• Vecinos de población El Olivo de Tuquí se organizan para enfrentar delitos
    Vecinos de población El Olivo de Tuquí se organizan para enfrentar delitos
Los habitantes del sector exigen además la instalación de luminarias en el sector, puesto que la sensación de inseguridad durante las noches y en la madrugada es cada vez mayor

Durante la tarde de este sábado, una docena de vecinos de la comunidad El Olivo de Tuquí en las afueras de Ovalle, se reunieron con personal de Policía de Investigaciones (PDI) y Carabineros para comenzar una serie de medidas a modo de enfrentar la serie de hechos delictivos en la localidad. En la instancia, dieron a conocer su malestar por la poca presencia de personal policial frente a los reiterados robos y ataques incendiarios a sus viviendas, donde ya se encuentran gestionando una serie de visitas con autoridades para detener de raíz este tipo de situaciones.

Según Iván Vega Pedraza, presidente de la junta de vecinos El Olivo de Tuquí, constituido por cerca de 120 vecinos, destacó la sensación de inseguridad en los habitantes durante estos últimos días. “Nos encontramos en una posición indefensa, con miedo en cuanto a la seguridad misma de las personas. Tenemos un problema grave con bombas incendiarias a casas, con desalmados que no sé que pretenden con eso, valiéndose de la oscuridad de este sector que no tiene iluminación. Además hay carreras clandestinas, violaciones de moradas, entonces ante esas situaciones quisimos que las dos policías nos apoyaran y tomaran en cuenta que nosotros realmente creemos en las policías y el Gobierno Regional pero necesitamos más presencia policial”.

Por parte del Subcomisario de la PDI Álvaro Cortés, para la institución “es un acercamiento tremendo a la comunidad, sobre todo con estas localidades rurales que quedan un poco alejadas del sector centro de Ovalle. Poder escuchar a estas personas, poder recibir sus inquietudes, sus problemáticas. De repente hay muchas personas que no han denunciado y efectivamente este tipo de reuniones sirve, para conocer si han sido víctimas de delitos, si tienen miedo, temores y nos sientan más cerca de ellos”.

Junto con ello hizo un llamado a los vecinos de la localidad y de otros sectores a dar cuenta a las policías en caso de ser víctimas de delitos. “Denuncien estos hechos, ya que es la única forma en que la autoridad puede tomar conocimiento y se puedan realizar los procedimientos policiales que van a ir directamente a la identificación de estos autores y con eso provocar una sensación de seguridad dentro de los vecinos”.

Francisca Rojas es parte de la familia que se vio atacada la madrugada del martes recién pasado con artefactos explosivos, que los dueños de la vivienda calificaron como bombas molotov. Al respecto, la afectada señaló que “nosotros estábamos durmiendo y como a las 4 de la mañana mi padre se despierta porque había fuego en el patio, sentimos el ruido, entonces cuando salimos a mirar había un auto que amparado por la oscuridad no se veía nada. Entonces se prendieron tres botellas y explotaron y una quedó debajo del auto, y gracias a dios no explotó sino las consecuencias hubiesen sido peores”.

Referente a lo que más urgentemente necesita la población, es “luz, porque se han metido a robar. Ahora sufrimos un ataque incendiario, en la mañana sale gente. Ni Dios quiera que les pase algo, nadie se daría cuenta por la poca luz que hay. Quedamos más tranquilos, porque en realidad supimos varias cosas que no sabíamos. Por ejemplo, que teníamos que hacer una denuncia formal, para que esto pudiera tener resultado. Ahora nos aseguraron que iban a apoyarnos a nosotros con mayor luminaria, que necesitamos harto y sobre todo que aseguraron más patrullajes para nuestra seguridad”.

José Patricio Menares, desesperado por hurtos en la zona, recalcó que “dos robos he sufrido. Mi casa estuvo media hora sola ese día y en ese tiempo se entraron a robar, y entraron tres tipos, en un auto azul pararon en un callejón y un vecino paso por el lado pero no se percató de la patente y se robaron todas las cosas de la casa. Lo que más necesitamos es que se den más vueltas carabineros, pero los individuos se esconden igual. Las luminarias igual nos faltan, sobre todo cuando las señoras que tienen niños chicos van a dejar a sus hijos al colegio y se van como a las 7 de la mañana y está muy oscuro”.

En comparación al índice de hechos policiales actuales con épocas pasadas, subrayó que “años antes había poca gente y no robaban tanto, ahora roban mas. Como hay más gente que vive aquí, el aumento de población igual ha influido. Aparte, como no hay mucho trabajo, la gente se pone más a robar”.

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

X