Crédito fotografía: 
Cedida
Tras más de un mes sin recibir su sueldo, cinco trabajadores de la empresa Ingeniería Inmobiliaria e Inversiones Sicall S.A., acudieron a la inspección del trabajo para dar cuenta del hecho y al regresar, fueron despedidos.

Irregularidades en las condiciones laborales, no pago de sueldos e incumplimiento de contrato, son algunas de las denuncias que realizan cinco ex trabajadores de la empresa Sicall S.A. La inmobiliaria actualmente se encuentra a cargo de una obra de construcción en la plaza de la localidad de Pichasca en Río Hurtado, trabajos que tendrían que haber sido entregados en el mes de septiembre de este año, pero hasta la fecha aún siguen sin terminar.

Tras el retraso del pago del mes de noviembre y luego de insistentes consultas hacia la empresa sobre la fecha de pago, cinco de los trabajadores de la obra decidieron acudir a la Inspección del Trabajo para regularizar la situación.

“El reclamo consistía en el no pago del mes de noviembre que nos venían adeudando, es por eso que nosotros le dijimos al señor residente (encargado de la obra) que había entrado como hace dos semanas. Le preguntamos a él: Señor José Luis, qué respuesta nos tiene de cuándo nos van a cancelar nuestros sueldos, y el textual me dice ‘yo vengo a ver la obra a mí no preguntes huevadas’, yo no tengo nada que ver con sus sueldos me respondió”, declara una de las afectadas.

Pedro Marín, lleva un año trabajando junto a la empresa aludida, señala que al momento de ser desvinculado recibió malos tratos, “A nosotros nos despidieron por haber ido a la inspección, fue nada más que eso. Él (encargado de la obra) nos canceló solo de palabras el día 25 de noviembre y hasta la fecha no hemos recibido ningún documento que acredite nuestro despido, el finiquito o el sueldo que se nos debe de hace más de un mes”,

Cansados del incumplimiento de parte de la empresa, decidieron realizar el reclamo. “Ellos nunca se regían por el contrato, ellos llegaban y pagaban en la fecha que querían. Los pagos eran los 5 y los 20, pero en octubre a nosotros nos pagaron el día 30 solamente la quincena, y el 5 nos pagaron 100 mil pesos más y el día 7 lo otro. Los pagos siempre eran por cuotas y quién puede vivir así”, expresa Marín.

Luego de realizar los trámites correspondientes en la Inspección del Trabajo, los cinco trabajadores tuvieron complicaciones. “Esto gatilló que el día lunes ya comenzó a tratarnos mal, a provocarnos a los trabajadores y el día martes nos despidió”, indicó una de las trabajadoras.

Mediante los trámites realizados en la Inspección del Trabajo en Ovalle, el pasado 10 de diciembre la empresa fue citada por el organismo público para realizar un comparendo y lograr el acuerdo de pago con los trabajadores desvinculados.  “Ellos no se presentaron al comparendo, no llegaron y desde la Inspección nos dijeron que iban a ser multados”, indicó un tercer afectado.

Los próximos pasos a seguir en el proceso es acudir al municipio de la comuna para que pueda regularizar la situación. “En este caso, como la Municipalidad de Río Hurtado es la encargada del proyecto, debemos acercarnos a ellos y entregar todos los antecedentes para que ellos hagan efectivo el pago a través de un porcentaje de dinero que tiene de la empresa, una garantía y con eso cancelar las deudas que mantiene la empresa con los trabajadores y también sus proveedores”, explica el trabajador.

Así lo afirma el director de Obras del municipio de Río Hurtado, Freddy Aguirre, “nosotros como unidad técnica de obra, somos solidariamente responsables ante las deudas previsionales, laborales y todo  eso cuando una empresa falla. Para eso están las garantías de resguardo que están para las eventualidades como son en este caso, deuda a los trabajadores”.

A la vez, el funcionario reconoció el complejo trabajo que se ha desarrollado en la obra de Pichasca, “efectivamente esta empresa no ha sido eficiente en el trabajo que está haciendo. La verdad es que hemos tenido muchas complejidades con esta empresa Sicall, con una obra que ha avanzado demasiado lento con los plazos que se contrataron”.

Cuando la Dirección de Obras de la municipalidad solicitó el retiro de un residente técnico por problemas en la obra. “Llegó otra persona, duró 2 a 3 semanas y renunció, de ahí llegó otra persona y también renunció, fue prácticamente por no pago y no tenía el respaldo de la empresa para poder seguir la obra”, señala Aguirre.

MÁS IRREGULARIDADES

No solo existen problemas en el no pago de los trabajadores de la obra, además los afectados acusan no tener las condiciones laborales que corresponden para realizar los trabajos. “No hay un prevencionista, no hay un jefe de obra permanente  a quién hacerle llegar inquietudes o decirle lo que necesitamos en el trabajo. No teníamos implementos de seguridad, no teníamos guantes, zapatos, buzos, agua, un baño decente, un comedor para comer” comenta Marín, uno de los trabajadores despedidos.

Por otro lado, una de las trabajadoras afectadas aseguró que, “el lugar que teníamos para comer, la contraloría lo revisó y lo clausuró, porque estaba lleno de herramientas, estaba sucio. Yo era la auxiliar de aseo y bodeguera,  tenía que llevar cosas desde mi casa para realizar el aseo porque nunca tenía implementos. El señor Guillermo (uno de los afectados) me regaló una escoba para que yo pudiera trabajar”, indicó.

Ante esto, el director de Obras de la municipalidad, declaró que, “a esta empresa le hemos pasado multas por lo mismo (…) Al principio hubo problemas con unos prestadores de servicios, tuvimos una reunión en el Gobierno Regional con el dueño de la empresa Sicall para ver qué pasaba con la empresa, porque veíamos que cada vez más ineficiente en la ejecución del proyecto. Ahí hubo un poco de recuperación, pero ha presentado problemas”, asegura Aguirre.

Ante la compleja situación que ha tenido no solo con los trabajadores y municipio con la empresa encargada de la obra, Aguirre detalló que “esta obra está siento auditada por la contraloría, la cual nosotros ya estamos en esperando la respuesta del informe final”.

A la vez, el funcionario municipal agregó que ante esta situación, “Estamos trabajando para la respuesta de la contraloría, como también ahora estamos viendo qué se determina con esta empresa (…) la estamos citando al municipio para que una; de respuesta a la no presentación del día 10 al comparendo con los trabajadores, como también los problemas de la empresa. El problema es que ha sido muy difícil de ubicar la empresa, ha sido un trabajo muy complejo”, finaliza el director de Obras Municipales Freddy Aguirre.

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

X