Crédito fotografía: 
El Ovallino
Entre los siniestros de mayor magnitud, Monte Patria se vio afectada por cinco incendios, donde el ocurrido en el sector El Coipo representa el 97% de la superficie perjudicada de la comuna, afectando 120 hectáreas.

Valentina Núñez / Provincia de Limarí

 

La región de Coquimbo es una las más afectadas por la desertificación y la sequía, que sumada a los efectos del cambio climático, con períodos estivales más calurosos, afecta directamente a la vegetación, resecándola y predisponiéndola a arder ante la presencia de una mínima fuente de calor. En la provincia de Limarí, la comuna de Ovalle es la que concentra el mayor número de incendios forestales, con un 71% durante el período 2021-2022.

De acuerdo con los antecedentes proporcionados por la Corporación Nacional Forestal, Conaf, hasta el día 17 de julio del presente año han ocurrido 24 incendios en Limarí, un 17% menos que la misma fecha durante la temporada anterior. Sin embargo, ha habido una mayor cantidad de superficie afectada, con siniestros más grandes y potentes, llegando a cubrir un total de 195.96 hectáreas, 19% más en comparación al período anterior.

En relación a lo anterior, Monte Patria se vio afectada por cinco incendios, donde el ocurrido en el sector El Coipo representa el 97% de la superficie perjudicada de la comuna, afectando 120 hectáreas, mientras que en Punitaqui, el siniestro en La Granjita afectó 40 hectáreas.

En relación a las causas del incremento del área afectada de los siniestros, el director regional de Conaf Coquimbo, Patricio González, señaló que “para los dos grandes incendios de la Provincia, La Granjita y El Coipo, además de la sequía, se sumó la topografía como un nuevo factor, ya que ambos incendios ocurrieron en cuencas de río con predominancia de vientos locales y abundante vegetación reseca, que facilitaban el avance del fuego”.

 

Medidas de mitigación

 

Los incendios forestales generan un impacto ambiental, social y económico negativo, razón por la cual organizaciones eficaces en su gestión de control como Conaf, han debido poner en marcha acciones orientadas principalmente a actividades de prevención y combate. En la provincia de Limarí se instaló una pista de carguío de agua para aeronaves de ala fija y se coordinó un avión Dromader con condiciones de Botón Rojo extremo en el aeródromo Tuqui en Ovalle.

Con respecto a las acciones de prevención de incendios forestales en los últimos cinco años, el representante de Conaf, indicó que “hemos tomado medidas como la aplicación del Programa Comunidad Preparada Frente a Incendios Forestales en las comunidades de Caleta El Sauce, Lorenzo Peralta, Peral Ojo de Agua, Cerro Blanco, Peñablanca y El Maitén; se ha capacitado a 33 docentes y se han implementado cuatro planes de prevención comunal en Ovalle, Río Hurtado, Monte Patria y Combarbalá, además de la eliminación del combustible vegetal”.

 

Incendios y agricultura

 

Los incendios forestales generan un daño ecológico y medioambiental, aquejando profundamente la flora y fauna de la provincia. Para el Secretario Regional Ministerial de Agricultura, Hernán Saavedra, es importante maximizar los esfuerzos para prevenir la ocurrencia de incendios forestales, debido principalmente a las grandes pérdidas generadas.

En relación a lo anterior, el seremi de agricultura señaló que “es preocupante el incremento en la superficie quemada que existe en la región, debido a que genera mayores pérdidas comerciales para los agricultores que puedan haberse visto afectados. Además se pone en riesgo infraestructura crítica, en términos de combustible y en términos de vegetación. En ese sentido, es fundamental poner énfasis en la prevención, porque se está perdiendo un importante valor ambiental, dado que existe muy poca vegetación verde en la zona”.

La ocurrencia de incendios forestales está directamente relacionada con la acción del hombre, ya sea de forma intencional o no. Las causas naturales tienen una incidencia muy baja, por lo tanto la prevención y el compromiso de la comunidad son claves para evitar este tipo de siniestros.

“Hacemos un fuerte llamado a la prevención y a la denuncia de malas prácticas en el uso del fuego. Invitamos a la comunidad a que se informe, para no caer en conductas riesgosas que lamentablemente terminan en pérdidas materiales e incluso podrían terminar con pérdidas de vida humana”, indicó, Hernán Saavedra.

Para prevenir los incendios forestales y actuar con rapidez cuando estos comienzan, es necesario hacer las denuncias apenas está iniciando el siniestro. Para ello se debe llamar a los números disponibles para ese tipo de coordinaciones, que son el 130 para Conaf, el 132 para Bomberos y el 133 para Carabineros.

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

Máster Gratuito en Marketing Digital