Crédito fotografía: 
Cedida
Después de diversas tratativas, la comuna integrará el plan que busca entregar la posibilidad de desarrollo y planificación para intentar revertir las desigualdades, siendo una oportunidad para poder inyectar más recursos en la comuna.

Fue el Consejo Regional de Coquimbo quien votó y decidió que la comuna de Río Hurtado integre a partir del año 2022 el programa de zonas rezagadas, al cual quedó fuera en su primera oportunidad en el año 2014. Después de siete años, la comuna podrá verse benéfica con los distintos trabajos para conseguir una reactivación económica en su territorio.

Se trata de una política nacional implementada para que aquellas localidades con mayores niveles de aislamiento y brechas socioeconómicas puedan acceder a recursos del Fondo de Convergencia de Subdere, con el fin de revertir la desigualdad y los bajos niveles de desarrollo.

Una buena noticia para los habitantes de Río Hurtado, quienes podrían verse beneficiados con distintas iniciativas que involucren el desarrollo de su territorio en el ámbito de la minería, turismo, agricultura, área caprina y social.

“Permitirá en este paso importante que los pequeños poblados que tenemos a lo largo de la comuna que los proyectos tengan rentabilidad social, ya que por la baja población que tenemos, tendrán un trato diferente en comparación a lo que hemos hecho hasta este momento. Con los años, hemos disminuido nuestra población y cada proyecto al cual se postulaba no tenía mucha rentabilidad social, y con la sesión del Core se consiguió el apoyo para la comuna. Desde ahora hay que reunir todos los antecedentes hacia el nivel central para que la comuna quede con este beneficios, siendo una tremenda oportunidad que expresamos a todas las autoridades”, sostuvo Gary Valenzuela, alcalde de Río Hurtado.

La propuesta del Gobierno Regional contempló el territorio Elqui–Limarí, compuesto por La Higuera, Andacollo, Vicuña y la mencionada Río Hurtado; y Choapa, con las comunas de Illapel, Salamanca y Los Vilos. Todo esto respaldado por un estudio elaborado por equipo de zonas de Rezago del Gobierno Regional y Subdere, en el que se consideraron variables como las brechas económicas, el aislamiento, el bienestar social, la seguridad y el enfoque de género.

El estudio evidenciaba que el territorio Elqui-Limarí es prácticamente dos veces más rezagado que el territorio Choapa. Además, destacaron las comunas de La Higuera y Río Hurtado como las más pobres, con mayor número de localidades aisladas y con déficit de servicios básicos.

“Esta es una herramienta muy importante para nuestras comunas y localidades más rezagadas, en las que muchos proyectos no se concretan debido al sistema de evaluación, que prioriza rentabilidad económica por sobre la social. Durante los últimos años hemos apoyado a Monte Patria, Combarbalá, Punitaqui y Canela con este programa, recibiendo proyectos muy importantes, como la pavimentación entre Carén y Tulahuén por un monto de $15 mil millones; o de Punitaqui–Manquehua, por $12 mil millones, proyectos que no se hubieran podido concretar si estas comunas no fueran rezagadas", indicó el Intendente de Coquimbo, Pablo Herman.

De esta forma, Monte Patria, Combarbalá, Punitaqui y Canela dejarán el programa para dar paso a estas nuevas comunas que cuentan con especial rezago dentro de la región de Coquimbo.

“Todo esto dará un plus bastante poderoso y proyectando la comuna en infraestructura, bienestar y construir algo en beneficio directo de nuestra población”, comentó Valenzuela, quien amarra un importante proyecto de desarrollo para la comuna en sus últimas semanas de gestión como jefe comunal.

Etiquetas: 

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...