Crédito fotografía: 
Archivo
Tras presentar sus alegatos ante el organismo municipal, los vecinos habrían recibido el apoyo de los concejales para solicitar un recurso de invalidación ante el Gobierno Regional

La polémica por la eventual construcción de la Central Eléctrica de Respaldo Cala Morritos en ---, está lejos de terminar, toda vez que esta semana los vecinos y comunidades organizadas de una parte de la costa de la provincia, habrían recibido el espaldarazo de parte de los miembros del Concejo Municipal ovallino para continuar su lucha en contra de la construcción de la planta.

La presidenta de la Junta de Vecinos de Caleta Sierra, y una de las opositoras al proyecto, Katalina Vega, indicó a El Ovallino que estarían más cerca de poder introducir un recurso de invalidación contra las decisiones y autorizaciones ya tomadas.

“Nosotros habíamos enviado una solicitud al municipio para que nos dieran una audiencia con el Concejo Municipal, para exigirles un pronunciamiento por el tema de la planta Cala Morritos, porque hasta ahora no se habían pronunciado”, explicó Vega.

Indicó que la audiencia la habían solicitado en diciembre pasado y que recién este martes 28 fue cuando pudieron ser parte de la agenda municipal.

“Allí expusimos ante el Concejo Municipal que nosotros como comunidad nos sentíamos pasados a llevar, que no nos habían tomado en cuenta para las decisiones, que no habíamos participado en este tipo de decisiones. Allí nos dijeron que ellos por ley no podían hacer mucho, porque los procesos no los involucran mucho a ellos y no tienen competencia en ese caso. Esa fue la explicación que ese día martes nos dio el alcalde”.

Apoyo

Agregó Vega que los concejales advirtieron que no tenían mayor conocimiento del proyecto sino hasta cuando se hizo una protesta al interior del recinto municipal y que sería allí cuando ellos se dieron por enterados.

“Ellos accedieron a apoyarnos  y a acompañarnos en el proceso que vamos a hacer ahora, y por eso necesitábamos dar ese paso. Nosotros estábamos esperando esta reunión para ver si íbamos a tener el apoyo de ellos, por eso este viernes nos juntaremos con los asesores y parte del equipo para ver qué día vamos a presentar el recurso de invalidación ante el Gobierno Regional”, comentó la dirigente vecinal.

Indicó que luego de tener todos los recaudos exigidos, sería a partir de la próxima semana cuando procedan a entregar el recurso de invalidación para que sea estudiado por las autoridades regionales.

Adelantó Vega que quienes se oponen a la construcción de la planta eléctrica de respaldo se han conformado en una agrupación llamada Coordinadora Defensa Costa del Limarí, y que aunque ya cuentan con un borrador del documento, sería este fin de semana cuando le den los últimos toques para garantizar que cumplen con los requisitos y que pueda surtir el efecto deseado.

Explicó que la agrupación la integran varias organizaciones sociales que hacen vida en Caleta Sierra y más de 200 personas de diferentes sectores de la zona costera de la provincia. Las agrupaciones representadas son la Junta de Vecinos de Caleta Sierra, el Sindicato de Pescadores Artesanales y la Asociación Gremial de Caleta Sierra.

“Nuestra organización es muy transversal, hay gente de El Teniente, de La Cebada, de El Palmar, gente de diferentes colores políticos, y de las organizaciones de Caleta Sierra. En la directiva somos como 12 personas, pero en la agrupación en total somos más de 220 personas, por todos aquellos que se han adherido a nuestra causa”.

Desmontando mitos

Por su parte, representantes de la empresa que construirá la planta ya se habían entrevistado a principios de año con el Concejo Municipal donde expusieron su punto de vista sobre la importancia de la planta eléctrica y el poco impacto, a su juicio, que tendría en el medio ambiente.

El representante del proyecto, Julio Hasche, indicó a El Ovallino, a través de un comunicado, algunas de las aseveraciones que la gente da por ciertas con respecto a centrales eléctricas, pero que no necesariamente aplican para todos los casos.

Aseguró que no todas las centrales termoeléctricas son iguales, pero que la gente siempre piensa en centrales generadoras a carbón, que funcionan durante todo el año, en forma permanente y que contaminan el ambiente con humo que deriva en lluvia ácida, contaminando el mar y hasta elevando su temperatura, pero que es una realidad que no aplicaría a Cala Morritos, ya que ésta sería una central de respaldo con motores diesel, que operaría sólo unas pocas horas al año, cuando el sistema interconectado requiere de respaldo.

La central proyectada no emitiría partículas de hollín en el humo, ni genera lluvia ácida, ya que no se instala en zonas saturadas, operando pocas horas al año. Además explicó que no usa agua de mar para enfriar los motores, puestos que éstos tienen  radiadores y sistemas cerrados, igual que cualquier motor. Sólo emanan gases, igual que cualquier motor diesel, que se elevarían y dispersarían en la atmósfera, principalmente donde corre viento,

Mal ejemplo

Indicó Hasche que es falso que se crean zonas de sacrificio, ya que se intentan mostrar los efectos de centrales a carbón, pero en la práctica sería todo lo contrario, porque las centrales de respaldo ayudarían a que en el país existan más centrales de energía renovables.

“Las energías renovables (eólicas y solares) son intermitentes y requieren de otras energías que les permita operar dando estabilidad al sistema. En la región de Coquimbo, en 80 kilómetros hay más de 700 megawatts  sólo de energías eólicas, sin ninguna energía de respaldo. La autoridad chequea la necesidad o no de este tipo de centrales, ya que mantiene una activa participación en el proceso de calificación ambiental a través del SEA en cada región”, indicó a través del documento.

Desmintió que fuera falso que las autorizaciones para este tipo de proyectos se realicen “entre gallos y medianoche”, lo que sembraría dudas respecto al sistema de calificación ambiental que existe en el país.

“Se exige que se realicen Estudios de Impacto Ambiantal en vez de Declaración de Impacto Ambiental, sin conocer la normativa que indica una necesidad u otra. Todo proceso de calificación ambiental es público y toda la información está disponible desde un comienzo para quien quiera analizarla en la página web del SEA. Para eso también se realizan contactos previos con la comunidad próxima al proyecto (máximo a dos kilómetros de distancia)”.

Agregó que los estándares de Chile están dentro de los más exigentes a nivel mundial, al nivel de Estados Unidos y Europa, y que en los últimos años, a diferencia de cómo era hace una década atrás o más, para la confección de una DIA en Chile, se requiere la realización de múltiples estudios ambientales, tales como emisiones atmosféricas, ruidos, turismo, arqueología, medio humano, flora, fauna, hidrología, etc. Los EIA se realizan cuando existe una afectación significativa al medio ambiente y se requiere de medidas de mitigación.

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

X