Crédito fotografía: 
Archivo El Ovallino
Uno de los hechos que retrasa el desarrollo de las comunas rurales son los contratos de obras que se liquidan por anticipación, ya sea porque la empresa contratista se declara en quiebra o porque no alcanza a entregar los trabajos en los plazos contractuales. Desde la Seremi de Obras Públicas informaron que en la actualidad hay cuatro de estos casos dentro de la Provincia del Limarí, uno de ellos relacionado a vialidad, mientras los otros tres son con respecto a obras hidráulicas.

Por Luciano Alday Villalobos / Provincia del Limarí

 

Cada cierto tiempo se conocen casos de obras que quedaron inconclusas, sobre todo en sectores rurales, lo que provoca retrasos en la modernización y en el desarrollo de las comunas y localidades.

Estas situaciones se generan a través de contratos que se liquidan por anticipación, ya sea porque la empresa a cargo de la obra se declara en quiebra o bien porque no alcanza a entregar los trabajos en los plazos contractuales.

Desde la Seremi de Obras Públicas informaron a Diario El Ovallino que en la actualidad hay cuatros de estos casos dentro de la Provincia del Limarí, uno de ellos relacionado a la vialidad, mientras los otros tres son con respecto a obras hidráulicas.

 

Camino casi terminado

 

En la actualidad, la Provincia del Limarí solo registra un contrato de la Dirección de Vialidad que fue liquidado anticipadamente, y este fue por declaración en quiebra de la empresa contratista.

Se trata de las obras de conservación de 9 kilómetros de la Ruta D-681 en la comuna de Punitaqui, lo que une los sectores de El Peral, El Llanito y La Higuera.

“Estas obras de pavimentación de camino básico llevaban un 85% de avances cuando la empresa a cargo de las obras, solicitó a fines del 2021, poner fin al contrato por problemas económicos. A través de la Dirección de Vialidad estamos analizando la modalidad que nos permita ejecutar este año las obras pendientes”, puntualizó el Seremi de Obras Públicas, Javier Sandoval.

 

APRs afectados

 

Por otro lado, desde la Seremi de Obras Públicas informaron que se liquidaron de forma anticipada dos contratos de obras de conservación para algunos sistemas de agua potable rural de Monte Patria y Ovalle.

Ambos contratos debían finalizar a fines del año pasado, pero “por diversas dificultades no pudieron cumplir con el plazo contractual”.

“Dichas iniciativas no contemplaban fondos de arrastre 2022, por lo tanto, se tuvieron que liquidar anticipadamente. Sin embargo, agilizamos las gestiones para poder retomar las obras pendientes en estos trabajos y ya contamos con los recursos que nos permitirán licitar y ejecutar estas obras durante este año. Acá hay que recalcar los sistemas de agua potable rural involucrados en estos contratos, se encuentran operando, ya que se trata de obras complementarias que mejoran su actual funcionamiento”, puntualizó el Seremi Javier Sandoval.

Por último, está uno de los casos más emblemáticos y también de mayor antigüedad. Se trata del proyecto de ampliación del APR de Sonora Los Acacios.

Este caso se arrastra desde el año 2019, cuando el contrato fue liquidado anticipadamente por problemas de la empresa contratista. Desde la Seremi de Obras Públicas informaron que se cursaron las multas correspondientes por incumplimientos y que en la actualidad se ejecuta un nuevo contrato que está en la última etapa de las obras de ampliación, cercano al 90% de ejecución.

“Además, ya contamos con la aprobación de los recursos para licitar un último contrato que nos permita reponer e implementar las obras eléctricas del sistema de APR, las que fueron dañadas por un accidente vehicular que afecto a dichas instalaciones”, agregó la autoridad regional.

Estos daños mencionados a las obras eléctricas ocurrieron durante un desbarrancamiento de un bus en la Ruta D-45 a finales del año pasado.

 

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

X