• Un déficit de un 70% de lluvias presenta hasta la fecha la región de Coquimbo. Imagen referencial
Crédito fotografía: 
KAMILA M.
Con un 70% de déficit de lluvias según datos proporcionados por los últimos informes meteorológicos, las autoridades locales decidieron dar curso a dicho pedido ante las difíciles condiciones meteorológicas proyectadas para la agricultura provincial y regional.

Complejos se vienen los próximos días para la agricultura regional.

Y es que según los monitoreos meteorológicos que llevan realizando desde hace un tiempo las autoridades locales ligadas al sector del Agro, todo indica que para las próximas semanas no se esperan precipitaciones, al menos, de aquí a 15 días más. Además, se agrega el dato que hasta la fecha en la región, el déficit de lluvias alcanza al 70%, por lo que la situación se torna aún más grave.

Al respecto, los sectores más afectados serían los del Secano, donde no existirían praderas suficientes como para poder asegurar la alimentación tanto para el ganado caprino como bovino. Pero no es lo único, pues tampoco existen grandes cantidades de nieve acumulada en la alta cordillera, lo que sin duda, podría repercutir fuertemente en los volúmenes de agua acumulados en los embalses de la provincia y la región.

A raíz de esta situación es que a nivel local, se decidió constituir el denominado Comité Regional de Emergencia Agrícola, con el fin de analizar y reunir – en conjunto con todos los directores de los servicios ligados al agro –todos los antecedentes necesarios para elaborar un informe, el cual ya fue enviado a nivel central para su consideración por el ministro de Agricultura, y decretar así, la Zona de Emergencia Agrícola en toda la región.

“Con este informe tomamos la decisión de solicitarle a la intendenta Lucía Pinto, que se solicitara al ministro de Agricultura decretar Zona de Emergencia Agrícola a la región de Coquimbo, trámite que la intendenta ya procedió a realizar. En este minuto vamos a esperar la evaluación que haga el ministerio con los antecedentes que le entregamos para poder decretar la emergencia” afirmó al respecto, el seremi de Agricultura, Rodrigo Ordenes.  

Según la autoridad, dicho decreto “permite flexibilizar los procedimientos, poder hacer redistribución de recursos para ir en ayuda de los afectados, y poder gestionar nuevos recursos para ir en ayuda de nuestros agricultores a nivel regional”.

En ese sentido, la intendenta Lucía Pinto reconoció que por estos días “el sector agropecuario de la región atraviesa por un momento complejo a raíz de la condición de déficit hídrico que se ha prolongado por la falta de precipitaciones” por lo que, tras la toma de antecedentes de la situación, “hemos tomado la decisión de solicitar al Ministro Antonio Walker, que la región pueda ser declarada como Zona de Emergencia Agrícola, con el objetivo de levantar líneas de acción, que nos permitan responder a las necesidades planteadas por el sector silvoagropecuario” indicó.

ZONA DE CATASTROFE

Desde el ámbito parlamentario en tanto, el diputado Matías Walker, solicitó como medida anexa, que la región sea declarada además como “zona de catástrofe” por la sequía, respaldando algunas peticiones de alcaldes de comunas rurales al respecto.

“Lo que permite la declaración de zona de catástrofe son recursos frescos para la región, poder liberar dinero para apoyar la agricultura familiar campesina, a los usuarios de INDAP, a los que no son usuario de INDAP, sobre todo a los crianceros”, dijo el parlamentario.

El parlamentario aseguró que “estamos enviando un oficio al Ministro del Interior (organismo que tramita la declaración de Zona de Catastrofe), a la Intendenta de la Región de Coquimbo y al Ministro de Agricultura, con el objeto que se declare, tal como lo hemos logrado en otros años, zona de catástrofe por sequía en la 15 comunas de la región de Coquimbo”.

Walker dijo que corresponde atender el llamado que han hecho los alcaldes, para que esta declaración se haga efectiva, sobretodo en la provincia de Limarí y la provincia del Choapa, que son las más afectadas por este fenómeno. “Nos vamos a reunir esta semana con crianceros que están muy afectados por la falta de pasto para sus animales”, puntualizó.

Agregó que considerando el problema que provoca la escasez de precipitaciones, “esperamos que se pueda o emitir una declaración de zona de catástrofe, o de zona de emergencia agrícola, pero algún instrumento que permita liberar más recursos para atender a todos los afectados por esta sequía” concluyó.

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

X