Crédito fotografía: 
Roberto Rivas Suárez
El funcionario hizo un balance de los proyectos que están próximos a iniciar su construcción y repasó la importancia de las entidades patrocinantes a la hora de alcanzar un subsidio

De los más de 20 comités procasa que se han organizado en Ovalle en los últimos años, al menos ocho estarían muy cerca de ver cristalizado su sueño de un hogar propio en proyectos que se construirán en los predios del Liceo Agrícola. El resto estaría buscando los requisitos para poder consolidar su proyecto.

“El déficit habitacional lo estamos abordando de una manera muy técnica. Yo siento que el déficit es más un rumor que una realidad. Nosotros en estos momentos estamos construyendo 884 viviendas, y de aquí al 2022 vamos a construir un total de 2300 soluciones habitacionales. Lo que es importante si consideramos que el déficit de toda la región es de 16 mil viviendas”, explicó a El Ovallino el director regional de Serviu, Oscar Gutiérrez.

Integración social

Señaló Gutiérrez que la mitad de las viviendas que se están construyendo actualmente son de integración social, lo que quiere decir que en el mismo loteo vivirá gente de clase media, pero también quienes reciban el subsidio básico solidario.

“La integración social significa que todos podemos vivir juntos y no segregarnos. Y no puede haber una diferencia entre una y otra. Lo único es que para adquirirla una tendrá un aporte de ahorro, un aporte hipotecario, y la otras es que es para las familias más vulnerables de Chile y quedarán sin deuda, pero la casa reúne las mismas condiciones, que es la idea de la integración social, que vino para quedarse”.

Consultado acerca de la importancia de los comités y la empresa patrocinante, aseguró que la institución se hace cargo del comité una vez que ingresan el proyecto.

“Muchos de ellos tienen la necesidad habitacional, pero no han ingresado un proyecto, porque ellos tienen que asociarse a través de una entidad patrocinante, de las cuales hay buenas y malas hay buenas que andan rápido, y hay otras que no avanzan nunca nada”, aseguró Gutiérrez.

Relató el caso de una empresa patrocinante llamada 3L que se declaró en quiebra y dejó a varios comités con sus carpetas en la mano. Al menos 600 viviendas se encontrarían paralizadas en toda la región tras la declaratoria de quiebra de la empresa.

“Yo creo que parte del trabajo de los interesados es escoger una buena entidad patrocinante, de las cuales nosotros tenemos un listado, porque si no, hay unas que pueden pasar más de 15 años y no avanzan lo cual es muy común. Y peor aún aquellos que confían en una entidad que termina estafando a los interesados y llevándose sus ahorros”, mencionó Gutiérrez, afirmando que cuando la gente se apoya en Serviu para levantar su proyecto los trámites resultan mucho más eficaces.

Destacó que cuando una Entidad Patrocinante deja de cumplir  con los requisitos de responsabilidad, se le saca de la lista de las que merecen ser recomendadas.

“Tenemos que tener buenos proyectos, porque cartera de subsidios no tenemos. Así que los buenos proyectos contarán con subsidio, los malos proyectos que vienen cojeando no consiguen financiamiento”.

Terrenos disponibles

Con respecto a los terrenos con los que podrían contar para desarrollar nuevos proyectos, destacó que hay actualmente una mesa de trabajo entre los ministerios de Bienes Nacionales y Vivienda, que estudia el tema de los terrenos que vayan en beneficio de los proyectos sociales.

“Aquí hubo una intervención del Presidente hablando con los dos ministerios y nos dio la indicación de que los proyectos sociales tuvieran prioridad. Porque la escasez de terrenos en la región es una limitante para nosotros, y esta sinergia entre las instituciones nos permitiría a nosotros poder acceder a los terrenos de Bienes Nacionales para poder construir viviendas”, puntualizó el funcionario.

 

 

 

 

Contenido relacionado

- {{similar.created}}

No hay contenido relacionado

Cargando ...

 

 

 

 

 

 

 

 

X