Crédito fotografía: 
El Ovallino
Durante el fin de semana se registraron al menos dos apagones prolongados, pero según señalan los propios afectados estos no serían hechos aislados.

Al menos dos cortes de luz prolongados se registraron durante el fin de semana en la comuna de Monte Patria.

El primer de ellos ocurrió en la localidad de Chañaral Alto, alrededor de las tres de la tarde del día sábado se vio interrumpido el servicio de electricidad, el cual volvió en una mayor parte de la población a eso de las diez de la noche, no obstante, la espera se prolongó por 24 horas en otras viviendas del sector.

Al otro extremo de la comuna, en las localidades de Las Ramadas y Pejerreyes, el corte se inició aproximadamente a las 16 hrs del mismo sábado, el servicio se mantuvo hasta el domingo al medio día, cuando una vecina del sector bajó a pie hasta Tulahuén para dar aviso del problema, ya que otro de los problemas del sector es la mala señal telefónica.

“Los cortes son muy continuos, esto no es solo de ahora, pasa de hace mucho tiempo, a veces uno alcanza a llamar, pero otras veces no, porque la señal se corta al tiro”, explica Beatriz Rivera, una de las vecinas afectadas en la localidad de Las Ramadas.

En la misma línea, desde la localidad de Chañaral Alto la vecina Feliciana Gutiérrez comenta que “el servicio se corta contantemente, hace como pestañazos, viene la luz y se va, pero de repente es por mucho tiempo, como pasó ahora, en CGE ya están en pleno conocimiento de esto, pero no nos dan mayores explicaciones. Una señora de Tulahuén me contaba que tiene un vecino sin luz hace un mes, eso quiere decir que esto pasa en toda la comuna”.

“Es relativa la frecuencia de los cortes, no llevo la cuenta, pero pasa seguido, estaría bien si ocurriera cada seis meses por alguna falla técnica, pero es muy reiterativo”, agregó la vecina chañaralina.

A estos imprevistos se les agregan cortes de luz programados en los valles del Mostazal y Río Grande, en donde normalmente los martes se corta el suministro de energía eléctrica para realizar trabajos de mejoramiento que se prolongan en ocasiones hasta por seis horas.

 

Graves consecuencias

 

Los cortes de luz en la comuna han provocado diversas consecuencias materiales para los pobladores de las localidades afectadas.

Beatriz Rivera de Las Ramadas dice que “acá hay muchas personas de la tercera edad y que usan insulina, con los cortes todo eso se pierde”.

Mientras que Feliciana Gutiérrez de Chañaral Alto agrega que “los comerciantes perdemos helados, hielos y todo. Yo trabajo en una botillería, en el último corte afortunadamente una vecina nos prestó luz, de no ser por eso hubiésemos perdido mucha mercadería”.

Poco a poco la paciencia de los vecinos se comienza a colmar, por lo que algunos ya proponen realizar una demanda colectiva en caso de que la situación no cambie.

 

Apoyo a los vecinos

 

Quien ha sido de ayuda para los vecinos afectados es el concejal Nicolás Araya, quien señala ha solicitado al concejo municipal transmitir la preocupación por las constantes fallas a la empresa CGE.

De igual forma Araya colabora con quienes tienen dificultades para realizar sus propios reclamos, “la gente me avisa, me manda una fotito de su recibo y yo les meto el reclamo en el sistema, por eso estoy al tanto de cada uno de los cortes”, explicó.

“Hay vecinos que el fin de semana estuvieron casi 24 horas sin luz, y eso yo creo que es inaceptable, por eso hacemos un llamado a la empresa a que adopte mejores procedimientos para poder entregar un mejor servicio, para nadie es un misterio que estas cosas no ocurren en las grandes ciudades, al menos por tanta prolongación de horas, nosotros como zonas rurales nos merecemos el mismo respeto que Santiago”, sentenció la autoridad montepatrina.

 

Explicación de CGE

 

La Central de Operaciones Zonal (COZ) que posee CGE en la Región de Coquimbo recibió a eso de las 16:11 horas de este sábado 9 de octubre una alerta por equipo afectado en el alimentador Huaquelón de la Subestación Punitaqui, lo que dejó 2.011 clientes afectados en sectores de las comunas de Ovalle, Monte Patria, Punitaqui y Combarbalá. La razón fue la caída de un árbol en infraestructura de la compañía.

Rápidamente se desplazaron los equipos de emergencia, asumiendo la extensión física del evento. Para ello, se necesitaron brigadas compuestas por una guardia apoyo SAE, una brigada apoyo empresa colaboradora y dos móviles de apoyo de la Delegación Ovalle de CGE.

Este despliegue técnico y humano permitió a eso de las 21:02 horas recuperar a 1.611 clientes. En tanto, que a las 21:04 se logró reponer el servicio para otros 399 clientes. Tras ello, las maniobras se extendieron hasta pasada la medianoche, logrando a las 00:51 horas reponer el servicio para el último cliente afectado, normalizando el evento de un 100%.

En tanto, al día siguiente y a eso de las 07:41 horas, se produce un nuevo evento en una estructura de distribución que, hasta el cierre de este reporte, no había sido posible esclarecer su causa. Esta vez, el incidente se concentró en el sector de Chañaral Alto en Monte Patria, afectando a 153 clientes. Una brigada trabajó en la restitución del suministro, lo que sucedió a eso de las 15:55 horas.

“Como compañía lamentamos este tipo de hechos que afectan el servicio que le entregamos a los más de 71.600 clientes que tenemos en la provincia de Limarí, pues sabemos de la importancia que posee la distribución eléctrica y el rol que cumple en la calidad de vida de miles de familias limarinas, especialmente la de aquellas de sectores más alejados”, declararon desde la empresa.

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

X