lamentablemente aquí hay un tema personal de autocuidado y en las familias de cada uno”, reflexionó.

Brotes regionales

Respecto a la dinámica de los brotes, el seremi de Salud detalló que tanto los familiares y los laborales están relacionados, ya que las personas contagiadas en los primeros están “llegando a sus casas” y que producto del relajo en la familia, comienza a propagarse el virus.

“Más que los brotes en distintas empresas o en el sistema público, los principales brotes y los más preocupantes son los familiares, por eso llamamos a la consciencia, porque debemos contralar estos contagios que desde un punto de vista epidemiológico nosotros llamamos ‘brotes secundarios’ a nivel familiar”, precisó.

Desde el Gobierno han relevado las estrategias sanitarias para frenar el aumento de los brotes en la región, “pero nada de esto puede ser efectivo y todo puede colapsar” si es que la población no refuerza las medidas personales de autocuidado.

“Nosotros como Gobierno, equipo de la Seremi de Salud, Carabineros, Ejército y la primera línea de salud hemos trabajado profundamente para frenar los brotes (…) tengan la seguridad que hemos adoptado todas las medidas que están en nuestras manos, e inclusive más, pero si la comunidad no respeta la distancia o las normas de higiene, lamentablemente, esto será incontrolable”, confesó García.

El foco de la estrategia

Pese al aumento de casos positivos en la región, las autoridades han informado que según la cifra de contagiados, la distribución geográfica de ellos y los grupos de riesgos afectados el foco de la estrategia es, en este momento de la pandemia, tomar los clúster familiares, trabajar con ellos y ofrecerles residencias sanitarias.

De hecho, el miércoles el director (S) del Servicio de Salud, Edgardo González, informó que están buscando nuevos recintos para que estas familias puedan hacer un aislamiento efectivo. El representante de Salud precisó que en una semana la oferta pasó de 308 a 442 camas a nivel regional.

“Esta semana debiéramos cerrar algunos acuerdos con empresarios de la Provincia del Choapa para agregar ofertas de camas en residencias sanitarias en Illapel y Los Vilos”, comentó en aquella oportunidad.

Actualmente, estos recintos cuentan con una ocupación de un 36%, con 163 personas alojadas.

Aumento de casos y proyección

Durante la última semana  los casos positivos han aumentado exponencialmente en el país, en la región la cifra más alta reportada hasta el momento corresponde a la del lunes 08 de junio con  133 casos nuevos, mientras que a nivel país, el viernes se informaron 6.756.

Respecto a una proyección local, el director (S) del Servicio de Salud, Edgardo González, comentó a fines de mayo que el peak de contagios por Covid-19 debería producirse –según las estimaciones del organismo- en la tercera o cuarta semana de junio.

En esta misma línea, la epidemióloga y académica de la Universidad Católica del Norte, Muriel Ramírez, dijo esta semana que observando el desarrollo de la epidemia en las últimas semanas se podría estimar que dentro de un mes habría una situación compleja respecto a la atención y disponibilidad de camas críticas en la zona, pero que el peak se podría alcanzar en unos dos meses más.

 

Etiquetas: 

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

X